Ir al contenido principal
Crítica de Rick y Morty 03x10 - El final de la temporada 3
Análisis

Crítica de Rick y Morty 03x10 - El final de la temporada 3

Rick y Morty temporada 3 ha concluido con la emisión del décimo episodio de esta, titulado The Rickchurian Mortydate. En este último capítulo, Rick lucha con USA. Mejor dicho, contra el Presidente de los Estados Unidos de América.

Decimos adiós a Ricky y Morty. Canal TNT ha emitido esta noche el último episodio de la temporada 3 de Rick y Morty. Este capítulo, titulado The Rickchurian Mortydate (que debido a no conocer aún cómo se ha traducido podríamos entender que se titularía El Mortydato Rickchuriano El Mortydero del Rickedo), pone fin a esta ristra de episodios, dando pie a una larga espera hasta la temporada 4.

Y es que este décimo episodio de la tercera temporada supone un punto y aparte para la serie, ya que (como venía sabiéndose desde hacía tiempo), los creadores del programa se van a tomar un descansito largo, antes de que volvamos a ver a Rick Sánchez y a Morty Smith haciendo de las suyas por el multiverso. 

Pero no nos adelantemos y quedémonos en el presente y pasado más inmediato. ¿De qué va el episodio 10 de la tercera temporada de Rick y Morty, el último en un largo tiempo? Básicamente retrata el duelo entre Rick y el Presidente de los Estados Unidos de América (una suerte de Barack Obama con los mismos pájaros en la cabeza que Donald Trump) nacido a raíz de una lucha de egos entre el científico loco y el dignatario.

En tanto, Beth comienza a cuestionar su existencia o si es la auténtica Beth o un clon creado por su padre, debido a los eventos del anterior episodio, El ABC de Beth. Esto supondrá también un cambio radical en el seno de la familia, dando paso a un cambio de roles, actitudes y planteamientos que dislocarán los presupuestos del episodio inicial de la temporada 3 de Rick y Morty, perfilando un nuevo escenario para el futuro. 

¿Leíste la crítica de las temporadas 1 y 2 de Rick y Morty?

Y hasta aquí os contamos. ¡Vamos allá con esa crítica del final de la temporada 3 de Rick y Morty!

¡Yippe Kai Yai, hijo de **ta!

Por cierto, lo primero que hemos de volver a destacar el doblaje de esta serie, que de momento no lo habíamos hecho. Rick y Morty es de las series mejor dobladas en España actualmente. No solo encontramos un excelente trabajo de dirección de voces, sino que los actores demuestran dar mucho de sí mismos, habiendo hecho suyos los personajes. Y eso también se extiende a sus traductores, quienes esperamos también regresen en un futuro.

Dicho esto, que viene totalmente a cuento, la adición de Ramón Langa (la voz de Bruce Willis en España, entre otros), y es que la impronta del actor, poniendo voz al Presidente de EEUU hace tremendamente gracioso y atractivo al antagonista de este episodio. De hecho, los nativos españoles disfrutamos mucho más de este episodio debido a esta elección de doblaje, que nos presta un duelo entre dos personajes de aúpa.

Más esta consideración de forma, hemos de pensar también en el fondo. El argumento del episodio resulta tremendamente interesante, en tanto a que culmina la evolución que hemos visto que se ha operado en todos los personajes. Rick ya no solo demuestra tenerlos cuadrados, enfrentándose a su abuelo, sino que además es capaz de tomar decisiones realmente inesperadas, rompiendo ciertas convenciones clásicas de Rick y Morty. Pero algo parecido podemos decir del resto.

Jerry alcanza un nuevo estadio de madurez, que ya se había precognizado en el episodio de La conspiración del Rosca-zosca,  A su vez, Summer y Beth también evolución como personajes. Y algo de esto se aplica también al propio Rick, quien finalmente puede superar su propia ego-manía y comprometerse con alguien o con alguien, dejando también de lado las típicas excusas científicas para no madurar y seguir haciendo lo que le dé la gana. 

¡Y todo ello lo hace con montones de guiños y referencias! Desde Minecraft hasta elementos de la cultura popular, parodias y homenajes a películas, etc... Vamos, una recreación simplemente excelente. 

Sin embargo, y a pesar de estas bondades. El episodio flaquea en dos puntos. El primero es el de su final, atípico y anticlimático. No es malo, como tal, pero la serie nos tenía acostumbrados a finales de temporadas más sonados y con cliffhangers terroríficos. Este, en cambio, parece tomárse con calma, como si se tratase de un sutil mensaje a los fans de Rick y Morty, por parte de los creadores, pidiédoles cuartelillo para meditar, pensar y replantear la próxima temporada.

Y esto es, sin duda, lo peor. El mensaje post-créditos nos augura una larga espera (¿o será de una broma para despistar?). Suerte que al menos podremos saciar "el mono" con capítulos de temporadas anteriores, que podemos ver en Netflix, hasta entonces. Si no, en cualquier caso, os recordamos por décima vez en lo que va de temporada 3 de Rick y Morty, que siempre os podéis pasar al papel. Esto es pasaros a los cómics de Rick y Morty, que edita Norma Editorial en nuestro país y que tienen una crítica endiabladamente buena.

De hecho, ya os adelantamos que en breve iniciaremos las críticas de estos cómics. Así que no os vayáis muy lejos. Por lo que pudiera pasar.

Valoración

Conclusión de la temporada 3 de Rick y Morty. Una suerte de canto de cisne, que nos deja en ascuas con las aventuras de estos dos.

Hobby

89

Muy bueno

Lo mejor

La voz del presidente de los EEUU. Ver la culminación de cambios en la familia Smith.

Lo peor

Ese final, que nos deja con el WTF en la boca. ¿Para cuando la **ta temporada 4 de Rick y Morty?

Y además