Super Drags Netflix
Análisis

Crítica de Super Drags Temporada 1, la serie LGBT de Netflix

Por Javier Cazallas

Llega a Netflix España la temporada 1 de Super Drags, la atrevida serie de animación para adultos brasileña con personajes LGBT que no está dejando indiferente a nadie.

En ocasiones, Netflix nos sorprende con apuestas de lo más atrevidas y con temas controvertidos. Es algo que siempre ha hecho que el abanico que abarca el catálogo de la plataforma VOD sea bastante atractivo. Desde tierras brasileñas nos llega ahora una serie de animación que, desde luego, no va a dejar indiferente a nadie. La temporada 1 de Super Drags llega cargada de poder arcoíris con personajes LGBT por doquier y un humor muy específico.

Creada por Anderson Mahanski, Fernando Mendonça y Paulo Lescauf, Super Drags tiene un público objetivo muy concreto, y que necesita contar con una mente abierta para poder apreciar la serie minimamente. Esta serie brasileña se une a otras obras de animación para adultos de Netflix como Paradise PD o (Des)Encanto, y promete dar que hablar, para bien o para mal, pero va a ser tema de conversación en algunos círculos. Veamos nuestro veredicto.

Consigue temporadas completas de Modern Family

Un mundo arcoíris

El mundo de Super Drags se centra en el colectivo LGBT, que, a pesar de estar poco a poco saliendo de una edad oscura de intolerancia y represión a más no poder, aún tiene camino por recorrer. Muchas son las series que en algún momento han contado con un personaje LGBT que ha brillado puntualmente en algunos episodios. Modern Family con Mitchell y Cameron es un buen ejemplo de ello. Sin embargo, en esta serie de Netflix, lo "raro" es ver personajes heterosexuales.

Esta serie brasileña está protagonizada por tres superhéroes -o superheroínas, como los queráis llamar- con habilidades basadas en el poder arcoíris que todos los gays y lesbianas albergan en su interior. Es algo de lo que oiréis hablar bastante en la serie. Con su poder, se transforman de unos simples dependientes de grandes almacenes a las Super Drags, esas superheroínas drag queen que protegen a su colectivo contra viento y marea. Claro que, sin contar con el argumento, más bien son una copia de Las Supernenas. Al menos, los guionistas deben de haber consumido las mismas sustancias al escribir las historias.

Contra la intolerancia

Uno de los puntos fuertes de Super Drags es su mensaje contra todos aquellos intolerantes que no respetan la forma de ser de los demás. Por supuesto, al tratarse de una serie LGBT, os podéis imaginar cuál es el foco de la intolerancia de la gente. Desde los medios de comunicación y la política, lanzan su mensaje de odio contra las Super Drags y todo lo que representan. Su líder, el profeta Sandoval, guarda un parecido casi idéntico al de cierto dictador alemán del siglo XX. Y la simbología de su movimiento os va a ayudar a identificarlo.

Super Drags Netflix

Pero las Super Drags no solamente tienen que vérselas con las fuerzas de la intolerancia, sino también con elementos internos corrompidos por la envidia y el ansia de poder. Lady Elza es una diva, o eso quiere creer, que ansía derrocar a la diva del momento, Goldiva, y convertirse en el ídolo del colectivo LGBT. También posee ciertos poderes de magia negra, a saber por qué.

Su humor, lo mejor y lo peor

Sin duda, el humor soez de toda serie de animación para adultos como Super Drags es lo que atrae más espectadores. Sin embargo, el humor de esta serie de Netflix es muy específico, y menos variado del que tien, por ejemplo Rick y Morty. Al estar tan focalizado en el mismo tipo de chistes de forma constante, acaba saturando y haciendo algo cansino ese tipo de chascarrillos. Es algo que puede hacer que los espectadores se reduzcan en ciertos rangos del espectro.

Super Drags Netflix

Por otro lado, algunos de los chascarrillos, y sobre todo el doblaje y localización de la serie al castellano son notables. Especial mención al doblaje de Scarlet Carmesi, Donizete que tiene algunos puntos a lo largo de la serie que son de lo mejorcito.

Super Drags mezcla algunos géneros levemente, como por ejemplo el subgénero de mechas del anime, al que se hará varias referencias en varios de los momentos de la serie. A pesar de contar con tan solo 5 episodios, la serie narra una historia completa. Aunque bien podría haber sido un largometraje quitando algo de paja (y no hagáis coñas con esto, que os vemos).

Super Drags Netflix

No sabemos si Netflix renovará por una segunda temporada. Desde luego, nos queda claro que a sus productores les encantaría. Es una serie para ver en uno o dos ratos y dejarse llevar, siempre y cuando su humor (repetitimos, se hace demasiado cansino por tirar una y otra vez de los mismos recursos) no os sature más que un traje de diva. 

Valoración

Una serie de animación para adultos cuyo objetivo es lanzar un mensaje de tolerancia hacia los colectivos LGBT. Algunos destellos de humor de calidad entre una gran cantidad de verborrea que hace que el público objetivo se pueda reducir.

Hobby

65

Aceptable

Lo mejor

El mensaje de tolerancia que lanza. El doblaje y localización de las voces al castellano.

Lo peor

El humor soez tan focalizado en lo mismo puede llegar a ser cargante.