Vergüenza 3
Crítica de la temporada 3 de la comedia Vergüenza, de Movistar+, disponible en la plataforma a partir del viernes 14 de febrero de 2020 al completo.

El 14 de febrero, Movistar + estrenará la tercera temporada de Vergüenza, compuesta por seis episodios de unos 25 minutos de duración de media. La serie sigue siendo una de las comedias más transgresoras del panorama televisivo, si bien sabe reinventarse para dejar en un segundo plano lo escatológico y atender a otras cuestiones más ambiciosas en una temporada que huele a despedida y en la que se cuelan varios mensajes curiosos acerca de la volatilidad de la fama o del uso carroñero que ciertas televisiones hacen de vídeos virales y autoproclamados famosos de medio pelo.

Consigue Vergüenza en DVD

Para esta ocasión, Álvaro Fernández-Armero y Juan Cavestany se valen de uno de los trucos narrativos más viejos del mundo: picar al espectador para valerse de su curiosidad y mantenerlo enganchado.

Así, accedemos a un amplio abanico de personajes que son objeto de las preguntas de una terapeuta... Con sus palabras, grabadas a cámara, se vaticina una desgracia, con muerte incluida, peligrosamente cerca de Jesús, si bien la información se va dosificando para guardar buena parte de los misterios hasta el último episodio.

VIDEO

Tr´ailer de la temporada 3 de Vergüenza

Todo empieza, como suele suceder, por un efecto bola de nieve: en la temporada 3 de Vergüenza, Nuria decide regalarle a Yusuf un móvil y también motivar al niño para que haga alguna actividad en la que pueda destacar. Su estatura se lo pone muy fácil: balonceso. Así, Jesús decide llevarlo a un partido de la ACB.

A Yusuf poco le interesa el deporte, lo que hace que tenga constantemente su atención concentrada en el móvil... hasta que Jesús le da una colleja y se lo quita, justo en el momento en el que una cámara lo está grabando. Así se convierte en una vergüenza nacional, siendo objeto de burlas, ataques y una gran cobertura mediática. 

Por su parte, Nuria encuentra su techo de paciencia y decide pedirle la separación a Jesús, harta de sus mentiras y manipulaciones, pero además tiene que lidiar con su jefe en la farmacia, que tiene una halitosis de tal calibre que espanta a la clientela y está a punto de hacer quebrar la ortopedia.

Paralelamente Óscar intenta rehacer su vida, pero su versión de El graduado le ha provocado un importante agujero financiero y quiere devolver el dinero que reunió para el crowdfunding en el que incluso participó el suegro de Jesús, Carlos. No se le ocurre mejor manera de conseguirlo que apuntarse a un ensayo clínico de un producto que le genera una fuerte desinhibición sexual, arranques de sinceridad e incluso de violencia.

Y hasta aquí podemos leer para no descubrir más que las líneas maestras que quedan trazadas al comienzo de la temporada 3 de Vergüenza para no irnos demasiado de la lengua. Como veis, esto se traduce en que hay algo más de enjundia y menos sexo, caca, culos y pedos... aunque todos estos ingredientes también estén presentes.

Uno de los principales cambios respecto a las dos temporadas anteriores es el cambio de la escala: como anuncia la cartelería y la promo, las meteduras de pata de Jesús ya no se circunscriben solo a su entorno familiar, laboral o a sus grupos de amigos y conocidos sino que todo se amplifica y tiene mayores repercusiones en la opinión pública general.

Vergüenza 3

En este sentido, la serie ha sabido crecer con un diseño de producción menos modesto que los anteriores y alguna que otra secuencia más elaborada, coral y compleja de lo habitual. De paso, las modificaciones en el guión hacen que los espectadores puedan sentirse un pelín más identificados con Jesús, al que vemos pasarlo mal, y de carambola, ¡premio! Nos encontramos con una crítica bastante afinada hacia la efímera atención mediática que le brindan todos esos medios que se nutren de sucesos, anécdotas y noticias sin sustancia y que requieren alimento constante aunque sea de usar y tirar.

Ojo a los cameos, porque hay varios muy sonados como el de Leticia Sabater o Mariló Montero, a la cabeza de la pirámide trófica, además de otros más inesperados como el de James Rhodes, pianista y activista por la erradicación de la violencia hacia niños y jóvenes y que demuestra que no solo sabe reírse de sí mismo sino que puede utilizar el humor de una serie tan políticamente incorrecta como es Vergüenza para hacerse ver y oír. 

Estas son las TV más vendidas en Amazon España

Estas son las TV más vendidas en Amazon España

Estos son los televisores que triunfan entre los usuarios de Amazon España, en su mayoría ya con resolución 4K.

Ver listado

También hay nuevos fichajes muy acertados como el de María Hervás, a quien habéis visto en Gym Tony, La que se avecina o El pueblo, que también el 14 de febrero estrena nueva temporada.

El guión de Vergüenza 3 es bastante más ingenioso que los anteriores y busca subvertir algunas de las reglas establecidas: en un momento dado Nuria busca explotar la falta de empatía de Jesús, por ejemplo, y Óscar se desata de una forma impredecible en una de las escenas más locas y mordaces de esta nueva tanda de episodios. En suma, esta vez sí, merece la pena pasar un poco de bochorno nacional para sonrojarse frente al televisor porque el resultado es muy superior al de la segunda temporada.

FlechaIcono de flecha

VALORACIÓN:

La tercera temporada de Vergüenza amplifica el universo de Jesús y Nuria entrando en nuevos terrenos dentro de la que es la comedia española más ruborizante del panorama televisivo. Huele a despedida.
FlechaIcono de flecha

LO MEJOR:

El giro que le dan al personaje de Óscar, la crítica a los medios de comunicación y a la fama efímera y el fichaje de María Hervás, hilarante.
FlechaIcono de flecha

LO PEOR:

Algunos cameos son muy casposos y casi desagradables: están bien puestos en contexto, pero ¡qué vergüenza ajena dan!
Hobby

70

Bueno

Y además

Vergüenza (Serie TV)

Argumento:

Vergüenza es la nueva producción de Movistar +, y se emite desde el 24 de noviembre de 2017 en el canal #0. Malena Alterio y Javier Gutérrez son los principales protagonistas de la serie. La primera temporada consta de 10 episodios de unos 30 minutos de duración cada uno. Jesús (Javier Gutérrez) y Nuria (Malena Alterio) son una pareja normal...