Ir al contenido principal
Homecoming
Análisis

Crítica Homecoming, la serie de Prime Video del creador de Mr. Robot

Por Raquel Hernández Luján

Sam Esmail firma la sobresaliente Homecoming, con Julia Roberts al frente de un estupendo elenco. Está disponible en la plataforma Amazon Prime Video desde el pasado 2 de noviembre.

No se le puede ni se debe perder la pista a Sam Esmail, el creador de la serie Mr. Robot, que ha presentado este mismo mes en Amazon Prime Video la serie Homecoming. Él es el encargado del ritmo y la imponente impronta visual de la serie, pero en esta ocasión ha contado con un equipo de guionistas para perfilar el libreto de este thriller, en el que la escritora Cami Delavigne (guionista de Quantico) ha tenido una especial implicación.

Las mejores ofertas de la Semana Black Friday en Amazon

Se trata de una adaptación de una serie podcast producida por Gimlet Media creada por Eli Horowitz y Micah Bloomberg, que contó en su reparto con Catherine Keener, Oscar Isaac, David Schwimmer, Amy Sedaris y David Cross, entre otros. En su traslado a la televisión, toman el relevo Julia Roberts (en su primer papel protagonista en televisión) y su partenaire de La boda de mi mejor amigo Dermot Mulroney, Bobby Cannavale, Stephan James y Sissy Spacek, a quien recientemente hemos visto en Castle Rock.

Hemos visto los diez episodios de unos 30 minutos de duración de media para poder realizar esta reseña, pero hay que señalar que, para nuestro regocijo, la serie Homecoming ha sido renovada por una segunda temporada que se espera para el año próximo. Si el equipo creativo y el cuerpo interpretativo se mantendrá es algo que de momento desconocemos, ya que Esmail está vinculado a un proyecto sin título sobre el Triángulo de las Bermudas y a la adaptación, en forma de miniserie, del clásico de ciencia-ficción de Fritz Lang de 1927 Metrópolis. Amén de que la trama queda bien cerrada, aunque con muchas posibilidades de expandirse contando la historia de nuevos personajes.

¿De qué trata Homecoming?

Heidi Bergman es asistente social en Homecoming, una instalación del Grupo Emergente Geist que ayuda a los soldados veteranos a integrarse en la vida civil. Años después, cuando ha comenzado una nueva vida, un auditor del Departamento de Defensa cuestiona por qué abandonó la iniciativa de forma tan brusca, tratando de esclarecer los términos de una antigua queja.

Cuando acude a Heidi para arrojar algo de luz, comprende de inmediato que hay otra historia detrás de la que se ha contado y decide investigar por su cuenta.

Homecoming es adictiva tanto por la historia que relata como por el contenedor en el que se nos presenta y las capas que contiene. En un principio, si no sabes nada de ella, puedes llegar a pensar que es una serie dramática más que explora el Trastorno de Estrés Postraumático de los veteranos soldados estadounidenses, como ya hicieron películas como El francotirador, Deber cumplido o Billy Lynn por nombrar algunos ejemplos recientes, pero no hay más que ver un par de episodios para darse cuenta de que la serie va a ir mucho más allá. En primer lugar, haciendo algo que estaba también en la base de Mr. Robot como es realizar una dura crítica a la sociedad de consumo, los intereses corporativos y sus tentáculos manejando el poder.

Más allá de eso, ofrece varios misterios que no solo consigue presentar y desarrollar eficazmente, sino que además sabe también resolverlos y, atentos, que hay escena postcréditos que nos da una importante pista de lo que podría suceder en esa próxima temporada que ya esperamos con ganas.

La realización para esta serie de Amazon Prime Video es una verdadera gozada, con impresionantes planos larguísimos, el uso de pantallas partidas, montajes paralelos e incluso el cambio de la relación de aspecto de la pantalla para delimitar en qué momento la protagonista es ajena a una determinada información y a partir de qué momento "recupera la memoria".

No hay decisión técnica que no esté estudiada al milímetro, desde los ambiciosos travellings hasta los planos cenitales o el uso del picado y el contrapicado. Incluso el aire de los plano/contraplano. Esmail es muy diestro jugando con todos estos elementos y especialmente diestro a la hora de introducir la INCREÍBLE banda sonora en el montaje.

En resumen, Homecoming es uno de los ejercicios más estimulantes que han llegado a plataformas en el último año. Puede que en alguna ocasión se pase de dramática, pero sabe beber tan bien de los thrillers de los años 50 como de las últimas tendencias y el mix es de lo más estimulante.

Valoración

Brillante thriller firmado por Esmail en el que la banda sonora y el tratamiento estético son tan importantes como la propia historia y las interpretaciones del elenco que en ella trabaja.

Hobby

90

Excelente

Lo mejor

Lo tiene todo: una trama misteriosa y un pulso narrativo magnífico que sabe aprovechar las pantallas partidas, planos secuencia y montajes paralelos.

Lo peor

Tener que esperar a que se estrene una segunda temporada: el final es perfecto, aunque en momentos puntuales es un pelín dramática de más.

Y además