Películas Españolas Netflix
Reportaje

Las 10 mejores películas españolas de Netflix

Por Martín Castro
- ">

Aunque hay muchos tópicos y ataques contra el cine español la realidad es que existen un gran número de buenas películas que demuestran que la industria española goza de buena salud.

Netflix ha querido explotar el cine español prácticamente desde sus inicios y a día de hoy el catálogo de películas españolas es sumamente interesante.  

La plataforma de vídeo bajo demanda nos ha cambiado radicalmente la manera de consumir contenidos, una de sus ventajas es que puedes ver tu película favorita desde cualquier lugar, ya sea desde el sofá de casa, mientras estás en la playa o en la piscina o cuando estás horas y horas en la carretera.

Vamos a repasar las mejores películas españolas de Netflix de diferentes géneros: comedias, películas de acción, fantásticas, últimos estrenos, etc. Y si lo tuyo es el cine patrio, te lo ponemos fácil, ya que hemos selección:

1- La isla mínima

Alberto Rodríguez llegó a lo más alto con La isla mínima, el largometraje ganador de 10 premios en la XXIX edición de los premios Goya y que no podía faltar en nuestro repaso a las 9 mejores películas españolas que podrás ver en Netflix.

Viajamos hasta el año 1890, concretamente hasta el pueblo andaluz situado en las marismas del Guadalquivir donde asesinan a dos muchachas. Para resolver este caso envían desde Madrid a dos detectives de homocidios, intepretados por Javier Gutiérrez y Raúl Arévalo, y que son ideológicamente opuestos. 

Es un thriller ubicado dentro del género policiaco, apasionante, pegado a la realidad, con un toque de denuncia y que en algunos momentos puede recordarnos a True Detective

 

2- Ocho apellidos vascos / Ocho apellidos catalanes

Ocho apellidos vascos fue una de las películas más taquilleras de todos los tiempos en España.

Ligera y fresquita arremete contra todo con la buena intención de hacernos reír sobre nosotros mismos. Y lo consigue con sketches muy bizarros.

Rafa es un joven señorito andaluz que no ha tenido que salir jamás de su Sevilla natal para conseguir lo único que le importa en la vida: el fino, la gomina y las mujeres. Hasta que un día todo cambia cuando aparece la primera mujer que se resiste a sus encantos: Amaia, una vasca.

Decidido a conquistarla, Rafa viaja hasta un pueblo de la Euskadi profunda, donde para que Amaia le haga algo de caso deberá hacerse pasar por vasco. Rafa pasará entonces a llamarse Antxon, nombre euskera al que decide además acompañar de unos cuantos apellidos vascos: Arguiñano, Igartiburu, Erentxun, Gabilondo, Urdangarin, Otegi, Zubizarreta y… Clemente.

Debido al éxito de la primera película, Emilio Martínez Lázaro, el director, decidió rodar una continuación de esta trepidante comedia romántica. Quienes difrutaran de Ocho apellidos vascos no van a encontrar motivo de enojo en Ocho apellidos catalanes pero tampoco la misma chispa ni en los personajes ni en las rivalidades territoriales y probablemente mucha menos diversión.

Ocho apellidos catalanes comienza con la alarma de Koldo al enterarse de que su hija Amaia, tras romper con Rafa, se ha enamorado del catalán Pau y, ante tal "sacrilegio", cruza la frontera de Euskadi y pone rumbo a Sevilla para convencer a Rafa de que deben viajar a Cataluña al precio que sea. El objetivo es rescatarla de los brazos del joven y de su entorno.

 

3- Tres bodas de más

Tres bodas de más está considerada una de las mejores comedias españolas de los últimos tiempos. Está dirigida por Javier Ruiz Caldera y protagonizada por Inma Cuesta, Quim Gutiérrez y Martiño Rivas. Fue nominada a siete premios Goya: Mejor guión original, mejor interpretación femenina protagonista, mejor actor revelación, mejor dirección de producción, mejor montaje, mejor diseño de vestuario y mejor maquillaje y peluquería. Tuvo un gran éxito de taquilla recaudando más de 6 millones de euros al ir a verla más de 900.000 espectadores.

La trama gira en torno a una joven investigadora llamada Ruth que se ve obligada a asistir a sucesivas bodas de tres de sus ex parejas, mientras que ella aún no ha conseguido encontrar a su pareja ideal.

Al no saber decir que no y no tener acompañante le pide a su becario el favor de acompañarla, provocando que durante la asistencia a las bodas tengan lugar multitud de sucesos descabellados que le llevan a Ruth a un profundo debate interno sobre qué quiere hacer con su futuro.

En Tres bodas de más encontramos variedad de gags, básicos pero que funcionan bastante bien. Aquí te contamos más detalles de esta película.

 

4- Todos están muertos

Todos están muertos es la ópera prima de la valenciana Beatriz Sanchíz y que se presentó durante la Sección Oficial del Festival de Cine de Málaga  de 2014. Allí triunfó al recibir los premios a la Mejor Actriz (Elena Anaya), Mejor Banda Sonora y Premio del Jurado. En los premios Goya de 2015 estuvo nominada a la mejor dirección novel y a la mejor actriz protagonista. Razones suficientes para ser incluida dentro de las mejores películas españolas buenas de Netflix

Todos están muertos

Todos están muertos se centra en la vida de Lupe, una gran estrella de rock en los años 80 pero que ahora vive sus horas más bajas encerrada en casa con bata y zapatillas, dejando atrás una vida rodeada por la fama, los conciertos y el éxito. La protagonista de este film no se atreve ni siquiera a salir de casa y es su madre, Paquita, una mexicana supersticiosa quien se ocupa de ella y de su nieto adolescente. Pero su madre quiere arreglar esta situación y saldar cuentas pendientes para poder seguir adelante haciendo hincapié en lo enigmático, lo natural y lo costumbrista.

 

Todos están muertos es un drama con toques de comedia y con mucho del realismo mágico de la literatura latinoamericana al contar con elementos irreales paranormales con la realidad y lo mundano. En algunos momentos nos recuerda a las primeras películas de Almodóvar y el pop español de los años 80 y 90.

Además de Elena Anaya, también encontramos a Ángelica Aragón, Nahuel Pérez Biscayart, Macarena García, Cristian Bernal, Patrick Criado, David Moreno y Eduardo Molina, entre otros.

 

5- Tenemos que hablar

El guionista y realizador David Serrano ( Una hora más en Canarias) vuelve a ponerse detrás de las cámaras con Tenemos que hablar. Esta comedia romántica narra la historia de una pareja separada en la que cada miembro de la relación ha tratado de continuar con su vida con diferente suerte. El director trata de dar una vuelta de tuerca al concepto de las rupturas y lo emplaza dentro del marco de la crisis económica y el escándalo de las preferentes.

Las mejores comedias románticas

Nuria (Michelle Jenner) lo tiene todo para ser feliz: un buen trabajo, una casa maravillosa y un novio perfecto con el que se va a casar. Sólo le falta una cosa: los papeles del divorcio. Por el contrario, su marido, Jorge (Hugo Silva), no ha conseguido reponerse tras su separación: durante la crisis perdió el trabajo, arruinó con sus consejos a sus suegros (Verónica Forqué y Óscar Ladoire), y ahora vive con su antiguo jefe (Ernesto Sevilla) alquilando su piso a turistas. Decidida a animarle primero para después poder pedirle el divorcio, Nuria le hace creer que sus padres no le guardan rencor. Pero las cosas se complican y las situaciones se vuelven cada vez más enrevesadas. 

 

6- El guardia Invisible

El guardián invisible es una película española dirigida por Fernando González Molina (Tres metros sobre el cielo, Tengo ganas de ti, Palmeras en la nieve).

Este thriller cuenta en su reparto con Javier Botet, Marta Etura, Colin McFarlane, Elvira Mínguez, Miquel Fernández y está basado en la novela homónima escrita por Dolores Redondo.

El guardián Invisible está ambientada en los márgenes del río Baztán, en el valle de Navarra, aparece el cuerpo desnudo de una adolescente en una circunstancia que lo relaciona con un asesinato ocurrido un mes atrás.  La inspectora Amaia Salazar dirige la investigación que la llevará de vuelta al pueblo de Elizondo, donde ella creció y del que ha tratado de huir toda su vida.

Enfrentada con las complicadas derivaciones del caso y sus propios fantasmas, la investigación de Amaia es una carrera contrarreloj para dar con un implacable asesino, en una tierra fértil en supersticiones y brujería.

 

 

7- Los últimos de filipinas

La historia de nuestro país da para realizar interesantes películas como esta revisión ficcionada de la gesta militar de un grupo de soldados españoles dejados a su suerte en una de las colonias que se resistían a abandonar ante la increíble pérdida del imperio español.

En su notabilísima ópera prima Salvador Calvo, que había hecho carrera en televisión como asistente de cámara en series como Periodistas y Policías, nos desplaza temporalmente a finales del siglo XIX. Un destacamento español es sitiado en el pueblo de Baler, en la isla filipina de Luzón, por el ejército tagalo revolucionario durante 337 días.

1898. Los últimos de Filipinas

En diciembre de 1898, con la firma del Tratado de París entre España y Estados Unidos, se ponía fin formalmente a la guerra entre ambos países y España cedía la soberanía sobre Filipinas a Estados Unidos después de 4 siglos de colonialismo español. Debido a esto, los sitiados en Baler son conocidos como "los últimos de Filipinas", si bien como narran los títulos finales hubo multitud de españoles hasta bien entrado el siglo XX.

 

8- 7 años

Drama intimista que transcurre casi al completo entre cuatro paredes con una puesta en escena muy teatral. Las miserias del ser humano, al descubierto.

7 años

Los cuatro cofundadores de una empresa tecnológica tienen un grave problema con Hacienda que llevará, de forma irremediable, a uno de ellos a pasar siete años en prisión. Con el reloj corriendo en su contra, urge tomar una decisión: ¿quién sacrificará su libertad para salvar a sus amigos?

 

9- Kamikaze

Película española dirigida por Alex Pina en la que Slatan, un hombre oriundo del Karadjistan, se enfrenta a una situación extrema: hacer estallar un avión de pasajeros que va de Moscú a Madrid. Pero una tormenta de nieve retrasa el vuelo, y los pasajeros son alojados en un hotel de montaña hasta que pase el temporal. Ese retraso obliga al terrorista a convivir, durante tres días, con sus futuras víctimas, unas personas con una visión positiva y optimista de la vida. 

 

10- Perdiendo el norte

Los protagonistas de Perdiendo el norte, Hugo (Yon González) y Braulio (Julián López) son dos jóvenes con formación universitaria cansados de no encontrar trabajo ni futuro en España, deciden emigrar a Alemania inspirados por un programa de televisión similar a Españoles por el mundo. Pero pronto se dan cuenta de que su estancia en Berlín puede convertirse en una pesadilla y las oportunidades no son tan fáciles de encontrar. 

Perdiendo el norte es una de las mejores película españolas de Netflix y está totalmente recomendada para los emigrantes españoles o los que han pensado hacer en algún momento las maletas e irse a otro país. Mezcla el humor sencillo con situaciones absurdas que se producen en otro país. A ello ayudan actores que nunca fallan en este tipo de registros como son Javier Cámara (en el papel de Próspero Cifuentes) y Carmen Machi (como Benigna Marín) junto con la presencia de José Sacristán (interpretando a Andrés Hernández Capel).

 

Lecturas recomendadas