Por qué matan las mujeres
Análisis

Crítica de Por qué matan las mujeres, una comedia criminal divertidísima

Por Raquel Hernández Luján

Crítica de Por qué matan las mujeres (Why Women Kill), una comedia criminal divertidísima de Marc Cherry, el creador de Mujeres desesperadas y Devious Maids. En HBO desde el 26 de junio de 2020.

Hacía tiempo que no llegaba a las plataformas una serie tan redonda y bien planteada de principio a fin, que supiera superar las expectativas de la audiencia con audaces giros de guión. Sobre todo moviéndose en el terreno intermedio que hay entre la tragedia y la comedia negra. Por qué matan las mujeres es hilarante cuando quiere serlo, pero también sabe mantener la intriga y sobre todo tocar el corazón con personajes que mantienen diálogos brillantes.

Si os gustaron series tan maravillosas como Mujeres desesperadas o Devious Maids, tenéis una nueva cita con el ganador de dos premios Emmy, Marc Cherry, que ha creado Why Women Kill para deleite de quienes busquen una serie que arriesga en el guión tanto como en el plano formal.

En ella nos presenta a las tres familias que han convivido en un hogar y el impacto que tiene en ellas la infidelidad. Así, nos desplazamos en el tiempo para visitar a un matrimonio en el año 63, otro que se estableció en los ochenta en la misma casa y otro que lo haría en 2019. 

¿Qué tienen en común un ama de casa, una benefactora forrada y una abogada que tiene un matrimonio abierto? En todos los casos un asesinato perpetrado por una mujer de forma directa o indirecta precipitó que todo cambiara. Así, juguetonamente, Cherry nos invita a indagar en lo que ha podido suceder, sin llegar a desvelar quién salió con los pies por delante en cada caso hasta el último episodio de Por qué matan las mujeres.

Como es evidente cada momento tiene asociada su idiosincrasia respecto a la pareja, al rol de la mujer y del hombre en el matrimonio y las convenciones sociales que imperan en lo que se refiere a las relaciones sentimentales y lo que eso supone en muchos ámbitos: desde el médico con enfermedades asociadas en sus orígenes al colectivo homexual hasta el de la reputación, con los prejuicios asociados a las parejas compuestas por miembros de distintas edades o hasta el tema de la exclusividad o el poliamor.

Pero si hay algo que se mantiene en todo momento en un peculiar sentido del humor de modo tal que busca meter al espectador en la ficción de mil maneras. Una de ellas, lanzándole anzuelos en forma de puntos de vista peculiares: un episodio arranca con las declaraciones de los maridos, otro con las de las esposas, otro con el de los testigos y uno incluso con el médico forense que realiza las autopsias. Pero ni siquiera este recurso es previsible en Por qué matan las mujeres: en otras ocasiones el hilo argumental es una canción que alude a las mentiras, el pasional baile del tango o el diálogo interno de las protagonistas con las niñas que un día fueron y albergaban grandes expectativas de futuro.

De nada servirían todas estas triquiñuelas narrativas si los personajes no nos conquistaran de forma casi inmediata. Lucy Liu, para variar, lo borda, pero ojo a la actriz Ginnifer Goodwin, a quien habéis podido ver en series como Big Love o Érase una vez, porque lo suyo es de otro planeta. En general, el casting está realmente inspirado, con Jack Davenport sobresaliendo también gracias a líneas de diálogo afiladas que hacen que sea imposible no rendirse a los pies de su personaje.

Por si fuera poco, a todo esto hay que añadirle una puesta en escena tremendamente colorista en la que un estallido de rosas, amarillos, verdes, rojos y azulones se apropia de la pantalla.

No solo con la finalidad última de hacernos diferenciar los distintos periodos temporales en los que se ambienta cada historia (cada una de ellas con sus peinados y estilismos) sino como elemento recurrente para crear una ficción viva y muy atractiva a nivel visual, que te atrapa la mirada.

En resumidas cuentas, los diez episodios que componen Por qué matan las mujeres resultan adictivos, chispeantes y sorprendentes. Un festín para los sentidos gracias a la plasticidad de las imágenes y la magnífica banda sonora que guía el visionado.

Puede que en alguno de los casos haya quien sepa anticiparse a lo que va a suceder, pero el viaje resulta de lo más interesante, todo un soplo de aire fresco. Y de paso viene a dinamitar un poco también la idea de que a día de hoy tenemos la mente más abierta que nunca... ¡más quisiéramos! 

Valoración

Divertida, emocionante y completamente cautivadora, Por qué matan las mujeres nos lleva de regreso en muchas ocasiones a los mejores episodios de Mujeres desesperadas. Consigue resultar sorprendente con cada giro de guión y tiene un final perfecto. El crimen sería perdérsela.

Hobby

90

Excelente

Lo mejor

El guión, que no da tregua, la colorista puesta en escena, el reparto y lo bien que funciona el montaje con transiciones ágiles y un final bomba.

Lo peor

La historia que se desarrolla en 2019 es menos subyugadora que la de los años 60 y los 80. Incluso a nivel de dirección artística es menos creíble.

Y además