The Society
Análisis

Crítica de The Society - La serie adolescente y social de Netflix

Por Jesús Delgado

The Society es la nueva serie adolescente y social de Netflix, creada por Christopher Adam Keyser, responsable del remake de Cinco en Familia. En ella se cuentan las peripecias de una comunidad adolescente, aislada del resto del mundo.

Netflix estrena nueva serie, pero ya os adelantamos que no se trata de lo más granado del catálogo de la plataforma. The Society es la apuesta del productor y guionista Christopher Adam Keyser, que pasa a ejercer las labores de productor junto al director de The Amazing Spider-Man, Marc Webb.

Consigue ya El Internado al completo. La serie adolescente española de culto

The Society parte del extraño suceso en el que más de un centenar de adolescentes de un instituto de un pueblo de Nueva Inglaterra en EEUU marchan de excursión en una flota de autobuses. Sin embargo, al regresar a sus hogares, encuentran su pueblo abandonado, sin adultos o niños a la vista. Pero, además, descubrirán que están aislados del mundo exterior y que, aparentemente, son los últimos humanos en el planeta.

En este escenario, los jóvenes comienzan a organizarse, montando una suerte de comunidad, que pronto conduce a una serie de enfrentamientos entre sus miembros por luchas de poder, el control del suministro o, simplemente, por mera niñería y rivalidades de instituto. Poco a poco, los adolescentes deberán plantar las semillas de una nueva sociedad en la que vivir juntos o perecer separados.

En las siguientes líneas, os hablaremos de la temporada 1 de The Society, exponiendo qué nos ha parecido esta serie. Un adelanto: traed chubasquero y un casco. 

El efecto batidora

Hablando en plata, The Society tiene un defecto de base: pretende ser un cruce entre trucha y mono y no sabe a qué familia de animal pertenece. Más aún, tiene otro defecto aunado: lo tremendamente deshonesta que es consigo misma y con el público más impresionable, que se dejará engatusar ante una premisa supuestamente nueva, pero que ya está sobreexplotada en cine y televisión.

A grandes rasgos, la serie de Netflix se construye sobre una base de mezcla fundamentada en el libro de El Señor de las Moscas. Pero, en lugar de en una isla, este relato está ambientado a modo de versión de generación Z y postmoderna en Nueva Inglaterra, con la cultura puritana, con referencias implícitas a los Padres Peregrinos de Estados Unidos de fondo. 

Series de Netflix que deberías ver

Todo ello es licuado con elementos propios de series como Perdidos (Lost) o Los 100, y los salpica con retazos de dramas canallas adolescentes, tales como Riverdale, y algún otro drama teen, y tiene la desfachatez de recurrir a un cuento clásico de los Hermanos Grimm para el desenlace de su temporada 1. Y no, no os diremos el título de relato para no haceros spoilers, en caso de que sigáis adelante viéndola. Porque, ojo, esta serie no está hecha para el autor de esta crítica. Pero eso no implica que no tenga su público, al que quizá enganche y quiera desencantarse (o no) por sí solo. 

Cierto es que The Society se ha postulado como una serie supuestamente social, que refleja realidades sociales actuales como las reclamaciones del papel de la mujer en la sociedad, la lucha entre doctrinas políticas, el maltrato doméstico y el machismo ultraconservador, la sexualidad entre adolescentes y, claro está, la identidad sexual. Y, todo ello, con la apariencia de serie que apuesta por la inclusión de minorías en la trama. Ahora bien, tampoco creáis que hace nada que no hayan hecho, nuevamente, otras muchas series antes y sin necesidad de tanta presunción y pompa.

En otras palabras, The Society no es una serie que vaya de frente y resulta bastante pretenciosa. Hereda muchos vicios de programas clonados entre sí hasta la fecha y trata de hacerlo pasar por algo revolucionario. Pero, además, no se desarrolla de forma óptima, sino que se va arrastrando poco a poco hasta su conclusión.

Por un lado, tenemos un guión lento, que acaba descarrilando hacia el drama adolescente. Unos personajes (estereotipados) que, lejos de estar bien escritos, acaban siendo infieles a su propio retrato, en aras de retorcer el drama para dar vidilla a una trama cada vez más inverosímil y quemada. De ahí que la cosa se retuerza innecesariamente.

Estas series de Netfflix deberías verlas SOLO en Versión Original

Aunado a esto, tenemos a un elenco muy irregular a la hora de enganchar al público, cuyo potencial actoral no es explotado, debido a una pésima dirección artística (o quizá al nulo talento interpretativo del elenco). Así, las emociones que manejan pasan del llanto a la intensidad de cero a cien, con una variedad de espectros emocionales bastante monótonos y repetitivos. 

En esencia, la serie de Netflix no está protagonizada por personajes especialmente atractivos y, de hecho, a veces resultan cargantes. Aunque, seguramente, esta percepción también sea  subjetiva, debido a la barrera cultural. Recordemos que los adolescentes protagonistas pertenecen a una sociedad de la Costa Este de EEUU, con unos valores morales que no necesariamente encajan con los de jóvenes del resto del globo, incluso de países occidentales, que supuestamente podrían encontrar coincidencias en cuanto a posturas o punto de vista. 

The Society

Que la temporada 1 de The Society pretenda seguir adelante con una temporada 2 nos deja bastante fríos. Sobre todo, porque la trama parece abocada a convertirse en un dramón irresoluble o de difícil salida, con la tragedia como único recurso para continuar. Además, teniendo en cuenta que la historia  se desarrolla dentro de unos tiempos determinados, pronto se va a apreciar el envejecimiento de sus actores principales. Habrá que esperar al futuro, a ver si se pulen los problemas de forma y de fondo y la cosa mejora. Pero no pongáis la mano en el fuego por ello.  

Valoración

Christopher Adam Keyser intenta marcarse su propia versión postmoderna de El Señor de las Moscas en Nueva Inglaterra. Sin ser novedoso, trata un tema interesante. Desgraciadamente, el pobre guión y la falta de carisma lastran la producción.

Hobby

55

Regular

Lo mejor

El intento de reflejar los problemas de nuestra sociedad y la agenda política actual. Integra también a minorías étnicas y sociales.

Lo peor

Premisa MUY sobada, pobres actuaciones, y ritmo monótono. La falta de carisma de los protagonistas y la barrera cultural que existe.