Crítica de V-Wars temporada 1, la serie de Netflix que replantea a los vampiros

V-Wars
Netflix hace que vuelva a llegar la sangre al río con un nuevo enfoque para el mito de los vampiros. Bienvenidos a una serie que os pondrá los dientes largos si buscáis algo de gore, drama y thriller.

En esta nueva serie de Netflix se juntan un par de veteranos del género. Por un lado, la propia plataforma, que ya nos planteó una adaptación de Castlevania con resultados algo irregulares. Por otro, Ian Somerhalder, el protagonista de esta nueva historia, al que muchos recordarán por ser Damon Salvatore en Crónicas Vampíricas... Aunque para nosotros siempre será Boone de Perdidos. La cuestión es que acaba de llegar la temporada 1 de V-Wars, la adaptación de un cómic del mismo nombre que nos lleva a un escenario diferente para los vampiros.

Consigue el cómic de V-Wars

Somerhalder interpreta a Luther Swann, un microbiólogo que, ayudado de su viejo amigo Michael Fayne (Adrian Holmes, que sonará a los fans de Arrow), visita una instalación de investigación en la que se ha liberado un virus prehistórico. Ambos son expuestos al virus pero, mientras que Luther apenas sufre algunas nauseas, Adrian nota cómo su cuerpo y sus sentidos cambian poco a poco. Él se convierte en una especie de vampiro, que necesita matar violentamente a sus víctimas para beberse su sangre, gracias a lo cual se vuelve más fuerte, rápido y resistente que un humano.

VIDEO

V Wars - Tráiler de la nueva serie de vampiros de Netflix con Ian Somerhalder

Tranquilos, que nos hemos contado nada spoilero, ya que eso son solo los primeros compases de los 10 episodios que incluye esta primera temporada. A partir de ahí, la historia va divergiendo en torno a la llegada de más y más vampiros, las luchas de los humanos por detener la epidemia y las guerras internas. Y es que, si algo hace bien V-Wars, es ir a degüello (nunca mejor dicho) a por los acontecimientos y el avance de la historia: tenemos al protagonista obsesionado por encontrar una cura para los Bloods (así se llaman estos "neo vampiros"), las luchas de poder dentro del bando de estos últimos, las intrigas entre la Agencia de Seguridad Nacional y el FBI por exterminar o contener esta amenaza... Todo ello ayuda a que haya muchos personajes secundarios en movimiento, cada uno de ellos con su propia agenda... Y cualquiera puede tener papeletas a la hora de morir ya que, como si de un Juego de Tronos se tratara, aquí puede palmarla hasta el apuntador en cualquier momento.

V-Wars

Esta serie de Netflix también lanza algunos dilemas morales sobre la mesa. No es nada que os vaya a tener despiertos por la noche, pero es interesante que se plantee sus propias normas: ¿deben ser los Bloods considerados una nueva especie, con sus propios derechos y obligaciones? A pesar de sus cambios, ¿Michael sigue siendo el viejo amigo de Luther y deben luchar por su amistad contra viento y marea? Si existiera la forma de dilucidar quién se transforma y quién no, ¿habría que hacerlo público? También se colocan ciertas normas en torno a "cómo funcionan" los vampiros: si acaban de comer son mucho más fuertes, existen variantes llamadas Verdulak que no matan. pero convierten a sus víctimas en esclavos sin consciencia...

V-Wars

En realidad, la relación de "bromance vs conflicto" de los dos protagonistas es el verdadero motor de la historia y eso da un cierto encanto a los dos personajes, a pesar de que las tramas dan muchos tumbos durante los dos ó tres primeros capítulos, hasta que finalmente la narrativa se pone interesante. Como espectadores, necesitamos tener algo de paciencia y pasar por alto ciertos errores, algunos de bulto (¿de verdad un microbiólogo llega a una instalación abandonada que trataba con paleovirus y no se pone ni una simple mascarilla?) y otros de ritmo narrativo, que hacen que no entendamos bien qué ha pasado hasta que los propios personajes lo explican minutos después.

Tampoco ayuda que los efectos digitales sean bastante casposetes, especialmente, de nuevo, en el comienzo de la historia, pero por suerte, la trama no se centra demasiado en peleas complejas ni en momentos con monstruos y gore muy elaborados (aunque los hay, ya que los vampiros, cuando atacan, se convierten en una especie de Mileena de Mortal Kombat con sus enormes colmillos), por lo que la atención se acaba centrando en las relaciones de los personajes, que es lo más interesante. Pero no os preocupéis, esto no es un episodio avanzado de The Walking Dead del tipo "hablamos mucho y no pasa nada", sino todo lo contrario: no paramos de descubrir traiciones, explosiones que acaban de un plumazo con un personaje que parecía fundamental y, en definitiva, giro tras giro de guión.

V-Wars

A veces, esos giros molan y a veces... Son un poco de echarse las manos a la cabeza, especialmente en el episodio final de la serie, que se esfuerza más allá de lo necesario en crear unos cliffhangers que nos hagan esperar una temporada 2 de V-Wars.

En definitiva, esta serie es irregular (le cuesta encontrar su tono, que deriva del terror del principio al drama y el thriller de los capítulos siguientes), pero tenemos que reconocer que, dentro de su estilo que a veces amenaza con descarrilar en la fosa de las teleseries baratas, consigue tener cierto encanto, que nos hace querer saber más y más sobre los personajes y sobre las posibilidades de los Bloods. V-Wars no será la serie del año, pero si queréis un enfoque de los vampiros en el que estos no brillen ni sean super cool, quizá aquí encontréis algo de sangre fresca...

FlechaIcono de flecha

VALORACIÓN:

Un interesante cambio de perspectiva para un concepto aparentemente quemado como es el de los vampiros. Le cuesta arrancar, pero consigue generar un universo con cierto encanto.
FlechaIcono de flecha

LO MEJOR:

La reinvención para el origen de los vampiros. La forma en que las tramas se van construyendo. La tortuosa relación de los dos protagonistas.
FlechaIcono de flecha

LO PEOR:

El protagonista le pone ganas, pero no es el mejor actor del mundo. Ciertas partes de la trama que se explican a trompicones. Los efectos digitales.
Hobby

72

Bueno

Y además

V-Wars (Serie TV)

Argumento:

Ian Somerhalder, conocido por su papel en Crónicas Vampíricas, regresará al mundo de los vampiros con la serie V-Wars. La producción, tendrá por el momento una temporada de 10 episodios y se estrenará en la plataforma de streaming Netflix a lo largo del próximo 2019. Ian Somerhalder interpretará al Dr. Luther Swann, cuyo mejor amigo, Michael...