El gran showman
Análisis

Crítica de El gran showman con un entregado Hugh Jackman

Por Raquel Hernández Luján

Crítica de El gran showman (The Greatest Showman), dirigida por Michael Gracey y protagonizada por Hugh Jackman, Michelle Williams y Rebecca Ferguson, entre otros. En cines a partir del 29 de diciembre.

No se estila ver musicales con la energía de El gran showman, una película que comenzó a gestarse antes de que La ciudad de las estrellas. La La Land viniera a reposicionar al musical dentro de la industria cinematográfica. En su visita a Madrid para promocionar la película, Hugh Jackman nos habló precisamente del momento que vive el showbusiness, una suerte de "Edad de Oro", en la que los creadores tienen más acceso que nunca a los medios para trasladarnos historias emocionantes como ésta.

Por qué Hugh Jackman te emocionará en El gran showman

El gran showman lo consigue sobre todo a través de su música con una banda sonora excepcional en la que han participado Benj Pasek y Justin Paul que repiten el exitazo tras La La Land generando una lista de canciones de una potencia maravillosa.

Acompañando a Hugh Jackman encontraremos a Zac Efron, Michelle Williams, Rebecca Ferguson o Zendaya, entre otros, pero si me apuráis encuentro más fluido el diálogo de esta película con Moulin Rouge en su voluntad por actualizarse y darle una impronta pop a sus temas.

¿De qué va la peli?

El gran showman es un musical que celebra el nacimiento de la industria del espectáculo en una época en la que el entretenimiento de calidad a duras penas llegaba a las masas y cuenta la historia de Phineas Taylor Barnum (1810-1891), un visionario showman y empresario circense que surgió de la nada para crear un espectáculo que se convirtió en una sensación mundial.

Cuando conocemos a Barnum (Hugh Jackman) acaba de perder su trabajo de oficinista porque la empresa para la que trabajaba se ha ido a la bancarrota. Deseoso de ofrecer a su esposa Charity (Michelle Williams) y a sus dos hijas la vida que siempre les había prometido, Barnum se embarca en un proyecto colosal: crear un gran y asombroso espectáculo circense. Para ello, buscará artistas únicos, desde enanos, a mujeres barbudas, equilibristas y toda clase de imaginativas tretas. Su lema: para hacer algo nuevo hay que hacer algo poco convencional. 

Un biopic que no es un biopic

El problema de la película es de concepto, a mi parecer. Se inspira en la vida de PT Barnum, el empresario conocido como el creador de "el mayor espectáculo del mundo" y asienta en los momentos claves de su vida un trampolín desde el que lanzar mensajes muy positivos como el de la igualdad, el de la aceptación de la diversidad o la reivindicación de la individualidad. También de valores clásicos como la familia, el amor y la amistad.

Esto hace que el espectador pueda tener algunas dudas de calado: ¿es un relato biográfico? No, no lo es: hay pasajes de la vida de Barnum omitidos y otros han sido edulcorados de tal forma que la película es tremendamente blanca (rozando en ocasiones puntuales lo cursi). Por otra parte, eso supone una apertura inmensa para el gran público que sobre todo en fechas como éstas busca de forma ávida películas aptas para todos los públicos.

Con mucho ritmo

Sin embargo, la música y las coreografías son tan alucinantes que es una cinta disfrutable de principio a fin, sobre todo para los amantes empedernidos de los musicales. Hugh Jackman demuestra estar en plena forma y se acompaña de talentazos como Michelle Williams, Rebecca Ferguson o Zendaya, inmensas las tres en cada una de sus apariciones. Más limitado en su registro interpretativo, Zac Efron sí que demuestra aptitudes para el baile que le hacen merecedor de su puesto en la función.

La imaginación, la puesta en escena, el color y la magia que destilan cada uno de los números musicales es para quitarse el sombrero pero aquí, Gracey demuestra también cierta falta de experiencia: le falla la continuidad con un montaje un tanto sincopado en el que a veces se tambalea el raccord. Todo se perdona ante un espectáculo de semejante calibre, pero no hay que dejar de señalar que a veces la energía y la buena voluntad no son suficientes para alcanzar la excelencia.

Mención aparte merece el diseño de producción en el que se nota que se ha echado el resto: puede que El gran showman no sea una película perfecta y que incluso su arriesgada apuesta musical, que se aleja por completo de lo que se espera de una película que muestra la sociedad decimonónica, a veces choque un poco (sobre todo en el número de Rebecca Ferguson), pero es indiscutible que merece un visionado y que el ritmo te lo vas a llevar puesto.

Secuencias como el dueto aéreo de Zendaya y Zac Efron al compás de "Rewrite the Stars" no tienen precio y Hugh Jackman dándolo todo en temazos complejos y abarrotados de artistas como "The Greatest Show" pone los pelos de punta. Larga vida al musical.

Valoración

Musical ambicioso cargado de mensajes positivos y con una banda sonora potentísima. Admite un visionado familiar en estas navidades.

Hobby

70

Bueno

Lo mejor

La absoluta entrega del elenco, sobre todo de Hugh Jackman, y la imaginación que hay detrás de cada coreografía.

Lo peor

Gracey es un director debutante y se nota demasiado su trayectoria en el mundo del videoclip: a la cinta le falta cohesión interna.

Lecturas recomendadas