El último sharknado
Análisis

Crítica de El último sharknado: ya era hora, la última peli de la saga

Por Raquel Hernández Luján

Crítica de El último sharknado: ya era hora (The Last Sharknado: It's About Time), la última peli de la saga de Anthony C. Ferrante y protagonizada por Ian Ziering.

Recta final de agosto y cita obligatoria en SyFy: la nueva entrega (y a todas luces la última) de la saga Sharknado se aproxima a las costas de nuestros televisores y, como ya nos anticipaba Sharknado 5: Aletamiento global y dejaba muy claro el tráiler, vamos a tener viajes en el tiempo que nos van a llevar por lugares y momentos históricos emblemáticos, redefinidos a golpe de aleta de escualo.

Os refrescamos la memoria: al final de la quinta entrega la Tierra quedó destruida, sin ningún superviviente excepto Fin Shepard. Para intentar solucionar esta desolación Fin ideará una forma de viajar en el tiempo utitizando puentes temporales: su finalidad será evitar que ocurran desde un principio y salvar de este modo a su familia.

La sinopsis de El último Sharknado (The Last Sharknado: It's About Time), existe, aunque ni falta que hace, porque como ya imaginaréis, es una película sin pies ni cabeza que se ve con todo el placer de dejar aparcado el cerebro fuera de la estancia y cazando cameos de famosos. En cualquier caso, la reproducimos para vosotros: Todo está perdido, ¿o no? Fin desbloquea el poder de viajar en el tiempo de los Sharknados para salvar al mundo y resucitar a su familia. En su viaje, luchará contra dinosaurios, caballeros, soldados y clones. Esta vez lo importante no es cómo detener a los sharknados sino cuándo".

Consigue la saga Sharknado en edición metálica

Viajar en el tiempo tiene una particularidad maravillosa y es que puedes reinventar lo que quieras. Bien sabréis ya que cualquier narrativa episódica tiene una especie de Biblia, que llaman los guionistas, por las que se rige la lógica interna de la historia. Una franquicia tan imprevisible como ésta, suele tener golpes de timón inverosímiles pero si encima juegas con la línea temporal, ya está permitido prácticamente todo. Y eso le da un plus de locura maravilloso elevando la absurdez a la enésima potencia. De alguna manera, Sharknado 6 riza el rizo convirtiéndose una parodia de la parodia de sí misma.

Los préstamos son muchos y muy variados: han entrado en la coctelera alusiones a Regreso al futuro, Vacaciones en el mar, La princesa prometida, Toy Story, Star Wars y hasta El planeta de los simios o Juego de tronos... incluso Jurassic World: el reino caídoDe largo es la película más loca, descerebrada y esperpéntica hasta la fecha y ese es el gran encanto que viene encandilando al público desde 2013: que nada parece imposible. 

Dicho lo cual, hay que decir que en la traducción y doblaje se pierden juegos de palabras y que la película experimenta un bajón de ritmo importante en algunos momentos puntuales, sobre todo después de lo bien que arranca. Y ojo, que habrá a quien se le quede corta... No como en el caso de Megalodón, la gran decepción del verano, pero sí que es cierto que nos prometieron nazis y nos tenemos que conformar con una breve aparición de Hitler.

Los cameos de El último Sharknado

El último Sharknado tiene un poquito de todo: vais a ver en pantalla al actor Leslie Jordan a quien recordaréis de Will & Grace, a la estrella de Mean Girls Jonathan Bennett, a Dee Snider de Twisted Sister, al científico Neil deGrasse Tyson que se hizo cargo del regreso de Cosmos, a Alaska Thunderfuck de RuPaul's Drag Race y al actor que suele interpretar a Dick Cheney y a Bill Clinton en Saturday Night Live Darrell Hammond en el papel de George Washington, entre otros muchos.

Pero si hay que señalar un cameo excepcionalmente tonto y divertido es el de Tori Spelling, la compañera de reparto de Ian Ziering en Sensación de vivir e hija del famoso productor Aaron Spelling, interpretando a la madre de Fin. Su marido, Dean McDermont da vida a su padre. ¡Toma ya!

El último Sharknado

Como ya os contamos el año pasado, Scott Mullen tomó el relevo en el guión de Sharknado 5 basándose en los personajes creados por Thunder Levin en la primera SharknadoSharknado 2, Sharknado 3: Oh Hell No! y Sharknado 4. Pues bien, es probable que solo los freaks más hardcore del fenómeno Sharknado lo reconozcan pero Levin tiene un cameo en la escena final. ¡Atentos!

En fin, El último Sharknado es un final digno para este pasatiempo veraniego con el que tantas risas nos hemos echado. Es tan cutre como se espera de ella y hay que reconocer que hay más trabajo físico por parte de los actores y más imaginación por parte del guionista para entregar una peli memorable con los gags más desternillantes de la saga. Nosotros además hemos podido verla en pantalla grande y en un cine de verano, que es el ambiente ideal para compartir este tipo de frikipelis, en plan festivalero, aplaudiendo, abucheando y dándole codazos al de al lado al descubrir una cara conocida entre los extras. Nada que objetar.

Semper paratus

Sí que sorprende que no haya escena postcréditos y que el final sea tan sincero... casi dramático. Si esperas una hecatombe como desenlace quizás te alucine que después de su trepidante desarrollo con clímax superloco, haya toda una declaración de intenciones por parte del protagonista y el equipo de la película, hablando del final de una era y el comienzo de una nueva. Porque si de algo ha servido Sharknado ha sido precisamente para eso, para resucitar carreras que languidecían y otorgar segundas oportunidades. Para aunar al fenómeno fan en torno a un producto de muy baja calidad pero que ha generado una gran fidelidad por su falta de pretensiones más allá de hacernos pasar un rato divertido. En este caso, le damos la vuelta a la tortilla: cuanto peor hecha está, más nos gusta; cuanto más inverosímil, mejor es su guión. Se acaba el verano y el cielo ha quedado despejado. ¡Qué lástima! Era preferible que Nova vaticinara que "huele a Sharknado".

Valoración

No hay 5 sin 6, pero todo indica que El último Sharknado cerrará la saga definitivamente: no se puede ir más allá de ver un tiburón comerse un dinosaurio, un híbrido tiburón-dragón o de sufrir el ataque de un robotiburón... El espectáculo está a la altura de las expectativas.

Hobby

60

Aceptable

Lo mejor

Que la película siga siendo un festival de cutrez autoconsciente y que con los viajes en el tiempo ahonde aún más en su locura.

Lo peor

Muchos pensarán que no hacía falta que se rodara esta película... Y tienen razón pero, ¿acaso no echaremos de menos la saga el año que viene?