Noche de lobos Netflix
Análisis

Crítica de Noche de lobos, el nuevo thriller de Netflix

Por Daniel Quesada

La tundra de Alaska es el entorno en el que se desarrolla Noche de lobos, un desgarrador thriller en el que un naturalista intenta desenmarañar un misterioso asesinato. Esta nueva película de Netflix no te deja indiferente.

Russell Core, un reputado naturalista, recibe la carta de Medora, una madre cuyo hijo ha sido asesinado por una manada de lobos en Alaska. Le pide que viaje a su remoto pueblo, encuentre los restos de su hijo y mate al lobo que acabó con su vida. Así arranca Noche de lobos, un thriller de Netflix que, con ese título y ese arranque de historia, bien puede llevarnos a engaño. No esperéis un Colmillo Blanco, ni siquiera una película como El renacido. Lo que nos espera en esta película es mucho más oscuro. De ahí su título original, Hold the Dark.

No vamos a entrar en muchos detalles, porque parte de la gracia de Noche de lobos está en intentar entender qué está pasando, pero sí es importante destacar que Russell (interpretado por un contenido pero muy efectivo Jeffrey Wright, al que recordaréis por Westworld) va a tener que interactuar, más que con la naturaleza, con los extraños personajes que habitan en el entorno de Medora. Personaje que, por cierto, está interpretado por una Riley Keough (Llega de noche) que, aunque consigue ser críptica por momentos, quizá es la que más falla en una interpretación excesivamente misteriosa, demasiado exagerada en su dicción.

Noche de lobos Netflix

Quien sí consigue transmitir la decadencia de la esperanza, la rendición hacia la visceralidad y el abrazo de nuestra naturaleza salvaje, todo ello con movimientos muy bien medidos, es un Alexander Skarsgård (que interpreta al marido de Medora) tremendamente concentrado en lo que hace. Junto a todos estos personajes, encontramos la propia naturaleza de Alaska. Recomendación: sabemos que da gustito ver pelis con el móvil, tumbados en la cama, pero esta película de Netflix tiene que verse en pantalla grande, para disfrutar de los planos generales que muestran la nevada orografía de la zona en todo su esplendor. Y en ese entorno están, claro, los lobos, que no son tanto un detonante de la acción como un reflejo del lado más perverso (¿o quizá el más natural?) de los personajes.

Compra Hold the Dark, el libro original en el que se basa la película

Y es que, como hemos dicho, Noche de lobos acaba mutando en algo muy diferente a lo que creíamos ver al principio: hay suspense, hay mensaje antibelicista, hay acción y hay bastante violencia explícita, desgarradora (literal y metafóricamente), que en principio ayudan a vislumbrar qué demonios se cuece en la cabeza de los personajes, pero que quizá se vuelve innecesariamente común y explícita conforme nos acercamos al clímax. Todo ello, hasta llegar a un final que, aunque arroja algún rayo de esperanza sobre lo que somos los seres humanos, sin duda va a dejar a más de un espectador con cara de "pero qué me estás contando".

Hay un par de personajes que, en varios puntos de la película, van a actuar como no esperáis. Pero vamos, de forma muy, muy rara. Y eso puede llevar a que, una vez arranquen los créditos finales, nos quedemos con la sensación de que esta es una historia a medio cocinar, que nos hemos perdido algo que lleve a los personajes a hacer lo que hacen. En realidad, todas las pistas aparecen en la historia, pero quizá es cierto que lo hacen de una forma excesivamente sutil. Jeremy Saulnier, el director de Noche de lobos, espera que el espectador ate cabos y que reflexione sobre las extrañas frases que lanzaron algunos personajes varios minutos atrás para entender qué puñetas está pasando.

Noche de lobos Netflix

En ese sentido, este thriller de Netflix una película cruel (un poco con el espectador y mucho con los personajes) pero llena de un carácter propio, que nos hace reflexionar sobre si lo que estamos viendo, lo más hostil y lo más piadoso, son dos caras de una misma moneda que todos llevamos en nuestro ADN. Vedla (ojo, se planta en las dos horas de metraje, si bien conforme avanzan los acontecimientos atrapa más y más) y sacad vuestras propias conclusiones. Puede que no os guste la conclusión que saquéis pero durante el camino, al menos, habréis disfrutado de planos impactantes y unas melodías (a base de sintetizadores y efectos tribales muy interesantes) que sabrán columpiar vuestras emociones de un punto a otro del metraje. No dejéis que la nieve os enfríe los ánimos.

Valoración

Una inquietante reflexión sobre el lado oscuro de la naturaleza humana. Su narración sutil puede no convencer a todos, pero su tensión y fría belleza son incuestionables.

Hobby

75

Bueno

Lo mejor

El entorno donde tiene lugar, tan hostil como hermoso. Su falta de piedad (con los personajes y con el espectador) son muy interesantes.

Lo peor

El personaje de Medora está algo exagerado. Alguna pincelada más en la evolución de los personajes se habría agradecido.