Suburbicon
Análisis

Crítica de Suburbicon, la nueva película de George Clooney

Por Raquel Hernández Luján
-

Crítica de Suburbicon, la nueva película de George Clooney protagonizada por Matt Damon, Julianne Moore, Óscar Isaac, Glenn Fleshler, Michael D. Cohen y Noah Jupe. En cines a partir del 8 de diciembre.

Ya desde los títulos de crédito, George Clooney juega con el espectador a meterlo de lleno en los años cincuenta (y solo por esa introducción, Suburbicon ya merece la pena, no os digo más). 

Consigue las mejores películas de Clooney a un precio de risa

En un acomodado barrio de las afueras de casas similares y espaciosas la vida es aparentemente perfecta y reina un ambiente apacible. Pero la armonía del lugar se viene abajo cuando una familia afroamericana se instala en una parcela. Es entonces cuando los vecinos comienza a organizar asambleas y luego pasan a la acción directa.

Y es que este barrio no es tan idílico como parece y bajo sus tranquilas calles se esconde una realidad que no se muestra en los panfletos. La calma habitual que se respira en este impecable barrio de las afueras se ve perturbada cuando un robo tiene consecuencias mortales y una familia recurre a los sobornos, la venganza y la traición para sobrevivir. 

Inspirada en hechos reales, Suburbicon es una película que Clooney dirige y coescribe junto a los hermanos Coen cuyo humor es harto reconocible y el también productor, director y actor Grant Heslov.

El reparto protagonista está formado por Matt Damon (Una vida a lo grande), Oscar Isaac (Star Wars Episodio VIII: Los últimos Jedi), Julianne Moore (Kingsman: El círculo de oro) y Noah Jupe (Wonder), entre otros y no se puede decir que no lo den absolutamente todo. En el caso de Julianne Moore incluso interpretando dos papeles muy diferentes.

La fotografía, los tiros de cámara y la voluntad estética de la película es la de rendir un homenaje al cine de los años 50 de modo que podríamos catalogar Suburbicon como un ejercicio de estilo de no ser por el humor negro que emana de todas esas convenciones cinematográficas que tan bien han funcionado en el thriller (marca de los Coen al cien por cien).

Por su parte, la magnífica banda sonora del compositor francés Alexandre Desplat, que con Valerian y la ciudad de los mil planetas y La forma del agua se ha marcado tres bandas sonoras excepcionales este año, le da al conjunto una fuerza y un empaque incomparables. Puede que de hecho Clooney haya abusado un tanto del plano musical para enfatizar la filiación temporal del relato pero es tan buena que casi se agradece que lo haya hecho.

A nivel argumental Suburbicon explora dos planos muy distintos que hacen que la cohesión interna se resienta un tanto: por una parte tenemos un thriller doméstico y por otra un alegato en favor de la diversidad étnica, visto todo ello desde la óptica de un niño en principio ajeno a las mezquindades del mundo adulto (este Noah Jupe realmente tiene madera para llegar lejos, no le perdáis la pista porque el año que viene lo vamos a ver al menos en tres películas: The Titan, Un lugar tranquilo y Holmes and Watson).

Suburbicon

¿Y de dónde nace la idea bicéfala? Pues por un lado, del interés de Clooney por el caso de William y Daisy Meyers, un matrimonio afroamericano que fue increpado y asaltado por una horda de ciudadanos iracundos cuando se atrevieron a mudarse a un “suburbio” de clase media-alta. Al parecer Clooney descubrió la historia a través del documental de 1957 Crisis in Levittown que podéis ver en YouTube de forma gratuita. A esto se le unió un guión de los hermanos Coen, escrito en los años 90, en el que una serie de desventurados personajes se veían condenados por sus decisiones... algo que viene siendo uno de sus leit motiv y que es atemporal en sus obras de modo que se ha podido recuperar sin problema.

Suburbicon

La sátira hacia el sueño americano está servida y obviamente con ánimos de trazar paralelismos con la actualidad, algo que parece haber levantado ampollas en determinados sectores. Bueno, que incomode hace a Suburbicon un poco mejor todavía, no nos andemos con buenismos a estas alturas. Puede que demasiado obvia en algunos aspectos, puede que lejos de la perfección, pero muy disfrutable con todos sus defectos.

El microcosmos fotografiado por Robert Elswit y erigido gracias al diseño de producción de James D. Bissell llega a ser cruel y devastador si nos ceñimos a la premisa política y nos olvidamos de la caricatura, pero tiene la elegancia de dejarnos con la estampa de dos niños demoliendo desde su inocencia las barreras del odio racial. 

Valoración

Suburbicon es un cruce entre Mujeres desesperadas y Fargo, una delirante propuesta jalonada de interpretaciones sublimes que exuda amor por el cine de los años 50. Un ejercicio de estilo que a la postre encuentra incluso un espacio para la crítica social.

Hobby

78

Bueno

Lo mejor

Tener a Julianne Moore por partida doble. La resistencia de Clooney a encasillarse en un género definido y su amor al cine clásico. La BSO, genial.

Lo peor

Aunque es caricaturesca por voluntad propia, hay personajes que rozan lo ridículo: si no entras en el juego que propone la peli te puede despistar.

Lecturas recomendadas