Orange Is the New Black 7
Análisis

Crítica de la temporada 7 de Orange Is the New Black: llegó el final

Por Raquel Hernández Luján

Crítica de la temporada 6 de Orange Is the New Black, disponible desde el 27 de julio de 2019 en exclusiva vía Movistar Series Xtra y próximamente en Netflix.

La temporada 7 de Orange Is the New Black ya está disponible en España, en exclusiva vía Movistar Series Xtra. A pesar de que trata de una de las series originales de Netflix más populares y de mayor trayectoria, alcanza así su final definitivo. Y la razón de que llegue antes a Movistar que a su plataforma madre, es un acuerdo previo al desembarco de Netflix en España. 

Como siempre, la temporada final de OITNB, está compuesta por 13 episodios de unos 55 minutos aproximadamente, a excepción del último, que ronda los 85. A partir de aquí, nos enfundamos el pijama naranja, azul o rosa para entrar en cada una de las alas de la cárcel de Litchfield por última vez y contaros cómo le han dado un final de lo más digno a los personajes a los que hemos seguido durante tantos años. Esta crítica está libre de spoilers.

Pack de Orange Is the New Black temporada 1 al 6

Como ya os contamos en nuestra crítica de la temporada 6 de Orange Is the New Black, al final veíamos a Piper salir de la cárcel, lo que nos abría el horizonte más allá de los barrotes llevándonos a indagar sobre la gran cuestión: si es capaz de integrarse en la vida civil o no.

A grandes rasgos toda esta nueva tanta de episodios habla de lo que supone para las presas continuar en la cárcel, luchar por abandonarla o rehacer su vida fuera.

Estamos de hecho tanto tiempo dentro como fuera de Litchfield. Algunas reclusas tiran la toalla, otras encuentran un propósito para vivir en prisión, otras consiguen la ansiada libertad y tienen suerte, otras todo lo contrario.

La seña de identidad de la serie se mantiene intacta: la diversidad es el caldo de cultivo de un amplísimo abanico de situaciones porque cada caso es único e irrepetible. Y ni que decir tiene que el sentido del humor sigue presente hasta el último segundo, con puntazos tales como la interpretación a dúo del clásico jingle de Mountain Dew como despedida en un funeral o el gran guiño a Cadena perpetua.

Orange Is the New Black ha sabido reinventarse una vez más para narrar historias significativas en las que es fácil que el espectador lo ponga todo para consumir esta temporada final en un suspiro: necesita saber más y alcanzar el final. Es probablemente además la más satisfactoria porque explora mejor que nunca esa mixtura tan peculiar de intensísimo drama y comedia irredenta como atestiguan el arco de Caputo, el de Red y Frieda Berlin o el de la siempre imprevisible Suzanne.

Y se agradece, sobre todo, que no sea una conclusión cerrada que busque un final efectista: no hay un evento que suponga un golpe sobre la mesa y unifique el destino de todas las reclusas sino que cada una de ellas, encuentra su misión o se estrella en el intento. Hay una voluntad de que el drama no se lo coma todo, pero también de que la comedia no arrase con las reivindicaciones sociales que OITNB viene haciendo desde sus comienzos.

Orange Is the New Black 7

Hay historias de superación, de emprendimiento, de estancamiento, de fracaso y de pérdida. Tan amplio es el conjunto de historias como lo es el espectro de personajes y su situación personal. No hay dos historias iguales, ni siquiera parecidas y todas merecen ser contadas. Esto es lo que siempre nos hizo pensar la cabecera en la que hemos visto diseccionados los rostros de las protagonistas: ojos y bocas diversos y los surcos del paso del tiempo y las experiencias cincelando sus facciones para hacerlas únicas e irrepetibles. Y qué bonito gesto el de utilizar fan arts para crear el cartel de esta temporada final, permitiendo que haya algo de la audiencia en la propia serie.

Grata despedida por tanto, de una serie que ha sabido romper moldes y llegar a un final de lo más satisfactorio sin renunciar a su esencia y dejando el pabellón muy alto,

Valoración

La temporada final de Orange Is the New Black hace justicia a todos y cada uno de sus personajes, recuperando incluso a algunos a los que llevábamos mucho tiempo sin ver. También deja alguna pregunta en el aire pero, en general es un desenlace justo con muchos matices.

Hobby

90

Excelente

Lo mejor

La construcción de los personajes y su evolución natural. La asombrosa manera de conjugar drama y comedia en una montaña rusa de emociones.

Lo peor

Que nos quedemos a oscuras sobre uno de los personajes principales tras un momento de gran tensión. Con un reparto tan coral, daba para más.

Y además