Ir al contenido principal
Monstruo Netflix
Análisis

Crítica de Monstruo: el drama judicial y racial llega a Netflix

Crítica de Monstruo, dirigida por Anthony Mandler y escrita por Radha Blank, Colen C. Wiley y Janece Shaffer. El drama judicial de Netflix está basado en la novela original de Walter Dean Myers y cuenta en su reparto con Kelvin Harrison Jr., Jeffrey Wright, Jennifer Hudson o Tim Blake Nelson, entre otros artistas. El estreno de Monstruo en Netflix España es el 7 de mayo de 2021.

Aaron Sorkin ha traído de vuelta a la palestra el drama judicial con el éxito de su última película, El juicio de los 7 de Chicago, con la que se ha llevado a casa su tercer Globo de Oro al mejor guion y una ristra de nominaciones a los Premios Oscar que se quedaron sin recompensa. Pero no ha sido el único: Netflix ha estrenado Monstruo, una película que lleva buscando su hueco desde el Festival de Sundance de 2018.

Dirigida por Anthony Mandler, el estreno de Monstruo ha llegado de tapadillo, sin portadas que destaquen el contenido ni grandes maniobras de promoción. Es lógico: cine independiente, sin la etiqueta de original de Netflix y en un género delicado para el mainstream.

Monstruo cuenta la historia de Steve Harmon (Kelvin Harrison Jr., a quien conocerás por la excepcional Mudbound o la propia El juicio de los 7 de Chicago), un joven estudiante de 17 años que ha crecido en el barrio de Harlem en Nueva York y sobre el que cae la losa de un asesinato en el que asegura no haber participado. Un chico de raza negra, un estudiante brillante de cine y un juicio en el que se valorarán prejuicios en formato de batalla para decidir si durante el resto de su vida sus ojos cambiarán los 35 mm por los más de 35 barrotes de su celda en prisión.

Monstruo Netflix

El cine de drama judicial siempre ha adolecido de una problemática: el ritmo. Ya sabemos que el mainstream está devorado por los tiempos; estamos en un siglo en el que todo debe consumirse sin masticar, en el que no hay tiempo para la reflexión. Una carrera a la que parece que estás obligado a sumarte o la ingente oferta de contenidos de las plataformas de visionado te comerá antes de que puedas comentar cualquiera de ellos con tus amigos.

En un tiempo en el que todo se desgasta y cae al ostracismo a tantísima velocidad, el drama judicial no parece la mejor opción. Por regla general, hablamos de historias basadas en densos duelos dialécticos en los que el trabajo actoral adquiere un importancia icónica a través de los gestos, las miradas y el reflejo de sentimientos contenidos que no permiten grandes innovaciones con la cámara. Y si le preguntáramos a Anthony Mandler, director que hoy nos trae aquí, nos preguntaría: ¿que no se pueden hacer florituras?

Monstruo Netflix

La nueva película de Netflix, grabada en 2017, consigue convertir una historia absolutamente mundana y sencilla en un drama social absorbente con una atmósfera que su propio protagonista aprobaría. Steve Harmon vive obsesionado con la estética... en tanto en cuanto su propio director, Anthony Mandler, director de un sinfín de videoclips que has visto, también elige dedicarle sus esfuerzos. 

En su lista de más de 21 años de carrera aparecen nombres como Beyoncé, Rihanna, Jay-Z, Shakira, Nicki Minaj, Justin Bieber, Muse, Taylor Swift, Lenny Kravitz, The Weeknd, Jonas Brothers y vamos a cortar el grifo aquí o nos quedaremos sin espacio para más caracteres.

El primer rasgo estético característico que no pretende pasar desapercibido de Monstruo es el uso del color para distinguir las dos líneas temporales sobre las que transcurre su narrativa. Mediante el montaje paralelo iremos alternando entre la evolución del juicio y la vida de Steve Harmon, llegando al clímax con la resolución del jurado popular y terminando de encajar las piezas del puzle del crimen. 

Disney+

Suscríbete a Disney+

Tus películas y series favoritas están en Disney+. Suscríbete por 8,99€/mes o ahorra 2 meses con la suscripción anual, en comparación con 12 meses a precio de suscripción mensual.

Para diferenciarlos, Mandler elige convertir la sala del juzgado en una artificial mole de blancos y negros en la que el único color que destaque sea el de la piel de sus protagonistas. La luz juega un papel fundamental, tal y como su protagonista hubiera elegido, para destacar los sentimientos de los personajes, su sudor y sus lágrimas.

A Steve Harmon le cae el peso de la vida encima de sus hombros. Acusado de un crimen por el que le podría caer una cadena perpetua, la decisión del jurado popular, al que presentan desde el prisma de nuestro protagonista, es un bloque de cemento que tira de los pies de Harmon hasta ahogarlo. 

 Sus miradas, frías como témpanos, y la forma en la que son presentados casi como si fueran los propios criminales no deja mucho lugar a dudas sobre la temática principal de la película: los prejuicios. El diálogo se encargará de destacarlo, por si no había sido suficiente con las imágenes; un joven de raza negra, de Harlem, un juicio y un asesinato. Cuatro años después de su rodaje, por desgracia, el drama racial sigue siendo una realidad de las calles de Estados Unidos.

Si las obsesiones estéticas de su director aportan una atmósfera atrapante con la que disfrutar de los 98 minutos de metraje, tanto el guion como su propia visión terminan enredándose con ese metacine que proponen al ser su protagonista un aspirante a director de cine. 

Monstruo Netflix

Como decíamos, Harmon se dedica a grabar todo lo que le rodea en su vida con su cámara: sus amigos, su barrio, sus ligoteos... Y aquí llegamos al recordatorio musical en el que su director trata de recordar su experiencia musical, dejándonos con minutos que no añaden valor narrativo y que estéticamente terminan resultando repetitivos. El resultado general no es desagradable, pero no consigue aportar el volumen que pretende y que sí consigue gracias a la brillante interpretación de Kelvin Harrison Jr.

Monstruo nos presenta un cine que demuestra que no hacen falta grandes desarrollos narrativos para presentar un relato sencillo como una buena historia. El trabajo estético, con sus defectos y la ralentización que puede generar, consigue una atmósfera a la que engancharnos para descubrir el futuro de un joven que se somete al juicio de su vida y en el que, como un monstruo, es prejuzgado solo por su origen. La presunción de inocencia es tan frágil como el statu quo de la sociedad estadounidense.

Valoración

Monstruo es un drama social que mantiene la tensión gracias al montaje paralelo y una estética que construye una atmósfera atrapante para recordar que los prejuicios y el racismo siguen vivos en 2021.

Hobby

76

Bueno

Lo mejor

La atmósfera y las interpretaciones nos dejan una película absorbente partiendo de una premisa muy pequeña.

Lo peor

Algunas florituras de dirección y guion quedan descolgadas de su interesante narrativa.

Y además