El incendio
Análisis

Crítica de El incendio, la miniserie protagonizada por David Tennant

Por Raquel Hernández Luján

Crítica de El incendio (Deadwater Fell) creada por Daisy Coulam y protagonizada por David Tennant, Cush Jumbo, Maureen Beattie, Stuart Bowman y Laurie Brett. En FilmIn desde el 19 de mayo de 2020.

Cuatro episodios de unos 45 minutos de media componen la miniserie El incendio, a lo largo de los cuales se desarrolla una historia repleta de recovecos y giros de guión inesperados.

No esperéis de ella un thriller trepidante en el que sea la acción la que guíe la trama, sino más bien un retrato adictivo, reposado y realista de lo que esconde una comunidad aparentemente idílica.

El primer episodio de El incendio, puede que resulte de lo más calmado y corriente, o, al menos, esa es justo la voluntad de la creadora Daisy Coulam: sumergirnos en una ciudad pequeña en la que todo el mundo se conoce y en la que los días transcurren con total normalidad.

Los niños hacen actividades en la escuela, la gente sale a jalear a sus héroes deportivos y las relaciones de amistad entre las familias hacen que los pequeños placeres de la vida como las reuniones en las que los niños corretean libres y los padres charlan de sus asuntos sean cotidianas.

David Tennant da vida a Tom, un médico de cabecera muy querido en un pequeño pueblo escocés, Kirkdarroch, donde vive con su esposa Kate, una maestra de escuela primaria, y sus tres hijas pequeñas. Sus mejores amigos, Jess y Steve, están intentando ser padres, aunque él tiene dos hijos de una relación anterior.

Una noche, tras un trágico incendio en casa de Tom, los cuerpos sin vida de Kate y las niñas son rescatados de las llamas mientras Tom logra salir con vida gracias al esfuerzo de Steve, que le rescata de las llamas in extremis.

La conmoción inicial da paso a la perplejidad cuando se descubre que Kate y sus hijas no murieron en el incendio y que ella seguía tratando de superar una depresión derivada del nacimiento de su última hija. La comunidad empieza a comprender que lo que ha ocurrido va mucho más allá de lo que habían imaginado en un principio.

Lo primero que tenemos que señalar sobre El incendio, ya disponible en FilmIn, es que no es una gran superproducción, ni falta que le hace para lo que quiere contar. En este sentido, no esperéis grandes alardes por parte del diseño de producción que es más bien modesto y ajustado a la finalidad de la serie.

Donde se ha echado el resto, es en la elección del reparto con David Tennant como estrella principal, brillando con luz propia en un papel realmente complejo que os traerá a la cabeza los titulares de sucesos que os han escandalizan cada poco tiempo en los medios de comunicación. 

Lo rodean secundarios excepcionales que consiguen darle a la historia un enfoque poliédrico: nada es lo que parece en un principio, de modo que poco a poco se irá desmontando ese primer episodio gracias a flashbacks, confesiones y errores de cálculo de los personajes, en su voluntad por comprender qué pasó la fatídica noche en la que cuatro personas perdieron la vida.

Destacan dos personajes por encima del resto: Kate, interpretada por Anna Madeley a quien habéis podido ver recientemente en The Crown o Patrick MelroseMaureen Beattie, de Doctors.

Ambas realizan un trabajo excepcional siendo dos polos opuestos en un principio pero mucho menos alejadas a la postre, una vez que se destapa el pastel.

El personaje de Matthew McNulty también nos permite explorar otros aspectos de esta historia, como la necesidad de hablar con los niños para ayudarles a superar la pérdida y acompañarlos en su duelo, normalizando la experimentación de los sentimientos en familia.

Pero sobre todo, El incendio propone algo tan difícil como retratar a alguien con rasgos psicopáticos, carente de escrúpulos, con tendencia al Transtorno Obsesivo Compulsivo, a controlar por completo su entorno y manipular a los demás infravalorándolos hasta el punto de hacer el ridículo.

Para llegar al diagnóstico completo, en el último episodio, hemos sido antes testigos de los síntomas que se van acumulando ante nuestros ojos. Y eso es lo que hará que nos recorra un escalofrío: ¿cuántas figuras depredadoras se esconden a nuestro alrededor? ¿Bajo cuántas fachadas impolutas se esconden monstruos capaces de arrasar con todo?

Valoración

Intriga y drama se dan la mano en una miniserie de cuatro episodios que no sigue un ritmo trepidante, sino que más bien nos remite a la realidad que vemos en los telediarios. Desgarradora y bien planificada, resulta muy impactante.

Hobby

80

Muy bueno

Lo mejor

Las interpretaciones son bárbaras, si bien es David Tennant quien destaca con un papel muy difícil que puede traeros a la cabeza a personas reales.

Lo peor

Hay algún que otro fallo de raccord y detalles en segundo plano poco pulidos. Es muy dura, no recomendamos su visionado en momentos de fragilidad.

Y además