Ir al contenido principal
Nadie
Análisis

Crítica de Nadie (Nobody), con un inmenso Bob Odenkirk

Crítica de Nadie, con un inmenso Bob Odenkirk como protagonista principal. Dirigida por Ilya Naishuller y escrita por Derek Kolstad, se estrena el 30 de abril.

Os damos tres nombres y tres obras icónicas: Bob Odenkirk (Better Call Saul), Ilya Naishuller (Hardcore Henry) y Derek Kolstad (John Wick). Casi que os diríamos que la crítica de Nadie ya está hecha solo con juntar estos datos, y no nos alejaríamos un ápice de la verdad.

Un excelente actor (que también produce la peli), un director entregado y un guionista apasionado por los personajes oscuros y por el cine de acción alumbran un nuevo proyecto que destila fuerza y entretenimiento cañero.

Vamos, que Nadie es lo que se dice un caramelo para los amantes del género que verán surgir ante sus ojos a un conjunto de personajes que viene con ganas de entregar más episodios (y encantados estaremos de hincarles el diente).

ttps://www.dailymotion.com/video/k72soqWgLI3DZpwN5EK

Pero es que, ojo, podemos seguir añadiendo nombres al dream team: otro de los productores es David Leitch, responsable de la memorable Atómica y en el reparto tenemos secundarios de lujo como Connie Nielsen, Christopher Lloyd, Michael Ironside o RZA... ¡No hay más preguntas, señoría! De aquí solo podía salir una ensalada de golpes memorable.  

Nadie nos presenta a Hutch Mansell, un hombre de rutinas cuya vida parece tener pocos alicientes. Trabaja como un empleado más en la oficina de su suegro y tiene un perfil bastante bajo... La relación con su esposa se ha ido enfriando con el paso del tiempo y él se siente un don nadie.

Su vida da un giro cuando unos asaltantes se cuelan en su casa para robar. Su hijo estalla de rabia contra él cuando Hutch se contiene a la hora de contrarrestar el ataque y se siente ninguneado por la familia. 

Sin embargo, pocos saben que Hutch no siempre fue un tipo corriente: antes de ser un abnegado padre de familia se codeó con personas muy peligrosas y tiene un pasado de violencia con el que va a tener que reconciliarse si quiere ser sincero consigo mismo y eliminar la grave amenaza que se cierne sobre los suyos... Y sí, también recuperar su autoestima.

A Odenkirk solo le falta decir "Alégrame el día" para terminar de transfigurarse en cierto momento de la película... Y os aseguramos que de ahora en adelante el interior de un autobús no volverá a pareceros un lugar seguro.

Entre las grandes fortalezas de Nadie encontramos, como veis, muchos toques de la vieja escuela, efectos prácticos, coreografías inspiradas, violencia explícita, un ácido sentido del humor, la banda sonora compuesta por David Buckley que incluye en el score hits de todos los tiempos que no envejecen y a un colosal Bob Odenkirk, entregado en cuerpo y alma a un papel al que se amolda a la perfección. Dos años de entrenamiento bien invertidos han sido necesarios para ello.

Como curiosidad, la película se basa en una idea original suya, dado que tuvo que lidiar con un allanamiento de morada y se sintió frustrado por cómo la policía esperaba de él que hubiese plantado cara a los asaltantes... 

Puede que le veamos un poco el plumero a Kolstad, que, al desentenderse del guión de John Wick 4 y 5, no puede evitar calcar aspectos de la génesis del personaje para crear a su nuevo protagonista, pero también hay cierta sorna en el hecho de que los espectadores conocemos el juego y sabemos que los animales de compañía, no se tocan, y que una pequeña casualidad puede ser el detonante que abra la caja de los truenos.

ttps://www.dailymotion.com/video/k5aPaAGX1QN4cIvXq4P

Si tenemos en cuenta que franquicias como John Wick han ido de menos a más y que Nadie aspira a ser el inicio de un nuevo personaje, estamos ya frotándonos las manos, porque esto no ha sido más que un aperitivo y estaríamos ante la presentación del protagonista y su entorno y por ello se nos da la posibilidad de que se despliegue ante nuestros ojos todo su universo (que incluye ese banco del retiro de los mafiosos, por ejemplo y lo hay que detrás de él). Así lo deja caer el final de la película y recogemos el guante con ilusión.

Nadie es, en resumidas cuentas y a modo de conclusión, una de esas películas por las que merece la pena ir al cine a disfrutar en pantalla grande del espectáculo y, crucemos los dedos porque sea también el comienzo de una larga amistad entre los integrantes de este equipo. ¡Queremos más!

Valoración

A Bob Odenkirk su papel en Nadie le sienta como anillo al dedo: estamos ante una película de acción sensacional y cautivadora que deja con ganas de más, incluso, y en la que el guionista de John Wick regresa por sus fueros.

Hobby

80

Muy bueno

Lo mejor

Bob Odenkirk en un papel icónico, el montaje y las coreografías de acción. Derroche de talento delante y detrás de las cámaras.

Lo peor

Su gran parecido a John Wick puede causar cierto recelo por "repetir fórmula". La trama tiene algunas inconsistencias, compensadas por sus virtudes.

Y además