Silent Night

Crítica de Silent Night, la comedia negra escrita y dirigida por Camille Griffin y protagonizada por Keira Knightley, Matthew Goode y Roman Griffin Davis. Estreno en salas el 22 de diciembre.

La pasada edición del Festival de Cine de Sitges nos permitió conocer en persona a la guionista y directora de Silent Night, Camille Griffin, que se alzó con el premio al mejor guión y el premio del público, reconociendo así la fuerza de su ópera prima.

Su caso es especialmente meritorio dado que la película se terminó de filmar en Reino Unido justo antes del primer confinamiento por el COVID-19. En septiembre de 2020, con la grabación de los últimos planos, se completó la producción, que corre a cargo de Matthew Vaughn (Kingsman: El círculo de oro, Rocketman).

Entre risas y derrochando el mismo sentido del humor que tiene la película, aseguraba que escogió a sus tres hijos como actores porque "era muy barato y cómodo". Roman Griffin Davis, que saltó a la fama por su papel en Jojo Rabbit, realiza así su segunda interpretación memorable y debutan en un papel con texto junto a él los hermanos gemelos Gilby y Hardy que actuaron como clones en Jojo.

VIDEO

Tráiler de Silent Night en castellano HD

¿De qué trata la película? De contrastes, sobre todo. Silent Night arranca mostrando cómo se reúne un grupo de amigos para celebrar la Navidad en una idílica casa de campo en Reino Unido. Sin embargo, a medida que avanza la trama descubrimos que algo chirría dado que no es una fiesta cualquiera.

Por una parte, hay personajes que llevan tiempo sin verse y guardan algunos secretos y, por otra, esta a punto de suceder un Apocalipsis para el que ya se han ido preparando, de modo que se enfrentan a su última noche

No es fácil aceptar que se acerca el fin, pero cada uno lo afronta como puede: tratando de mantener la calma, emborrachándose, diciéndose unas cuantas verdades que ya no duelen o fingiendo que no pasa nada. Sea como sea, la realidad se les echa encima y, debajo de las velas, el champagne y las últimas voluntades, aflora el incontrolable miedo a la muerte.

Las mejores películas de terror desconocidas

Las mejores películas de terror desconocidas

Películas de miedo buenas aunque se mantiene a la sobra de las grandes superproducciones...¡Tomad buena nota de ellas!

Descúbrelas

Si hay algo que caracteriza Silent Night, como decíamos, son los contrastes. El elemento fantástico barre cualquier atisbo de normalidad y espolea la relación entre los personajes que pasan a establecer inesperadas dinámicas entre ellos. 

El instinto de supervivencia en unos casos, la desesperanza en otros, el abandonarse a uno mismo o la precipitación para hacer realidad los sueños reprimidos fuerzan diálogos brillantes y situaciones comprometidas y muy humanas en las que los personajes se interrogan sobre cualquiera se preguntaría: ¿qué hemos hecho para merecer esto? ¿De verdad es inevitable? ¿Y luego qué?

Mix perfecto: una celebración en la que se supone que debe reinar la alegría, el amor y el buen rollo y el Apocalipsis tocando a la puerta y destruyendo toda esa pretendida felicidad. De por sí, la Navidad fuerza reencuentros y buenos sentimientos, que a menudo enmascaran problemas debajo de luces de colores, flores de Pascua y brilli-brilli, pero aquí es que el drama está servido para todos.

El guión tiene mucha carga psicológica porque sabe retratar las actitudes de los adultos pero sobre todo, las de los niños, cuyo comportamiento es mucho más sincero, directo y visceral.

También se muestra a la perfección la imperfecta (valga la redundancia) relación entre padres e hijos y cómo los vástagos tienden a poner a sus progenitores contra las cuerdas ya sea desafiando su paciencia, llevando al límite las discusiones, tomándose las instrucciones al pie de la letra o haciendo gala de su involuntariamente doloroso egoísmo. Como la vida misma.

Silent Night

Las interpretaciones son magníficas, sin fisuras. Keira Knightley y Matthew Goode son los perfectos anfitriones de todo este desmadre, Trudy Styler da vida a un personaje secundario cuya aparición es demoledora y los pequeños Griffin muestran su talento para la comedia. La reina de la fiesta, no obstante, es la desatada Annabelle Wallis en un papel histriónico pero divertidísimo.

Reír a carcajadas, eso sí, no es incompatible con el hecho de que Silent Night tenga mensaje y logre emocionar al público. La película tiene la virtud de desencadenar en el espectador una montaña rusa de emociones y que se plantee de paso un par de cuestiones de lo más relevantes que hacen que la cinta entronque con películas como No mires arriba.

Comparte con ella una crítica (menos ácida y elaborada, pero que ahí está) a las desigualdades, a las instituciones y a nuestra mejorable democracia así como una trama bajo la que late un aviso de que nos estamos cargando el planeta y no estamos sabiendo administrar los preciosos recursos que nos brinda. En este sentido, es demoledora como ella sola, pero también sincera y sobrecogedora.

FlechaIcono de flecha

VALORACIÓN:

Que una opera prima más bien breve tenga la capacidad de ponerte contra las cuerdas en el plano emocional, te lleve a reír a carcajadas y hasta a pensar en un potente mensaje ecologista, tiene mucho mérito. Silent Night tiene mucha fuerza.
FlechaIcono de flecha

LO MEJOR:

Las sutilezas del guión, la química del reparto y la forma en la que se conjugan el drama y el humor..
FlechaIcono de flecha

LO PEOR:

Aunque su sencillez juega a su favor, realmente se echa en falta que profundice en algunas cuestiones.
Hobby

85

Muy bueno

Y además

Silent Night (2021)

Silent Night

Lanzamiento:

Argumento:

Silent Night es una película escrita y dirigida porCamille Griffin, cineasta que debuta en la dirección con este largometraje. Esta comedia negra se enfoca en un mundo que se enfrenta al mismísimo apocalipsis. Como despedida, un grupo de viejos amigos se reúne en una casa de campo en el Reino Unido para celebrar la que será su última Navidad...