Crítica de El tubo, ciencia-ficción claustrofóbica para liberarnos de nuestros terrores ocultos

El tubo

Crítica de El tubo (Meander), la cinta de ciencia-ficción escrita y dirigida por Mathieu Turi de estreno en cines el 3 de septiembre de 2021.

Los seguidores de la serie Vikings vais a reencontraros con dos intérpretes que han aparecido en la serie en la película francesa El tubo. Por una parte, Gaia Weiss, que dio vida a Porunn durante dos temporadas y por otra Peter Franzén, que encarnó a Harald Finehair por un periodo más largo de tiempo.

La primera es la absoluta protagonista de esta propuesta de ciencia-ficción claustrofóbica escrita y dirigida por Mathieu Turi, responsable de Hostile. Es, por tanto, su segundo largometraje como director y un hábil relato sobre el proceso de superación de una pérdida para un personaje en vías de superación de un trauma, si es esa la lectura final que hacemos de la película.

VIDEO

Tráiler español de El tubo

La actriz da vida a Lisa, una mujer que se plantea incluso quitarse la vida tumbándose en la carretera para ser atropellada. Se arrepiente en el último momento y accede a ser recogida por un conductor que pasa por allí.

Sin embargo, para su sorpresa, las noticias de la radio apuntan a que anda suelto un asesino sanguinario, cuya descripción coincide con él. No tiene tiempo para reaccionar y pierde la conciencia tras un brusco frenazo.

Después de un periodo de tiempo indefinido, Lisa despierta en un lugar desconocido embutida en un traje y con un brazalete que señala una cuenta atrás de once minutos. Aún no lo sabe, pero su supervivencia depende de ese dispositivo que le señala el tiempo del que dispone para superar las trampas mortales que va a encontrar en el tubo en el que se halla prisionera.

Con esta premisa inicial, es fácil relacionar la película con un cruce entre Escape Room, Cube y Saw, pero la cinta no cuenta ni con la pretensión de ser tan entretenida como la primera, ni tan demoledora como la segunda ni tan repulsivamente gore como la tercera, aunque tenga sus momentos sanguinolientos.

Antes al contrario, El tubo es una cinta que queda abierta de forma premeditada para que los espectadores puedan interpretarla como deseen. Si lo hacen de una forma literal, pronto verán que es algo loca e inconsistente, como si hubiera caprichosas ideas tras el guión, mientras que si prefieren la lectura metafórica, quedarán más satisfechos dado que tiene más enjundia.

De este modo, las dificultades que experimenta la protagonista a lo largo de la película y los obstáculos que debe ir superando serían una alegoría de su proceso de duelo y superación personal y no solo un tortuoso tour por trampas que la llevan al límite como el fuego, el agua, el ácido o cortantes cuchillas automáticas creada por "ellos". ¿Y quiénes son ellos? ¡A saber!

Las siete películas de ciencia-ficción más influyentes de la década 2010

Las siete películas de ciencia-ficción más influyentes de la década 2010

¡Nos sorprendieron para bien! Esta semana lanzamos el listado de las películas de ciencia-ficción más influyentes de la década 2010 destacando Origen, Mad Max: furia en la carretera o Ex Machina.

Descúbrelas

Una de las mayores virtudes de esta película es su fortaleza a la hora de crear atmósferas y de jugar con el espacio: en algunos momentos puede traeros a la cabeza El hoyo, solo que en esta ocasión estamos ante una historia más íntima y menos social en sus implicaciones además de resultar menos certera en sus intenciones.

También, claro está, han podido servir de referencia o como poco vienen a la mente películas de personajes "encerrados" al estilo Buried, Tin Can o la más reciente Oxígeno, con la que está más emparentada si cabe por su voluntad de elevar el conjunto con un final impactante que también será divisivo.

Reman a su favor la supuesta sencillez de la puesta en escena, que requiere de pocos elementos y, durante gran parte del metraje, solo a la actriz protagonista y el interesantísimo trabajo de iluminación de Alain Duplantier que consigue trasladar los estados de ánimo del personaje y las situaciones de peligro inminente con un chasquido de dedos cambiando el color de la pantalla.

VIDEO

Series más prometedoras de la segunda mitad de 2021

El tubo es una película, en resumidas cuentas, evocadora y bien planteada, si bien le cuesta rematar en el tramo final: ¿es una historia de fantasmas? ¿de aliens? ¿de perturbados mentales? ¿de revoluciones tecnológicas incontrolables? ¿Es todo producto de la imaginación de una mujer agonizante? ¿Cumplió con su cometido de quitarse la vida y asistimos a la plasmación de sus miedos más profundos?

Sea todo afirmativo o negativo, es una de esas cintas que te deja pensando. Y lo mismo eso es lo interesante y no tanto que sea redonda y te lo dé todo mascado.

Si te has quedado con ganas de más ciencia-ficción, apunta los mejores títulos de series y películas del género que puedes disfrutar en casa gracias a las plataformas y no olvides que cada viernes te enviamos gratis nuestra newsletter cargada de recomendaciones actualizadas para que no se te escape nada.

FlechaIcono de flecha

VALORACIÓN:

Ciencia-ficción, terror, gore, drama... todo se da cita en una película que queda abierta a la interpretación: puedes tomarla en un sentido literal o metafórico, siendo ese plano el más satisfactorio.
FlechaIcono de flecha

LO MEJOR:

La interpretación de Gaia Weiss que carga prácticamente sola con el peso de la película. La creación de atmósferas y la alegoría sobre el luto.
FlechaIcono de flecha

LO PEOR:

Hay acontecimientos que parecen arbitrarios y no tienen lógica (o al menos nosotros no se la encontramos).
Hobby

68

Aceptable

Y además

El tubo (2021)

Lanzamiento:

Argumento:

Lisa es una mujer al borde del colapso, al punto de que llega a cuestionarse el suicidio para superar el dolor. Tras subir al vehículo de un misterioso hombre, Lisa se despierta dentro de una estrecha tubería y va ataviada con un extraño traje. En su brazo tiene un brazalete con una cuenta atrás. La joven no sabe por qué está en ese lugar,...