It's a Sin
Crítica de It's a Sin, la nueva serie dramática del creador de Years and Years Russell T. Davis para HBO que sigue a un grupo de jóvenes homosexuales en los 80.

Desde el 23 de enero está disponible en HBO la nueva serie de Russell T. Davis en la que retrata el Londres de los años 80, al que multitud de jóvenes homosexuales de la periferia acudían para buscar un buen empleo, nuevas oportunidades y relaciones más naturales con personas de su mismo sexo.

Arrancamos en el año 81 para irnos desplazando en el tiempo hasta los años 90, avanzando con los personajes en su conocimiento sobre el VIH y el SIDA. It's a Sin no es solo un relato acerca de la enfermedad y el duro mazazo que supuso para toda una generación, desastistida cuando no doblemente victimizada por leyes macabras y una administración inoperante que dejaba morir a personas infectadas por puro desconocimiento sino también una historia llena de capas gracias a personajes poliédricos en los que es fácil reconocerse por su tremenda humanidad.

El visionado resultará devastador para aquellos que hayan tenido que pasar por el trago de "salir del armario" en familias muy conservadoras o que consideren la homosexualidad una enfermedad mental, así como para quienes hayan estado en contacto con positivos en VIH durante estas décadas y vean reflejados sus miedos en la pantalla.

VIDEO

Tráiler de It's a Sin

Ritchie, Jill, Roscoe, Ash y Colin se mudan a Londres para comenzar una nueva etapa en sus vidas. Sus caminos confluirán a medida que su amistad vaya germinando entre fiesta y fiesta.

Mientras que los dos primeros tratan de entrar en el sindicato de actores y conseguir sus primeros papeles interpretativos, Roscoe se mueve en el mundo de la noche y Colin encuentra un empleo en una reputada sastrería.

A su alrededor se mueve una ciudad bulliciosa en la que no hay límites y en la que todos ellos quieren comerse el mundo mientras disfrutan a tope de la vida. Sin embargo, una enfermedad desconocida comienza a golpearles duro: unos piensan que es cáncer, otros que es una enfermedad muy contagiosa diseminada por los pájaros que aún no ha salido de los Estados Unidos. 

Mientras buscan fuentes de información fiables, ven con pavor cómo se multiplican los muertos y las instituciones los señalan con el dedo porque, mayoritariamente, la víctimas son hombres jóvenes y homosexuales.

Las mejores series de HBO España que puedes ver ahora mismo

Las mejores series de HBO España que puedes ver ahora mismo

¿Qué series de HBO merece la pena ver? Hemos indagado a fondo en el catálogo para recopilar las mejores series de HBO España

Descúbrelas

Hay varias películas con las que It's a Sin conversa que pueden resultaros de interés como es el caso de Dallas Buyers Club o 120 pulsaciones por minuto. En ellas también se mostraba el activismo del colectivo gay que trataba de demostrar los intereses de las farmacéuticas por hacer negocio a costa de las vidas de los contagiados, el pavor por la falta de información y la estigmatización de una enfermedad que parecía creada ex profeso para castigar un supuesto pecado además de la soledad de quienes la padecían, abocados a una sentencia de muerte segura.

Al margen de todas estas cuestiones, que se desenvuelven en un paisaje sonoro inmejorable en el que se incluyen grandes hits de la música electrónica de los 80, hay que decir que It's a Sin lo lleva todo un poco más allá, enarbolando un discurso muy conmovedor en torno a la familia elegida: los amigos, que en este caso son el gran baluarte de los protagonistas y, en la mayoría de los casos, su único apoyo.

Pero, aunque It's a Sin es un dramón, hay que decir que también es un canto a la vida, al amor y a la diversión. No hay espacio para hagiografías: la serie no pretende exonerar a nadie (muestra claramente varias confesiones demoledoras), sino más bien abrir conciencias. Cuando una enfermedad se expande de una forma tan brutal dejando un reguero de muertos así, no solo se puede poner la vista en una única causa si no que es necesario analizar el conjunto. Desinformación, rechazo, conductas de riesgo, miedo, hipocresía, incapacidad para afrontar la realidad... son muchos los factores involucrados que complicaron la situación.

Es inevitable señalar también el gran componente nostálgico de la serie: en los primeros episodios se lee claramente un mensaje de añoranza a los tiempos de la despreocupación, en los que la libertad podía costarte muy cara.

En resumidas cuentas, It's a Sin merece mucho la pena. Del elenco de Years and Years solo encontraréis a la actriz Lydia West en un personaje en el que quizás habría merecido la pena ahondar un poco más, pero que es sin lugar a dudas uno de los más generosos y conmovedores de la serie por su increíble capacidad para empatizar con su entorno.

FlechaIcono de flecha

VALORACIÓN:

Poco complaciente y hasta mordaz, It's a Sin muestra cómo una joven generación que buscaba una liberación al mudarse a la capital de Reino Unido vio esfumarse su ingenuidad con la llegada del SIDA. La serie te atrapa con su galería de personajes y por su tremenda emotividad.
FlechaIcono de flecha

LO MEJOR:

El casting de la serie es perfecto. Trasladaa la perfección el pavor desatado por el SIDA antes de que se supiera su origen y forma de transmisión.
FlechaIcono de flecha

LO PEOR:

Hay personajes que no obtienen ningún tipo de redención. Aunque es una serie muy humana, a veces ofrece un retrato cruel de determinados personajes.
Hobby

80

Muy bueno

Y además

It's a Sin (Serie TV)

Argumento:

It's a Sin es una serie británica creada porRussell T. Davies, especialmente conocido por ser el creador y showrunner de Doctor Who en sus primeras cuatro temporadas, así como de su spin-off Torchwood. Protagonizada por el líder y cantante de la banda Years and Years, Olly Alexander, esta comedia dramática se ubica en los años 80 y sigue a t...