Idris Elba, Matthew McConaughey
Análisis

Crítica de La torre oscura, la nueva adaptación de Stephen King

Por Raquel Hernández Luján

Crítica de La torre oscura, la nueva adaptación de Stephen King dirigida por Nikolaj Arcel y protagonizada por Idris Elba, Matthew McConaughey y Tom Taylor. En cines a partir del 18 de agosto.

Paupérrima adaptación de una de las obras más complejas de Stephen King. Es simplona, pobre y carece de sustancia suficiente como para levantar un proyecto con proyección a futuro, si bien sirve para un visionado ligero.

Saga "La torre oscura" al mejor precio

La sinopsis de La torre oscura nos confía el secreto del equilibrio del universo: una enorme torre que se levanta en el centro es la que nos protege de los demonios que habitan más allá. El hombre de negro planea sembrar el caos haciéndola caer para lo cual necesita reclutar a niños tocados por "el resplandor". Uno de ellos será Jake, un joven acosado por pesadillas terribles que siguiendo las pistas que en ellas percibe se adentra en un mundo paralelo en el que conocerá a "el pistolero", el único capaz de detener al hombre de negro y truncar sus planes.

¿Qué ha pasado con la adaptación de La torre oscura de Stephen King? Pues un montón de cosas, no todas buenas, precisamente. Cambios en el guión, bandazos en la producción y un sinfín de problemas se han concretado en una película que sin ser mediocre ha simplificado de tal forma la trama que casi se sitúa en el terreno del telefilm de sobremesa y en una futura serie que, al parecer, centrará su atención en el volumen cuarto de la saga literaria.

Vayamos por partes: a pesar de ser uno de los autores más prolíficos del género de la fantasía y el terror y también uno de los que en más ocasiones han visto sus letras trasladadas a la pequeña y la gran pantalla (no siempre contando con su beneplácito), es un autor tremendamente difícil de adaptar. Sus tramas son oscuras, adultas y bastante brutales y llevar esos componentes a un producto que se pueda vender al gran público, es complicado.

En el caso de la película de La torre oscura se ha optado por una doble vía para contentar a todo el mundo: se ha eliminado la oscuridad y la carga de profundidad de la obra (que por otra parte es densa de narices) y a cambio se ha trufado el metraje de alusiones a otras novelas de King que al menos mantendrán entretenidos a los fans: guiños al Hotel Overlook de El resplandor, al Pennywise de "It", a "Christine" e incluso algunas referencias cinéfilas para los que de verdad estéis atentos como el póster de Rita Hayworth que nos remite a Cadena perpetua.

Aparte de que el guión es bastante endeble de por sí optando por el punto de vista del joven Jake Chambers y escamoteándole mucha información al espectador (es la típica película que lo resuelve todo deprisa y corriendo en los cinco últimos minutos sin haber sido capaz de construir una trama eficaz que pueda dejarte poso alguno) tiene serios problemas de consistencia.

Ni el diseño de producción, ni los efectos especiales y ni siquiera las caracterizaciones están a la altura (espantoso el departamento de peluquería), sino que a veces llevan a la película a rozar el ridículo. Es una película con pretensiones que no logra estar a la altura.

Respecto al reparto llama la atención que Matthew McConaughey e Idris Elba queden tan desdibujados en sus respectivos roles (sí, me uno a la legión de fans que habría preferido ver a McConaughey en el rol de pistolero por más que Elba se defienda dentro de los parámetros de escasa libertad que le da el guión).

Hay otros rostros conocidos que veréis desfilar por la pantalla: Abbey Lee (Mad Max: Furia en la carretera), Jackie Earle Haley (Watchmen) y Nicholas Hamilton (It) pero solo Katheryn Winnick (Lagertha en Vikingos) consigue ser algo más creíble y su aparición es muy breve, así que ya imaginaréis que lo mejor que se puede decir de La torre oscura es que es entretenida y poco más. Ha dejado escapar una preciosa oportunidad de crear ese multiverso narrativo en el que están condensados todos los mundos del escritor. Lo que en roman paladino llamamos una ocasión desperdiciada.

Esto no quiere decir que no se pueda disfrutar de la película: como os contaba, si habéis leído a King la película os hará pasar el rato, pero no esperéis grandes complejidades argumentales o hilos que os lleven a relacionar la película con algo más grande. Si es vuestro caso es fácil que salgáis decepcionados del cine.

En cuanto a otros valores creativos, no hay mucho que destacar: ni la banda sonora tiene temas memorables ni a nivel audiovisual se asume ningún tipo de riesgo reseñable. La torre oscura daba para experimentar mucho más en este terreno. Qué harán ahora de cara a la serie es difícil de decir porque la base de la película es fina como la capa superficial de un lado helado: no creo que sirva para erigir nada sólido.

Eso sí, parece ser que King no tira la toalla a pesar de las catastróficas críticas que ha ido cosechando La torre oscura y en una entrevista para el portal Cinema Blend ha expresado que sigue creyendo posible que se haga una secuela, en la que querría obtener una calificación por edades más restringida. “Cuando la película obtenga la calificación R, los ejecutivos del estudio dirán: ‘Bueno, sabemos que esto va reducir los ingresos en un 20% o un 30%’, pero creo que películas como Deadpool han demostrado que eso no tiene por qué ser así”.

Puede que exista un rayo de esperanza si le hacen caso y dejan que salga adelante una obra con más enjundia y carácter, como esas novelas con las que nos atrapa y despedaza obligándonos a enfrentarnos a nuestros miedos atávicos. Déjenle hacer, por favor. Déjennos sufrir...

Valoración

La torre oscura no es una película infecta: es moderadamente entretenida y está plagada de guiños al universo literario de Stephen King pero simplifica de tal manera su saga que queda en un terreno muy superficial... ¿Se sitúa en las Tierras Baldías del cine fantástico? Algo así...

Hobby

55

Regular

Lo mejor

Las referencias a otras obras de King como It, Christine, El resplandor o incluso a la peli Cadena perpetua. Katheryn Winnick e Idris Elba cumplen.

Lo peor

Que de una obra tan compleja y cargada de microhistorias haya salido algo tan tópico y simplón. Desaprovechar así el talentazo de McConaughey.