Ir al contenido principal
Oxígeno
Análisis

Crítica de Oxígeno, el thriller de ciencia-ficción de Alexandre Aja

Crítica de Oxígeno, el thriller de ciencia-ficción de Alexandre Aja de estreno en Netflix el 12 de mayo.

La ciencia-ficción es un género que se presta a crear grandes historias con pocos recursos. Esa es la máxima sobre la que se ha apoyado el realizador francés Alexandre Aja a la hora de idear su nueva película: Oxígeno, que verá la luz el próximo 12 de mayo en Netflix

Apenas una localización principal y un par de actores (además de una voz) son las materias primas para componer una historia en la que los giros de guión hacen que la tensión se mantenga hasta el último segundo. Gran fichaje, por cierto, el de la fotogénica actriz Mélanie Laurent.

Como ocurriera en Infierno bajo el agua con el papel desempeñado por Kaya Scodelario, Laurent es la protagonista absoluta de una historia claustrofóbica en la que una cuenta atrás marca el inexorable final al que está abocada.

Ella despierta en el interior de una cápsula médica habiendo perdido la memoria. No sabe quién es, dónde está ni por qué razón. Y el tiempo del que dispone para recordar y solventar su precaria situación se reduce a cada instante dado que el oxígeno se está agotando.

Su único enlace con el exterior es la inteligencia artificial MILO (al que en castellano le presta su voz Luis Posada), que administra los recursos del soporte vital de la cápsula e irá mostrándole imágenes de su pasado... incluso tratará de contactar con ayuda externa para salvar su vida.

Oxígeno es una de esas películas que se disfrutan más cuanto menos se sabe de ellas, así que no vamos a caer en la tentación de "hablar de más" sobre el argumento en sí. Es una propuesta lo suficientemente atractiva como para generar interés per se y conseguir sorprender a la audiencia, como ya lo hicieran antes películas como Buried o Código fuente, con las que esta cinta comparte ciertos aspectos de sus premisas, pero de las que sabe alejarse para resultar innovadora dentro de su aparente sencillez.

Por el camino se desarrollan, como ya se infiere de los breves títulos de crédito iniciales, temas relacionados con la bioética, el ecologismo y la búsqueda de trascendencia del ser humano en tiempos de adversidad.

La película, que ronda los 100 minutos de duración es, como decíamos, una cuenta atrás desde su mismo arranque, con la única pega de que en la historia se manejan los tiempos de forma algo desigual. A veces da la sensación de que el tiempo vuela mientras que en los instantes finales se alarga en exceso. Es la pega que se le puede poner a un guión que por lo demás sabe sorprender y generar un puzle inquietante y adictivo: magnífico debut de Christie LeBlanc en su escritura. Podríamos incluso justificarlo atendiendo a la forma en la que funciona nuestro propio cerebro y cómo puede afectarle la reclusión sin comprometer la esencia de la historia.

Oxígeno es, además, una película muy elegante. A pesar de desarrollarse casi de forma íntegra en un espacio pequeño y cerrado, (a excepción de los flashbacks, ensoñaciones y contados planos exteriores que conforman una mínima parte del metraje), Aja maneja la cámara de forma muy libre por el recinto sacándole mucho partido con planos circulares, primerísimos primeros planos y echando mano de todas las herramientas a su disposición para enriquecer la película, que visualmente es preciosa.

Oxígeno

No le sobra ni le falta nada para contar lo que pretende y alcanza una final satisfactorio y adecuado a lo narrado. Aja pone de manifiesto que es posible contar historias de lo más interesantes a pesar de tener que ceñirse a los protocolos de la era COVID y de paso nos sirve unas cuantas reflexiones sobre la naturaleza humana: ¿hasta dónde estamos dispuestos a llegar para asegurar nuestra pervivencia como especie? ¿Qué es el "yo" y cómo podríamos alargar su existencia más allá de las imposiciones físicas del tiempo?

En fin, estamos como veis ante una propuesta de lo más interesante que revela, una vez más, que Aja tiene un talento fascinante para ponernos en la encrucijada y crear personajes atractivos en pugna consigo mismos y con su destino.

Aquí puedes leer otra perspectiva y crítica sobre Oxígeno, en la que la valoración no es tan positiva.

Valoración

Alexandre Aja entrega un thriller de ciencia-ficción asfixiante y estilizado en el que consigue exprimir al máximo los recursos para poder filmar en plena pandemia. La película cuenta a además con varios giros de guión muy inesperados que proporcionan una reflexión sobre la naturaleza humana.

Hobby

80

Muy bueno

Lo mejor

La elegancia de la puesta en escena, los giros de guión y la interpretación de la actriz protagonista. Visualmente es una joya.

Lo peor

Las licencias que se toma a la hora de mostrar el paso del tiempo: el guión deja algún que otro fleco.

Y además