Ir al contenido principal
Pandora
Análisis

Crítica de Pandora, estreno en exclusiva en Orange TV

Crítica de Pandora, la serie juvenil de ciencia-ficción del canal The CW que hoy 19 de febrero, se estrena en exclusiva en España vía Orange TV.

Estrenada en The CW en 2019, Pandora se ha hecho de rogar para llegar a España, pero lo hace hoy, por fin, en exclusiva, vía Orange TV, que estrenará los trece episodios de su primera temporada.

En ella, tenemos una presentación inicial de los personajes y nos asomamos por primera vez a los conflictos que se irán desarrollando en esta serie de ciencia-ficción de corte juvenil que estuvo en la cuerda floja antes de ser renovada por una segunda temporada, más breve, de diez episodios, que gozan de una mejor calificación.

Nosotros vamos a hablaros hoy simplemente de su arranque, que es a lo que hemos tenido acceso, para que os penséis si merece la pena dedicarle vuestro tiempo o no. Hay que tener en mente ese salto de calidad que encontraréis entre la primera y la segunda temporada pero sobre todo el hecho de que, como otras muchas series de el canal, tiene muy claro que se dirige a un target específico y no tanto a una audiencia adulta en busca de un tono más serio y trascendental (en principio, claro, que hay momentos para todo).

Pandora nos desplaza al futuro y está ambientada, en concreto, en 2199, momento en el que una joven llamada Jacqueline Zhou, alias Jax (Priscilla Quintana) sufre una terrible pérdida: su colonia en New Portland es arrasada y sus padres mueren de forma repentina.

Dado que lo ha perdido todo, Jax busca labrarse una nueva vida en la Academia de Entrenamiento Espacial de la Tierra, donde recibirá los conocimientos necesarios para defender la galaxia ante las amenazas intergalácticas, bajo la supervisión de su tío, el maestro Donovan Orborn (Noah Huntley), si bien su mayor empeño será el de esclarecer las circunstancias de la muerte de sus padres y conocer nuevos detalles de su propia identidad.

Jax irá conociendo al grupo del que se rodeará para ello: desde el asistente de Osborn, Xander Duvall (Oliver Dench) hasta sus colegas Atria (Raechelle Banno), Thomas (Martin Bobb-Semple), Greg (John Harlan Kim) y Ralen (Ben Radcliffe), y su compañero de cuarto, Delaney. (Banita Sandhu). 

Lo primero de Pandora que llamará vuestra atención es su parecido con Star Trek, una de las franquicias galácticas de mayor calado en el imaginario colectivo y cuya influencia era de esperar, pero que resulta quizás una referencia excesivamente predominante en cuestiones como el diseño de los personajes, a excepción de Atria, que es la única que se libra de los clichés tanto por su concepción (es un clon), como por su comportamiento y el devenir de sus peripecias.

El comienzo de la serie resulta algo lento y, como decíamos, el guión de Mark A. Altman (The Librarians) tiene ciertas dificultades para despegarse de lo ya conocido, pero también hay que decir que la serie se va templando poco a poco al ir introduciendo discursos sobre la tolerancia y la diversidad o, por ejemplo, hablar sobre los límites de la libertad de expresión, tema que no puede estar más candente a día de hoy.

Lo que es digno de alabanza es que, con un presupuesto bastante exiguo en comparación a otras producciones de The CW (menos de la mitad que otros shows), Pandora se atreva a llevarlo todo tan lejos en concepto de puesta en escena o efectos especiales. Vamos, que los fans acérrimos del género de la ciencia-ficción van a encontrar alicientes para engancharse a ella, aunque tenga su puntito de ingenuidad.

A eso hay que sumarle que cuenta con buenas secuencias de acción y una narrativa que va in crescendo. Como curiosidad, cada episodio lleva por título el título de una canción de Bob Dylan. 

El concepto tiene potencial pero uno de los puntos fundamentales del guión no quedará resuelto hasta la temporada 2, así que... paciencia con la primera, que es la más introductoria.

Lo último que sabemos es que su creador ya ha advertido que la tercera temporada de Pandora tendrá un regustillo a Star Wars. Su principal cometido a medio plazo es mantenerse fiel a su mitología y saber encontrar un tono propio, aunque haya comparaciones inevitables. En el horizonte se perfilan nuevos miembros en el casting y la expansión de la galería de alienígenas, así que os recomendamos que le echéis un ojo, ¡a disfrutarla!

Valoración

Para fans incondicionales de la ciencia-ficción a quienes no les importe tener un enfoque juvenil muy pronunciado, Pandora puede ser un visionado satisfactorio. La serie creció en una segunda temporada mejor valorada que su titubeante arranque.

Hobby

65

Aceptable

Lo mejor

Que es una apuesta 100% ci-fi que tiene de todo: naves espaciales, alienígenas, enigmas por resolver... 

Lo peor

El diseño de personajes es bastante esquemático y poco original y el enfoque de la serie es algo infantilón.

Y además