Logo Hobbyconsolas.com
Logo HobbyCine

Crítica de Disco, Ibiza, Locomía, una película colorida, festiva y reivindicativa en clave de gamberro biopic

Disco, Ibiza, Locomía

Crítica de Disco, Ibiza, Locomía, el biopic de la banda dirigido por Kike Maíllo y protagonizado por Jaime Lorente, Blanca Suárez y Alberto Ammann. Estreno el 17 de mayo de 2024.

Hay vasos comunicantes entre películas como Te estoy amando locamente o Milly Vanilli: Girl Yoy Know Is true y Disco, Ibiza, Locomía, el biopic de la banda dirigido por Kike Maíllo (Eva) que se esfuerza por lidiar con diferentes aspectos, pero es siempre una propuesta luminosa, reivindicativa e incluso con un toque de humor.

Comparten el espíritu reivindicativo de la diversidad, el retrato social de una época y cierto nivel de descaro, además del descenso a los infiernos.

Desde el principio sabemos que la narración es poco fiable y que lo que vamos a ver no siempre se corresponde con la realidad, sino que hay dramatizaciones para hacer más atractiva la cinta. Así que hay que coger muchos detalles con pinzas y acudir a algunas fuentes mucho más sólidas, como son los propios protagonistas de la historia.

En este sentido, es casi de visionado obligatorio el documental de tres episodios Locomía, de 2022, disponible en Movistar Plus+ en el que se abren las carnes. Son obras que se complementan a la perfección e incluso tienen una estética similar.

Sobreimpresiones, recortables, texturas superpuestas a las imágenes, pequeñas piezas de animación y asiduas rupturas de la cuarta pared sirven para darle color y contexto a una película que a veces recrea con imágenes de archivo los sucesos conocidos y emitidos en televisión o actuaciones del grupo.

Enorme, por lo tanto, el reto de los protagonistas, especialmente el de Jaime Lorente en el rol de Xavier Font y Alberto Ammann como el productor musical José Luis Gil. A día de hoy ambos siguen alimentando la misma guerra que se saldó con el final de Locomía justo cuando estaba a punto de irrumpir en el mercado estadounidense. El proyecto murió cuando estaba en la cresta de la ola.

La serpiente y los dragones

Disco, Ibiza, Locomía se vale del clásico ardid de reunir a los protagonistas del relato frente a un tercer oyente para hacer flashbacks en los que se recrean las vidas de los integrantes del grupo por una parte y de su adversario y en otros tiempos manager musical José Luis Gil.

Lo que se pone sobre la mesa no es tanto quién fundó el grupo porque la autoría "intelectual" y la imagen es claramente obra de Xavier Font (aunque el nombre en sí se lo dio Gard) sino quién es el dueño de la marca, en la medida en que en el año 92 los miembros incurrieron en incumplimiento del contrato y Gil se quedó con los derechos, que a día de hoy sigue detentando.

 

El caso es que esto nos permite navegar por las relaciones sentimentales, sexuales y creativas de los componentes del grupo y comprender así sus rencillas internas (especialmente sonada la de los dos hermanos Font y los episodios de celos) y el detonante de que perdieran el impulso justo en el momento dulce en el que sus carreras despegaban.

Disco, Ibiza, Locomía no busca tanto la mímesis física (hay parecidos razonables y buenas caracterizaciones, pero sin que se perciban como disfraces) como quedarse con la energía de las personas reales que se muestran. Incluso en el caso de celebridades como Freddy Mercury, Tina Turner o Julio Iglesias. 

También y más importante aún, es útil para comprender la idisincrasia del país en ese momento, el caldo de cultivo artístico y la permanente necesidad de innovar y desmarcarse de lo ortodoxo.

En suma cómo Locomía terminó convirtiéndose en un referente para la libertad con la paradoja de que sus miembros estaban siendo sometidos a un riguroso marcaje para no perder ventas comerciales.

Un proyecto cinematográfico como Disco, Ibiza, Locomía, requería una cierta dosis de locura que le han sabido insuflar desde el guión escogiendo de forma muy acertada los hitos para la agrupación, desde el primer salto a Ibiza, hasta el contrato en KU y luego la parte musical, muy exitosa que los catapultó a la fama y a una gira iberoamericana brutal hasta hundirlos en su propia ambición.

VALORACIÓN:

La película, alegre y emotiva, es un gran homenaje al grupo y también un esclarecedor relato de lo que lo llevó a desaparecer: guerras de egos y una proyección en el mercado americano truncada.

LO MEJOR:

El carácter luminoso de la película y que inmortalice Locomía como un referente de modernidad en una España que se quería abrir al mundo.

LO PEOR:

Tiene muchas concesiones a la ficción que endulzan la realidad.
Hobby

70

Bueno

Descubre más sobre , autor/a de este artículo.

Conoce cómo trabajamos en Hobbyconsolas.