Crítica de El hombre contra la abeja: a Rowan Atkinson le cuesta alejarse de la sombra de Mr. Bean

El hombre contra la abeja

Rowan Atkinson le declara la guerra abierta a una insufrible abeja que convertirá el trabajo más sencillo del mundo en un auténtico infierno.

¿Alguna vez se os ha colado en casa el típico mosquito, moscardón o avispa tocanarices que os trae de cabeza? Netflix trae una miniserie que exagerará esas situaciones hasta el extremo.

Hoy llega El hombre contra la abeja, una nueva serie de Netflix con la que Rowan Atkinson espera hacernos pasar un rato divertido.

VIDEO

Tráiler de El hombre contra la abeja, la nueva comedia de Netflix con Rowan Atkinson

William Davies une fuerzas con Atkinson para crear esta miniserie de 9 episodios cortitos y aptos para toda la familia. No todo van a ser dramas de época tipo Los Bridgerton o superhéroes malhablados como en The Umbrella Academy.

Hoy, en Hobby Consolas, os traemos nuestra crítica de El hombre contra la abeja. ¿Conseguirá Rowan Atkinson sacarnos algunas carcajadas?

LA SENCILLEZ ES LA CLAVE

Vamos a partir de la premisa: El hombre contra la abeja presenta a Trevor (Atkinson) como un empleado de una agencia de cuidadores de casas. Trevor es contratado por una acaudalada pareja de millonarios que están encantados de conocerse a sí mismos, interpretados por Jing Lusi y Julian Rhind-Tutt.

La casa que debe cuidar Trevor es de "mírame y no me toques": tecnología por doquier, domótica, sistema de seguridad superavanzado y más obras de arte que en un museo. También está Cupkake, una perra lanuda que se quedará durante las vacaciones de los dueños de la casa.

Estas son las mejores tablets para ver películas y series

Estas son las mejores tablets para ver películas y series

Si sueles ver series cuando viajas o en varias partes de casa, estas tablets pueden ser buenas compañeras para el consumo de entretenimiento.

Ver listado

El trabajo en sí es más sencillo que el mecanismo de un chupete, pero Trevor empezará a encontrarse con problemas en cuanto los dueños se marchan. Una persistente abeja se cuela en la casa y comienza a volver locos a Trevor y a Cupkake.

En este punto, El hombre contra la abeja bebe mucho de clásicos de la animación como El Coyote y el Correcaminos o Tom y Jerry: Trevor buscará las formas más bestias e imaginativas de atrapar y terminar con la abeja. También tiene algunos ramalazos al personaje de Bill Murray en El club de los chalados.

Naturalmente, la casa será la que pague los platos rotos. ROTOS, es la palabra clave en toda la historia.

LA ALARGADA SOMBRA DE LOS PERSONAJES DE ATKINSON

A pesar de que lo intenta, a Rowan Atkinson le cuesta salir de la órbita de los personajes que le hicieron famoso: Mr. Bean, Johnny English y Edmund Blackadder.

Es difícil no ver muchas de las estrafalarias situaciones en las que se meterá Trevor y no ver a estos personajes. No se le puede culpar, si algo se te da bien, saca todo el provecho que puedas.

El hombre contra la abeja incluye una trama secundaria para aportar algo de trasfondo a las necesidades de Trevor para conservar el trabajo. No es demasiado intrusiva y cumple su función.

Películas de Netflix que no conoce absolutamente nadie que te sorprenderán

Moxie

La serie es un continuo crescendo: las situaciones cada vez serán a mayor escala, pero no se limitarán a Atkinson tratando de convertir a la abeja en una mancha en la pared, habrá algunas variaciones. No obstante, no ahondaremos ahí para evitar spoilers.

El último episodio también tendrá alguna sorpresita más que bienvenida que contribuye a un final menos turbio y que despida en mejores términos a los espectadores.

SOLO PUEDE QUEDAR UNO

La premisa sencilla de El hombre contra la abeja nos invita a pasar un rato divertido y sin necesidad de devanarnos la sesera más allá de pensar: "¡Ay, Dios mío!".

Son 9 episodios de entre 10 y 19 minutos (el primero es el más largo), que nos dejan cerca de 1 hora y media de serie. Podemos concebirla como una película, o dosificarla en cada capítulo.

La virtud de este formato de episodios cortos es que podemos consumirlo en trayectos en transporte público o mientras esperamos a alguien, por ejemplo, ya que no es como ver episodios más largos.

Su humor es muy bobo, lo que la hace ideal para ver con los pequeños de la casa, que se partirán de risa con algunas de las hilarantes situaciones en que se mete Trevor.

Si andas buscando una serie con un humor sofisticado, El hombre contra la abeja no es tu serie. En esencia, se trata de un Mr. Bean más locuaz contra una abeja, no hay más.

Netflix ofrece un rato divertido, y cumple con su objetivo. La propia premisa de la serie en sus tráileres no prometía nada más de lo que ofrece. Como hemos dicho antes, no todo tienen que ser tramas retorcidas hasta la saciedad o humor tremendamente ingenioso. En ocasiones, basta con unos cuantos aspavientos y unos trastazos a la antigua usanza para hacernos reír.

FlechaIcono de flecha

VALORACIÓN:

Rowan Atkinson trae a Netflix un poco de humor blanco que nos devuelve a una época más sencilla. Sus situaciones hilarantes y su formato invitan a un visionado ligero y divertido. No obstante, quienes anden buscando algo más sofisticado, quedarán decepcionados.
FlechaIcono de flecha

LO MEJOR:

Su premisa sencilla y su humor ligero la hacen perfecta para toda la familia. Rowan Atkinson no ha perdido su toque.
FlechaIcono de flecha

LO PEOR:

Si andas buscando algo sofisticado, no es para tí. Algunos efectos de animación son un poco... meh.
Hobby

74

Bueno

Y además