Ir al contenido principal
Runaways serie Marvel
Análisis

Crítica de Marvel's Runaways, episodios 1 al 3 - Ya en HBO España

Marvel's Runaways ha comenzado. La nueva serie de Marvel para la plataforma Hulu ha llegado a nuestro país de manos de HBO. Os hablamos de los tres primeros episodios capítulos.

Tenemos nueva serie comicófila de "superhéroes". Se trata de Marvel's Runaways, un título basado en el cómic Runaways, de Brian K. Vaughan (autor de Saga y de Y, el último hombre) y de Adrian Alphona (Ms. Marvel) para Tsunami, el sello adolescente de Marvel de los 2000. ¿La premisa? Bastante simple, pero original. Los hijos de un grupo de supervillanos, conocido como el Orgullo, que está compuesto por aliens, mutantes telepáticos, brujos, viajeros en el tiempo... 

Horrorizados por la profesión de sus padres y el extraño culto que rinden a unas criaturas extradimensionales conocidas como los Gibborim, los seis chicos huyen de casa, tomando prestados algunos de los juguetes de sus progenitores y comenzando a despertar en el proceso los superpoderes inherentes de cada uno de ellos. Sin embargo, la vida de "fugados" pronto se revelará como algo mucho más duro. 

Podéis encontrar la etapa original del cómic de Runaways en el tomo Extra Superhéroes 8: Orgullo y alegría.

La serie de Marvel's Runaways es un título de la plataforma Hulu, que en España emite desde hoy mismo HBO España. Su punto de partida es muy similar al del cómic, con alguna que otra diferencia, tratando de seguir una línea de estética más o menos realista, instituida en las series audiovisuales de Marvel Studios. En la siguiente crítica os hablamos de estos tres primeros episodios.

¿Ha visto a mi superhijo?

Al autor de estas líneas le ha encantado la explícita publicidad de Star Wars Battlefront, con Alex (Rhenzy Feliz), dándolo todo en Endor. Un simpático guiño con el que se separa la década de los 2000, mostrando los ligeros cambios en los hábitos de consumo, la relación de padres e hijos y cómo los primeros aceptan de mejor ganar el "vicio" de su prole. 

Dicho esto, llama la atención la idea inicial de la serie, que muestra a unos papás completamente normales (casi todos), los cuales incluso se preocupan por sus hijos, al margen de su faceta de villanos sectarios. En contraste, resulta muy valorable cómo tanto padres como sus hijos protagonistas están muy bien diferenciados y, como el cómic, reflejan distintos aspectos étnicos del tejido social de Estados Unidos. Algo que, en este sentido, resulta heredero de numerosas películas teen como, por ejemplo, El club de los cinco. Pero, claro, no olvidemos que los chavales en cuestión provienen todos de clases privilegiadas. Son una panda de pijos que van a tener que aprender por las bravas cómo funciona el mundo. 

Este arranque de la temporada 1 de Runnaways resulta eficaz, ya que nos hace empatizar con los chavales, sus problemas y el drama común de una amiga muerta que les une. Eso sí, no esperéis que todo sea llorera o sonrisas. Estos adolescentes no se aguantan ni a sí mismos y son realmente abofeteables. Objetivo conseguido al retratar esa etapa tan complicada de la vida. En contraste, el intento de "normalizar" y de "hacer real" y posible el escenario, resulta funcional y, nuevamente, eficiente, al presentar una premisa fácilmente accesible para el público alérgico a las capas y las mallas (que por otro lado tampoco es el punto de partida del cómic). 

Sin embargo, precisamente el subgénero al que obedece también es un punto flaco. Muchos espectadores encontrarán esta serie como un producto comparable a Riverdale u otras series de corte adolescente pero chungo del momento. De ahí que, si no están interesados en este enfoque, desdeñen este título a pesar de sus bondades. Por otro lado, la idea de los adolescentes superpoderosos de Hulu y HBO compite paralela con The Gifted de Fox, de ahí que en ese sentido este año comencemos a tener algo saturada la parrilla de productos similares. 

Eso sí, uno de los valores principales de la serie es precisamente el retrato de los jóvenes, con un aspecto bastante creíble sobre la realidad. Los chicos de la serie son, en general, gente que bien podrías encontrarte por la calle. Por otro lado, siguiendo la línea trazada por la obra original, sus poderes no están asociados a un estereotipo clásico. Esto es, el hijo de los viajeros en el tiempo no es un cerebrito escuchimizado precisamente, sino que su potencial se orienta hacia un campo más físico... del mismo modo. 

En contraste, los padres de los chicos están muy bien dibujados, con personalidades contrastadas, con numerosas luces y sombras. Tanto es así que aún sabiendo de su vileza es imposible no sentir cierta simpatía hacia ellos e, incluso, entender sus motivaciones, demostrando que hasta los villanos tienen un rostro humano. 

Al margen de esta consideración, como serie hemos de decir que Marvel's Runaways funciona. Tiene algunos agujerillos de guion (nada exagerado), pero que seguramente a los más exigentes acabe molestando. En tanto, hemos de decir que la serie gustará en principio a los fans del cómic original. A pesar de las libertades argumentales que se toman en ciertos momentos, la serie tiene mucha esencia de la obra original, sobre todo a nivel visual, retratando con bastante buen tino a los protagonistas. 

Desgraciadamente, y a pesar de sus puntos fuertes, quizá la relativa fidelidad frente a la obra original sea a su vez un lastre. Y es que si habéis leído el cómic de Runaways, quizá ya sepáis cómo va a acabar todo. Quizá nos llevemos una sorpresa, pero lo dudamos en este punto de la historia. 

Paralelamente, hemos de señalar que el montaje de los primeros episodios está bastante bien y tiene buen tino. El ritmo va como un tiro y la fotografía, sin ser especialmente espectacular, funciona muy bien. El despliegue de poderes y de recursos basados en el CGI están por encima de la media en series de este calado, demostrando una buena inversión de presupuesto. Ojito al dinosaurio, que no les ha quedado mal. Solo os diremos eso.

Buena parte del mérito quizá se deba a que es un producto re-reciclado. En 2008, su creador Brian K. Vaughan escribió el guión de la serie que se pretendía lanzar en televisión. Posteriormente, esta idea se trató de llevar a cine y, finalmente, ha encontrado su hogar en Hulu y HBO España. Vamos, que le ha pasado algo parecido a Jessica Jones y Luke Cage de Netflix, lo cual explica también la maduración del proyecto y que tengamos algo tan interesante entre manos. Además, al César lo que es del César, el reparto es impresionante y su trabajo no deja nada que desear. Eso sí, aunque el doblaje no es de lo peor que hemos oído, nos quedamos con la versión original.

En conclusión, Marvel's Runaways es un producto recomendable. De hecho, podemos decir que es una de las mejores series basadas en un cómic que hemos visto este año. Os la recomendamos ahora que HBO España nos ha dejado el cebo de los tres primeros episodios. Ya desde su arranque la cosa promete mucho más que la malograda Inhumans, posicionándose como un show de más calidad, credibilidad y confianza en sí mismo. Ahora bien, ¿convencerá a los puristas? Esperemos que sí. 

Marvel's Runaways es una serie de Josh Schwartz (The O.C., Chuck) y Stephanie Savage para Hulu, que en España emite HBO España cada miércoles. La serie está protagonizada por Rhenzy Feliz, Lyrica Okano, Virginia Gardner, Ariela Barer, Gregg Sulkin y Allegra Acosta. Esta primera temporada constará en un principio con 10 episodios confirmados. Aún no se ha anunciado una segunda temporada, pero no descartemos que finalmente se lleva a cabo, anunciándose en breve. 

Valoración

Adaptación del cómic book original de Marvel, escrito por  Brian K. Vaughan y dibujado por Adrian Alphona. Buen comienzo de una serie de supers con tono adolescente.

Hobby

81

Muy bueno

Lo mejor

Los guiños y las referencias al cómic. La diferenciación estética de cada protagonista. El reparto y la ruptura de estereotipos respecto a estética.

Lo peor

Algunos agujerillos de guion. La temática adolescente le puede "quedar pequeña" al público que busque algo más. Su fidelidad puede acarrear spoilers.

Y además