Ir al contenido principal
Altered Carbon 2
Análisis

Crítica de la temporada 2 de Altered Carbon, ya disponible en Netflix

¡Ponte la pila cortical! Crítica de la segunda temporada de Altered Carbon, la serie de Netflix protagonizada por Anthony Mackie disponible en la plataforma desde el 27 de febrero de 2020.

Ya están disponibles en Netflix los ocho episodios que conforman la segunda temporada de la serie de ciencia-ficción Altered Carbon, basada en el relato homónimo de Richard Morgan, que en 2003 se alzó con el preciado premio Philip K. Dick como mejor novela de ciencia-ficción.

En España se publicó por parte de la editorial Minotauro en 2005 y posteriormente ha sido republicada en 2016 con el título de "Carbono modificado" por parte de la Editorial Gigamesh (la misma que tiene los derechos de las novelas de la saga "Canción de hielo y fuego de George R. R. Martin). Laeta Kalogridis, responsable del guión de Shutter Island y productora ejecutiva de Avatar, ha sido la encargada del guión.

¿Te pica la curiosidad? ¡Lee la novela!

Una de las primeras preguntas que os asaltarán es si es necesario haber visto la primera temporada de la serie para seguir la trama. La respuesta es un sí rotundo.

A pesar de que la plataforma pone a disposición de los usuarios un resumen de unos minutos antes de que arranque la segunda temporada de Altered Carbon, el montaje es lo suficientemente farragoso como para complicarle el visionado a más de uno que no esté familiarizado con el vocabulario de este universo ficticio: las pilas corticales, las DHF, los enfundados, los Mats, los quellistas, los biomarcadores o la neuromanipulación son conceptos que están permanentemente en boca de los personajes. A fin de que nadie se pierda, os proponemos visitar este reportaje que recoge los términos más frecuentes de Altered Carbon.

Al margen de que los conozcas, si no has visto la primera temporada, será difícil que comprendas algunos de los giros de guión más importantes que se producen a partir del cuarto episodio, que es precisamente cuando la serie se pone interesante, recuperando a personajes de la primera temporada.

¿De qué va la segunda temporada de Altered Carbon?

Siguiendo la estela de la primera, cada episodio de la segunda cuenta con un título que nos remite a películas de cine negro de los años 40 y 50. Nuestro protagonista, Takeshi Kovacs, es el objetivo de numerosos cazarrecompensas mientras que emprende la desesperada misión de encontrar a su amada QuellCrist Falconer o, al menos, su pila cortical, en la que estará almacenada su conciencia.

Por su parte, Poe, la IA que sirve de asistente a Kovacs, se enfrenta a sus propios problemas: está gravemente dañado, pero se niega a reiniciarse dado que ello comportaría la pérdida de buena parte de su memoria, incluyendo a Lizzie.

Volveremos a ver el Hotel Raven como base de operaciones y punto de ancla para Kovacs, que recibe el encargo de uno de los Mats fundadores: protegerlo antes de que lo maten. A tal efecto le proporciona a nuestro protagonista una nueva funda mejorada con reflejos de supervivencia, cierto poder de autocuración e incluso acceso a armas.

Todos los leit-motiv de la serie están presentes en Altered Carbon 2: la deshumanización que proviene de haber vencido a la muerte real, la denuncia de las desigualdades sociales e incluso un potente mensaje ecologista que deriva de las acciones que emprendieron los fundadores en el pasado y que algunos se empeñan en tapar y mientras que a otros les genera graves problemas de conciencia. En general, se indaga más en el background de todos los personajes y conocemos sus raíces, aspectos relacionados con sus orígenes y, en definitiva, con su identidad, que es el núcleo del guión. Muchos de ellos se enfrentan a pérdidas de memoria parciales y tienen como meta recuperar su esencia.

Altered Carbon 2

Novedades en el reparto

Al margen de las caras conocidas (y de las nuevas fundas), tenemos también una renovación importante del elenco. Por ejemplo, nos presentan a Trepp (Simmone Missick) con quien Kovacs trabajará codo con codo mientras ella trata de encontrar a su hermano.

Frente a ellos, Danica Harlan interpretada por Lela Loren y el coronel Ivan Carrera interpretado por Torben Liebrecht

La segunda temporada de Altered Carbon no solo introduce muchos cambios en el fondo, siendo más dramática y perdiendo buena parte de su sentido del humor, sino también en la forma. La estética cyberpunk sigue siendo la tónica en algunos momentos puntuales, pero también vemos ciudades a plena luz del día con cielos azules que nos alejan de esas urbes atestadas y oscuras que eran tan características de esta puesta en escena y el regusto a cine negro también queda diluido por toneladas de información y acción que se suceden sin parar.

Altered Carbon 2

De hecho, da la sensación de que se ha condensado demasiada información en estos ocho episodios y que habría merecido la pena pasar más tiempo en ese engañoso oasis de los renunciantes o en los tugurios de Harlan jugando al gato y el ratón. 

La trama es bastante más complicada que la de la primera temporada e introduce un montón de nuevos componentes y giros que eclosionan en los dos episodios finales, totalmente impredecibles. El resultado no es decepcionante, 

Te gustará si...

Cuando os hablamos de la primera temporada, lo referentes eran claros:  Blade RunnerDesafío totalMatrixElysium o Ghost in the Shell estaban en el trasfondo. En esta ocasión, giramos un poco hacia Gears of War y Black Mirror contando con dosis mayores de violencia y prestando una mayor atención a la militarización del Protectorado y a los monstruos generados por la tecnología. Y algún guiñito a Indiana Jones también encontraréis gracias a los arqueólogos, pero no os diremos más para que disfrutéis del caramelo.

La espectacularidad de algunas secuencias que casi se pueden palpar, contrasta con otras mucho más dependientes de efectos de postproducción digital y menos vistosas, entre las que se encuentran aquellas en las que aparece el árbol aguja cantora. Se aprecia mucho en este sentido la pérdida del escenógrafo Charles Leitrants, fallecido en 2019.

En suma, la segunda temporada de Altered Carbon, a pesar de elevar la apuesta en lo que se refiere al plano argumental y al ritmo, resulta bastante inferior a la primera, con bastantes secundarios menos carismáticos e interesantes. No obstante, se deja ver, aunque recomendamos no hacerlo en forma de maratón, dado que así resulta agotadora.

Valoración

La segunda temporada de Altered Carbon nos reintroduce en Harlan y retoma buena parte de los conflictos abordados en la primera: el coste de la inmortalidad, la búsqueda de una IA de la humanidad o el pulso entre el Protectorado y los quellistas, si bien los personajes no tienen el mismo carisma ni la trama es tan clara.

Hobby

70

Bueno

Lo mejor

La fastuosa puesta en escena, la fotografía y las coreografías de acción: son ágiles, originales y cuentan con un equipo de especialistas sensacional.

Lo peor

Hasta el cuarto episodio, es fácil adelantarse a los giros de guión. A partir de ese momento es cuando empieza a ponerse realmente interesante.

Y además