Crítica de La mujer del viajero en el tiempo, la adaptación de Steven Moffat para HBO Max

La mujer del viajero en el tiempo

Crítica de La mujer del viajero en el tiempo (The Time Traveler's Wife), la adaptación de la novela de Audrey Niffenegger por parte de Steven Moffat para HBO Max.

Adaptar "La mujer del viajero en el tiempo", la novela de Audrey Niffenegger editada en España por Grijalbo, es meterse en un jardín de lo más complicado.

De hecho, esta miniserie de seis episodios de HBO Max no es la primera. Habrá quien recuerde a Eric Bana y Rachel McAdams en la adaptación de 2009 dirigida por Robert Schwentke y de cuyo guión se encargó Bruce Joel Rubin. En nuestro país se lanzó con el título Más allá de tiempo y era una versión algo más educorada.

No es una novela fácil de leer y mucho menos sencillo es traducirla en imágenes debido, sobre todo, a que cambia constantemente nuestra perspectiva y no solo por mostrar el punto de vista de distintos personajes sino porque están en épocas dispares, a veces incluso por duplicado. Así que, de primeras, está la complejidad de mantener la coherencia argumental.

Con el ánimo de ser mucho más fiel a la letra impresa y menos restrictivo en lo que atañe a los sucesos narrados, Steven Moffat (Doctor Who, Sherlock) se ha hecho cargo en esta ocasión del libreto contando con Theo James y Rose Leslie como protagonistas principales.

VIDEO

Tráiler de La mujer del viajero en el tiempo, la serie de HBO Max

Pero... ¿De qué trata La mujer del viajero en el tiempo? Se trata de un relato de ciencia-ficción que nos lleva a conocer a Henry: un hombre que, desde su infancia y sin previo aviso, comienza a desarrollar la habilidad de transportarse en el tiempo. Nunca sabe muy bien qué lo desencadena ni dónde, cuándo o durante cuánto tiempo se va a materializar de nuevo.

Esto le genera muchos problemas dado que cuando se disipa en el aire, sus ropas se quedan donde están, ergo aparece desnudo en cualquier punto de su vida. Así conoce a una jovencísima Clare, la que será con el paso de los años su esposa y por tanto la persona que más le eche de menos cada vez que desaparezca.

Pero también le brinda la ocasión de contactar con su yo más joven y entrenarlo para salir adelante cuando tiene sus episodios de desplazamiento temporal. Lo primordial: conseguir ropa, nutrirse y pasar desapercibido por ese orden.

Con estos mimbres, La mujer del viajero en el tiempo podría ser cualquier cosa: admite todo tipo de tonalidades (podrían haber optado por la comedia o por el drama), pero como decíamos, el objetivo es ser fiel a la novela, de modo tal que se mantiene el determinismo y la concepción romántica de la historia, aunque difiera mucho de otras obras del mismo género.

HBO Max renueva por una temporada 2 Julia, la exitosa serie biográfica con Sarah Lancashire

Julia serie HBO Max

No hay dobleces, ni esconde sus intenciones: es una historia de amor compleja, muy laberíntica y cuajada de viajes temporales cuyas "reglas" quedan expuestas a la perfección desde el primer episodio.

Y para ponerla en pie, hace falta un reparto muy talentoso y que se conjugue bien a nivel química en pantalla. Una de las bazas ganadoras de La mujer del viajero en el tiempo es el casting en el que sobresalen Rose Leslie como Clare Abshire, Theo James como Henry DeTamble, Desmin Borges como Gomez y Natasha Lopez como Charisse.

En el apartado de lo mejorable quedan las caracterizaciones: después de haber visto cómo se aplican técnicas de envejecimiento y rejuvenecimiento abrumadoramente realistas en series como True Detective, por ejemplo, el rendimiento de los departamentos de maquillaje, peluquería y prostéticos de esta serie se ve muy lejos del acabado ideal.

Si el espectador medio consigue abstraerse de esta cuestión y no tomársela a chanza, conseguirá entrar en una narración emocionante que aborda las distintas facetas del amor a lo largo de un periodo de tiempo muy amplio: cómo la ausencia lo alimenta, se producen crisis y llega ser algo que trasciende a lo largo de toda una vida marcada por los encuentros y los desencuentros.

Como es evidente, no vamos a desvelar ninguno de los puntos de giro del guión, pero desde luego sí que os invitamos a que le deis la oportunidad de sorprenderos. 

Para quien se lo pregunte, los momentos de la novela que nos dieron grima se mantienen tal cual en la serie: Moffat no ha podado nada y algunos encuentros sexuales o incluso las reglas que se autoimpone Henry para no propasarse con la Clare menor de edad, aunque lleguen a ser muy desconcertantes, son parte del material original y fundamentales para comprender la evolución de los personajes.

FlechaIcono de flecha

VALORACIÓN:

Moffat abraza con decisión la idea de adaptar de forma fiel "La mujer del viajero en el tiempo" y entrega un trabajo solvente en el que se aúna la ciencia-ficción y un romance peculiar alejado de los estándares del género.
FlechaIcono de flecha

LO MEJOR:

La química entre Rose Leslie y Theo James y el hecho de que la serie refleje de forma muy fiel lo que ocurre en la novela.
FlechaIcono de flecha

LO PEOR:

Las caracterizaciones a veces no son nada creíbles. Como sucede leyendo la novela, los saltos en el tiempo pueden llegar a ser confusos.
Hobby

72

Bueno

3 series para ver mientras esperamos que llegue La casa del dragón a HBO Max

Los libros que me han marcado, obras maestras de la fantasía, aventura y ciencia-ficción

Doctor Strange en el multiverso de la locura - Entrevista a Rachel McAdams (Christine)

Y además