Crítica de La peor persona del mundo, drama noruego nominado a mejor película internacional y guión original en los Oscar

La peor persona del mundo

Hoy se estrena La peor persona del mundo, drama noruego nominado a mejor película internacional y guión original en los Oscar. Os ofrecemos nuestra crítica.

La peor persona del mundo ha conseguido generar a su alrededor un gran interés. Se trata del último trabajo de Joaquim Trier (emparentado con Lars Von Trier) después de Thelma, que se estrenó en 2017. Cambia completamente de registro, pero sigue explorando la psique de una mujer joven y, ahora sí, parece haber dado con un tema muy universal, a juzgar por el calado de la cinta.

Recordemos que ha conseguido premios y nominaciones en casi todos los certámenes por los que ha pasado desde los Premios del Cine Europeo hasta los Oscar, donde se batirá el cobre para hacerse con la estatuilla al mejor guión original y la mejor película internacional.

Eso sí, más allá de su argumento y materialización, el mayor acierto de la película es el casting, que cuenta con la excelente Renate Reinsve a la cabeza. Ella sola soporta sobre sus hombros la mayor parte del peso de la narración al ser el eje alrededor del cual se mueve todo. 

VIDEO

¡Las películas favoritas a los Oscar en 2022!

Su personaje es de una gran intensidad así que a lo largo de las dos horas de metraje el espectador tiene tiempo de identificarse con ella, odiarla, adorarla, sentir pena, euforia o su misma insatisfacción. En pocas palabras: hay que tener un talento inmenso para conseguir comunicar tantas emociones de forma certera.

La peor persona del mundo nos presenta a Julie, una mujer que tiene un brillante expediente académico y está pensando a qué dedicarse. La estructura de la película está muy pensada y ya desde su inicio nos avisan de que está desarrollada en un prólogo, doce actos y un epílogo.

Hay arcos argumentales muy cortos y otros más densos, lo que hace que a veces el ritmo se estanque un poco, sobre todo en la parte intermedia, cuando ya empezamos a notar que tanta planificación se hace bola y que, en realidad, hay pasajes perfectamente prescindibles mezclados con otros poéticos que brillan por su elegancia.

Películas románticas de Netflix, HBO y Amazon Prime Video poco convencionales y diferentes

Yesterday

Sea como fuere, nuestra protagonista se aproxima a la treintena y considera que su vida es un desastre: no ha conseguido desarrollar una carrera y se ha conformado con un trabajo rutinario viviendo a la sombra de su pareja, Askel, un exitoso novelista gráfico mayor que ella.

Un tanto asfixiada y muy poco convencida de querer formar una familia junto a él, Julia se cuela en una fiesta y conoce a Eivind, un hombre con quien tiene mucho en común. Pero, a pesar de la evidente atracción, dado que ambos tienen pareja, deciden seguir siendo fieles y solo compartir confidencias e intimidades.

Decimos "solo", por decir algo... A juicio del espectador queda si esto no es casi ser más infiel que mantener relaciones sexuales... Eso sí, también deciden no intercambiar información personal para no buscarse el uno al otro, pero las casualidades de la vida, les llevarán a coincidir pasado un tiempo.

Julia terminará rompiendo con Askel y dándose otra oportunidad con Eivind, ya sin esa presión de tener que quedarse embarazada puesto que ambos tienen claro que no quieren tener hijos, ataduras ni aspiraciones más allá del día a día. Así consigue tener una nueva perspectiva de futuro... que, sin embargo, tampoco le resultará satisfactoria.

Desgajando así el argumento de La peor persona del mundo, parece que estemos ante un culebrón: una especie de dramedia sentimental en la que la sustancia está en la disyuntiva de a quién elige Julia al final, pero nada más lejos de la intención de la película, que trata precisamente de contar lo contrario: cómo construir la historia de uno mismo pasa por tomar decisiones importantes y egoístas.

La peor persona del mundo

En algunos casos, son acertadas, en otros no lo son, pero lo descubre a posteriori: como la vida misma. El caso es que si no te planteas la vida como una carrera de obstáculos para quemar etapas a toda costa puede que llegues a algunos puntos de no retorno, pero al menos serás coherente contigo misma. El mundo te juzga de forma negativa si eres individualista.

Es una lección dura que se esconde en una película que en principio puede parecer más ligera de lo que es en realidad y que explora muy bien determinadas realidades cotidianas como las relaciones entre padres e hijos, la presión de grupo que ejercen las amistades y la crítica (bastante hiriente) a la sociedad acomodada que tiene muy buenas intenciones pero también mucha cuentitis e hipocresía.

FlechaIcono de flecha

VALORACIÓN:

La peor persona del mundo es una película que narra la historia de una persona en busca de sí misma: trata de hacerlo siguiendo las reglas marcadas por la sociedad pero cuando trata de liberarse se da cuenta de que eso supone renunciar a ciertas cosas. Es un drama correcto, aunque ha generado una enorme expectación.
FlechaIcono de flecha

LO MEJOR:

La interpretación de Renate Reinsve, que muestra una increíble capacidad para mostrar una amplia paleta de emociones.
FlechaIcono de flecha

LO PEOR:

Aunque muestra con acierto el proceso de maduración de una persona, no es una película especialmente divertida ni innovadora.
Hobby

70

Bueno

Y además