La sombra de la ley
Análisis

Crítica de La sombra de la ley con Luis Tosar, Ernesto Alterio y Michelle Jenner

Por Raquel Hernández Luján

Crítica de La sombra de la ley, la película de Dani de la Torre que bebe del cine de gángsters e incluye a Luis Tosar, Ernesto Alterio y Michelle Jenner.

Hay que ser muy valiente para que tu segundo largo sea La sombra de la ley, así que solo podemos arrancar motores al realizar esta crítica alabando el arrojo y la decisión de Dani de la Torre para desarrollar una película tan ambiciosa, en el buen sentido de la palabra, como ésta.

Las mejores ofertas en packs de películas de 20th Century Fox

No es un trabajo redondo, pero ha puesto toda la carne en el asador y viendo en perspectiva la cosecha de cine español de este año, ya podemos decir que es una de las películas más potentes, arriesgadas y visualmente cuidadas que ha llegado a la cartelera, al menos hasta la fecha. Vamos, una de las mejores películas españolas del momento. Esto es algo que un cinéfilo tiene que agradecer.

Después de la estupenda y milimétricamente medida película El desconocido que supuso su debut, dejó claro que su labor como editor era una de las claves de que funcionara sobre ruedas (la metáfora es involuntaria). En el caso de La sombra de la ley, se nota que ha contado con una mayor financiación y que no ha querido dejar casi nada fuera del montaje, y ahí hemos encontrado su talón de Aquiles: el ritmo a veces se resiente, sobre todo en su tramo central, que se antoja algo más alargado de la cuenta.

Las 15 mejores películas españolas que puedes ver en Netflix

La película nos sumerge en unos ficticios años 20 anteriores al golpe de Estado de Primo de Rivera, en los que a las tensiones sociales y políticas entre matones y anarquistas se le añade una capa estética que aproxima la cinta al cine de gánsters estadounidense de los años 20 y 30. Y la verdad es que funciona muy bien. Como realizador, se vale de la última tecnología para crear largos planos secuencia en cabarets que nos llevan a respirar una atmósfera muy creíble y disfrutable. Son habituales los planos con drones que han precisado de procesos de postproducción para su ensamblaje... pero lo cierto es que lucen de maravilla.

Hay otros muchos placeres plásticos destacables en La sombra de la ley que hay que señalar: desde el diseño de vestuario de Clara Bilbao hasta el meritorio diseño de producción de Juan Pedro de Gaspar, que lo catapulta como favorito para ganar un nuevo Goya en esta categoría.

Atención también a la banda sonora compuesta por Manuel Riveiro y Xavier Font y grabada con la Orquesta Sinfónica de Galicia (y al temazo principal que se marca Ainhoa Arteta titulado "Hasta el último suspiro") que contribuye de manera sustancial en esa inmersión en el plano ficcional y a la fotografía, maravillosa, de Josu Inchaustegui desde el primer plano aéreo en el que vemos a trabajadores suspendidos de vigas antes de bajar a la ciudad (chapeau ante imágenes como esa).

Respecto a las interpretaciones, hay actuaciones mejores que otras. Luis Tosar no parece estar especialmente inspirado en el rol de Aníbal Uriarte, pero el tándem formado por Paco Tous y Jaime Lorente (que ya compartieron sets de grabación en La casa de papel) vuelve a funcionar de rechupete, así como una entregada Michelle Jenner y sobre todo Ernesto Alterio, en un rol muy desagradecido del que espectador nunca sabe exactamente qué esperar. Por lo demás la película cuenta con secundarios de lujo de la talla de Manolo Solo, Adriana Torrebejano o Vicente Romero, cuyo trabajo es excepcional.

La sombra de la ley reúne muchísimo talento y es una notable película que se encuentra en el selecto grupo de las producciones patrias imperdibles de la temporada. Después de verla, esperamos con mucha curiosidad los próximos proyectos de este realizador, que ha dado un golpe sobre la mesa dejando el listón muy alto.

Valoración

Dani de la Torre hace lo difícil bien: trasladar los códigos del cine de gánsters a la Barcelona previa al golpe de Estado de Primo de Rivera; pero lo fácil, sin embargo, se le escapa. Al montaje le falta agilidad en momentos clave y le sobra algo de metraje.

Hobby

72

Bueno

Lo mejor

Las interpretaciones, máxime la de Ernesto Alterio, la planificación del rodaje y la postproducción. Hay secuencias que son para quitarse el sombrero.

Lo peor

La parte de la lucha obrera funciona bastante peor que la de la corrupción policial y las bandas de mafiosos.

Lecturas recomendadas