Crítica de A través de mi ventana, una historia de amor adolescente para adolescentes

A través de mi ventana (2022)

A través de mi ventana es la nueva película de amor adolescente que se estrenaba en Netflix el pasado 4 de febrero. 

Puede que el género de amor adolescente siempre haya estado bastante denostado por la crítica cinematográfica, con razón, pero lo cierto es que es una apuesta segura para atraer al público en plena pubertad tanto al cine como a un servicio de VOD como Netflix.

Y la plataforma que dirige Ted Sarandos lo sabe, por eso en los últimos tiempos parece que Netflix se ha especializado en llenar su catálogo de películas y series en las que chica adolescente se enamora de chico adolescente, en un principio inalcanzable para ella, en las que siempre acaba triunfando un amor profundo y pasional. 

VIDEO

Tráiler de A través de mi ventana, lo nuevo de Netflix

En los últimos años hemos visto como decenas de estas cintas estadounidenses se estrenaban en la plataforma y ahora vemos como Netflix exporta este mismo concepto adaptando historias fuera de las fronteras del continente que prácticamente las inventó. 

A través de mi ventana es un claro ejemplo de esto, pues es una historia de amor adolescente escrita originalmente por una venezolana, Ariana Godoy, y trasladada a España con un equipo y reparto completamente patrio. Eso sí, parece que se han aprendido todos los clichés de sus homónimas estadounidenses porque los recrean punto por punto.

La cinta dirigida por Marçal Forés cuenta la historia de Raquel, una adolescente de clase media que vive en una espectacular casa en Barcelona, que ha sido rodeada por la propiedad de los Hidalgo, una acaudalada familia que tiene tres hijos y muy poca imaginación para los nombres.

Todos ellos han sido bautizados con los nombres de distintos dioses griegos, sin demasiado conocimiento sobre los mismos, pues aunque los dos hermanos mayores llevan el nombre de Apolo y Ares, el tercera lleva el de Artemis, que realmente era la diosa de la caza. 

Crítica de El timador de Tinder: la surrealista historia de Simon Leviev en el Top 10 de Netflix

El Timador de Tinder

Pero más allá de eso, resulta que Ares es realmente atractivo, lo que hace que nuestra protagonista se enamore de él casi de una forma obsesiva. Una obsesión que hará que él se acerque a su ventana para robarle el wi-fi dando comienzo a una especie de relación amor-odio entre los dos protagonistas, que además deben enfrentarse a los conflictos típicos de la edad. 

Mientras que Raquel intenta superar su miedo escénico a la hora de presentar las obras que ha escrito, Ares tendrá que enfrentarse a su familia para poder ser quien realmente quiere ser más allá del negocio familiar tan importante para su padre. 

Todos los clichés posibles y más 

Pese a que no es sorprendente que una película de este género de amor adolescente utilice constantemente los trucos y situaciones ya vistas anteriormente en otras películas parecidas, lo más llamativo de A través de mi ventana es que, a pesar de estar ambientada en Barcelona, cumple uno a uno todos los clichés de las películas estadounidenses.

Tanto es así, que incluso en la cinta hay un baile de fin de curso en el instituto, algo que no suele ser muy habitual en los centros escolares españoles tal como le hace notar el protagonista a su enamorada. Por supuesto, también cumple la norma de que él es un mujeriego manipulador y ella una pobre chica que solo se deja llevar por su amor. 

A través de mi ventana (2022)

En lo que sí parece estar muy influenciada por el cine español es en la muestra sin tapujos del sexo adolescente, pues los personajes no solo hablan sobre este tema sino que también se les ve practicándolo, algo casi imposible en la casta sociedad estadounidenses que, sin embargo, refleja fielmente la juventud actual en la que el sexo ya no es un tabú.

Con una banda sonora repleta de artistas jóvenes, en la que incluso se mete Amaia, A través de mi ventana cuenta la típica historia de amor adolescente haciendo uso de una Barcelona en la que a todos nos gustaría pasar todos los veranos. 

Con muchos elementos más que mejorables, las actuaciones sobre todo así como los diálogos que parecen forzados entre los personajes en muchos momentos, esta nueva película de Netflix hará que disfruten los amantes del género, a la vez que disfrutan de una buena dosis de abdominales de los protagonistas. 

Si nunca te han gustado este tipo de películas mejor que no le des a reproducir a A través de mi ventana pues puede que pases una hora y media de tu vida preguntándote por qué decidiste darle al play. 

FlechaIcono de flecha

VALORACIÓN:

Si eres adolescente y fan del género de historias de amor adolescentes, seguramente A través de mi ventana te parezca una delicia, sin embargo falla a la hora de atraer otro público, aunque en realidad, ni siquiera lo intenta. Llena de clichés y con interpretaciones cuestionables.
FlechaIcono de flecha

LO MEJOR:

Acierta a la hora de retratar a la adolescencia actual y no tiene ningún problema en hablar de sexo o mostrarlo.
FlechaIcono de flecha

LO PEOR:

Tiene todos los clichés del género, incluido un baile de instituto americano, y eso que está ambientada en Barcelona.
Hobby

55

Regular

Y además