Ir al contenido principal
Sonic La película
Análisis

Crítica de Sonic: La película, el salto al cine de la mascota de SEGA

¡El borrón azul salta al celuloide! La película de Sonic no ha tenido un camino fácil hasta su llegada al cine, pero por fin ha llegado y ha sabido cumplir con las expectativas. Te lo explicamos con una crítica con la que se te va a erizar el pelo.

Las adaptaciones de videojuegos a películas suelen tener el estigma de ser poco acertadas y terminar descarrilando, así que, desde que se anunció que una película de Sonic the Hedgehog estaba en marcha, muchos se echaron a temblar. La cosa no mejoró (de hecho, fue un desastre), cuando se mostró el primer tráiler con un Sonic absolutamente espantoso, que para nada conservaba el espíritu del personaje de SEGA. En Paramount Pictures tomaron nota de las quejas, rehicieron al erizo y, por fin, Sonic: La película tiene su estreno este 14 de febrero. Nos alegra confirmar que la cosa ha llegado a buen puerto... Si entendemos qué es lo que vamos a ver en el cine. Vamos a explicarnos.

Ten a Sonic en tu habitación con la simpática escultura que se ilumina de Pixel Pals

La historia de Sonic: La película arranca con un tono cercano al de los videojuegos. En un lejano planeta, Sonic es un ser asombroso, con una velocidad y poder que muchos desean poseer... Por no entrar en spoilers, la cosa se resume en que Sonic acaba en la Tierra y ha de esconderse para que sus perseguidores no den con él. Pero el erizo no es más que un adolescente y ansía tener amigos y vivir aventuras. Su frustración provoca un acontecimiento que hace saltar alarmas del Gobierno, por lo que llaman al genio loco, el doctor Robotnik, para que dé caza al erizo. Sonic tendrá que apañarse para encontrar su vía de escape junto a Tom Wachowski (James Marsden, que recordaréis por Westworld o por ser Cíclope en las primeras X-Men), un sheriff de un pueblo aburrido en el que nunca pasa nada.

A partir de ahí comienza una aventura que toca diferentes palos: comedia, unas pizcas de "road movie", momentos cómicos y sí, también ciertos retazos de drama. Hay algo que en Paramount parecen haber tenido claro: quieren que los niños se sientan identificados con Sonic. El erizo es pura osadía, tiene ganas de velocidad, es muy valiente... Pero también se da cuenta de lo solo que está y de lo importante que es tener amigos y familia de algún tipo. Tom y su esposa Maddie (Tika Sumpter, Infiltrados en Miami) representan los padres jóvenes, buenazos y guais que todo niño querría tener, si bien es cierto que la película hace demasiado hincapié en esa faceta "humana y terrenal" de la historia, lo que hace que el ritmo se espese un poco tras el primer acto.

Tampoco ayuda que el humor sea bastante bobalicón, con Sonic soltando frases del tipo "soy más rápido que pa qué" o "más que Robotnik, deberías ser Robo-tonto", lo cual deja claro que el target principal de la película son niños pequeñitos, probablemente de 6 ó 7 años. Por supuesto, para la faceta cómica hay que tener en cuenta a Jim Carrey, una de las grandes bazas de la película, que como sabréis interpreta al Doctor Robotnik.

Sonic la pelicula - Robotnik

Tal y como apuntaban los tráilers, en esta película Carrey vuelve a su faceta más loca, histriónica y extravagente. Con obras como ¡Olvidate de mí! o Kidding ha demostrado que es un magnífico actor dramático, pero todos echamos en falta su forma de desmelenarse en Ace Ventura o en Dos tontos muy tontos (la original, la reciente mejor olvidarla). Y sí, aquí tenemos al señor Jim Carrey, a sus 58 años, bailando con un cuerpo que parece de goma, desencajando la cara o soltando discursos rápidos de lo más cachondos.

Es cierto que él también se hace un poco cargante, sobre todo con gags innecesariamente largos al principio, pero tiene momentos muy divertidos en los que vuelve a ser un placer verlo hacer el tonto.

¿Y qué hay de la acción? Pues, por suerte, es uno de los puntos fuertes de la película. Como decíamos antes, Sonic queda genial en pantalla (a la altura de lo que consiguieron con Detective Pikachu, una película que inspira irremediables comparaciones y que, en nuestra opinión, queda ligeramente por encima) y, cuando se pone a correr, a echar chispas y a ejecutar piruetas imposibles, todos podemos ver lo que nos enamoró de él en la época de Mega Drive, Master System y Game Gear. El espíritu indómito, veloz y cool de Sonic está aquí y es emocionante verlo en pantalla grande.

Sonic pelicula

Sobre todo, porque viene acompañado de una estupenda banda sonora, desde el inevitable "Don´t Stop Me Now" de Queen (en una de las escenas más chulas y simpáticas de toda la película) hasta otros temas más recientes que vienen al pelo. A propósito de la acción, también se ofrecen un par de escenas ralentizadas que técnicamente son impecables y mola mucho verlas en pantalla, pero es una pena que las nuevas X-Men ya lo habían hecho gracias a Quicksilver y con ello se ha perdido un poco el factor sorpresa. Aún así, son un portento técnico.

¿Es una adaptación fiel de los videojuegos?

Ya hemos mencionado que Sonic: La película está pensada principalmente para niños. O, si queréis ampliar un poco el segmento de público, a familias que quieren disfrutar viendo cómo los niños se lo pasan bien con Sonic. Pero, ¿qué hay de los que sean veteranos jugones del erizo? ¿Hay referencias y homenajes a los videojuegos que justifiquen ir a ver la peli? Sí que las hay, pero repartidas de forma un tanto desigual. Desde luego, cuando se apagan las luces y vemos un mosaico de juegos clásicos formando el logo de SEGA y suena la icónica fanfarria de "seeeegaaaa", un veterano no puede evitar que se le pongan los pelos de punta y fantasee con un posible "segaverso" en el futuro, con películas de, yo que sé, Golden Axe o Shenmue.

Pero bueno, no hagamos cuentos de la lechera y centrémonos. Una vez dentro de la película, encontramos muchos elementos de los videojuegos. Como ya se ha visto en el tráiler, el arranque tiene lugar en Mobius, el propio mundo de Sonic, y mola muchísimo ver los icónicos loopings trasladados a celuloide. Los inevitables anillos también tienen un papel muy importante. Es cierto que se ha cambiado su "funcionalidad" respecto a los videojuegos, pero se ha justificado su presencia de una forma muy útil y lógica.

Sonic pelicula

No entraremos en más detalles, pero los que estéis atentos, detectaréis muchas referencias a los videojuegos (efectos de sonido por aquí, retazos de melodías por allá) e incluso alguna broma al lore de internet y los memes de Sonic muy cachonda. Aún así, los homenajes llegan en los primeros minutos, se olvidan durante todo el grueso de la película y vuelven ya en el final, para una conclusión muy satisfactoria y unas batallas entre Sonic y Robotnik más cercanas a lo que todos habíamos imaginado. En ese sentido, os hacemos una recomendación: por favor, ESPERAD a que terminen las escenas post-créditos, os haréis un favor. Ahí lo dejamos...

El Sonic que vemos en pantalla representa una especie de fusión entre el personaje original de los videojuegos y el que se popularizó en series de televisión como Las aventuras de Sonic el erizo: se disfraza, es travieso, protagoniza gags... Y hasta intenta colarnos coletillas, al soltar "¡esto es Sónico!" todo el rato. En ese sentido, han sabido mezclar con bastante tino lo mejor de ambos mundos.

En resumen, Sonic La película es como un nivel de Chemical Plant de Sonic 2: tiene buen ritmo y sorpresas, pero también es cierto que posee muchos altibajos. Especialmente, en la narración y el humor. Resulta muy formulaica en su estructura narrativa (es muy fácil prever todo lo que va a pasar en cada momento) y repite, oootra vez, el recurso de arrancar la historia in media res y decir "espera, me estoy adelantando, mejor os lo cuento desde el principio"... Pero a la vez tiene un espíritu muy sincero y un trasfondo muy noble (tiene un claro mensaje ecologista, muy buen rollo y ganas de que los más pequeños se lo pasen bien), que hace que inevitablemente cojamos cariño al Sonic de la pantalla grande.

Está claro que tienen esperanzas en que de aquí salga una nueva saga de películas... ¿Y sabéis qué? A nosotros también nos gustaría mucho, porque hay potencial para mucho más. Sonic La película no romperá moldes, pero cumple bien su función de presentar una aventura blanquita y distendida, apta para todos los públicos, pero especialmente pensada para los más pequeños. Habrá a quien le parezca (legítimamente, por supuesto), una bobada de película, pero parece claro que quien va a decidir aquí el destino del erizo serán los niños que quieran acudir o no a la taquilla. El tiempo dirá si seguimos viviendo una aventura SEGA.

¡Videojuegos y palomitas!

A lo largo de los años, hemos reunido las críticas de toooooodas las películas basadas en videojuegos que existen. Puedes leer todas estas críticas en nuestro especial Del juego al cine. ¡Seguro que hay muchas adaptaciones que no conocías!

Valoración

Una adaptación bastante correcta del espíritu y el lore de Sonic, que se disfruta más si nos ponemos el "chip" de que estamos ante una película de aventuras con enfoque infantil.

Hobby

74

Bueno

Lo mejor

La propia representación digital de Sonic es convincente, divertida y espectacular. Algunas referencias a su universo y los momentos de acción.

Lo peor

El humor es excesivamente bobalicón. Se centra demasiado en la trama de los personajes humanos.

Y además