Iain Armitage
Análisis

El joven Sheldon: Analizamos el piloto del spin-off de Big Bang

Por Javier Cazallas

Analizamos el episodio piloto de El joven Sheldon, el spin-off de Bing Bang basado en la juventud de Sheldon Cooper, el personaje al que dio vida Jim Parsons y que ahora encarna en su juventud el pequeño Iain Armitage.

A estas alturas de la vida, hay poca gente que no sepa quién es Sheldon Cooper. Y es difícil que no se nos venga a la mente la imagen de Jim Parsons dando vida al querido y excéntrico científico en alguna situación cotidiana volviéndose absurda por momentos. Sin embargo, a partir de hoy, podremos sumar a esas evocaciones al pequeño Iain Armitage, que se va a encargar de dar vida a Sheldon en su infancia a través de El joven Sheldon.

Hemos podido ver el episodio piloto del esperado spin-off de Big Bang, y lo hemos hecho, como muchos seguidores de la serie de Chuck Lorre, con cierto grado de desconfianza, ya que un spin-off puede ser un arma de doble filo: puede salir muy bien o enterrarte. No vamos a entrar en spoilers innecesarios de El joven Sheldon, ya que es importante que los descubráis cuando veáis el episodio.

Un viaje a los 80

La serie nos traslada desde el segundo uno a 1989, con una banda sonora a la altura de esa década y con un entorno visual tanto en atrezzo como en vestuario que no nos costará identificar a los que vivimos aquellos años y sobre todo, a quienes vimos tantas películas y series de aquella época. 

¿Fan de la serie? Llévate a casa la icónica cortina de ducha de The Big Bang Theory

La trama principal del episodio girará en torno al primer día de Sheldon Cooper en el instituto, a pesar de tener solo 9 años. Por supuesto, su familia no permanece indiferente ante el hecho de que el joven genio asista a clase con gente mucho más mayor -y mucho menos inteligente- que él. Cada miembro de la familia Cooper tratará de asimilar la situación de la mejor manera posible. Lograrlo o no es ya harina de otro costal.

Sin interrupciones enlatadas

Una de las cosas que nos llamará la atención desde el principio, y para bien, es la ausencia de las risas enlatadas, omnipresentes en muchas sitcom. A pesar de ser una comedia, El joven Sheldon se muestra como una serie con algo más de seriedad. El hecho de no querer recurrir a esos sonidos enlatados es una muestra de que no se le quiere indicar al espectador cuando debe reírse o debería. Para nosotros es un punto a favor, junto al hecho de que está grabada con unos movimientos de cámara mucho más suaves que los que vemos en Big Bang.

Young Sheldon, spin-off de The Big Bang Theory

La mayoría de las situaciones más divertidas de El joven Sheldon durante este episodio tienen lugar en la Iglesia y la escuela de secundaria de Galveston, Tejas, así como en la casa unifamiliar de la familia Cooper. En todos ellos, el joven Sheldon Cooper hará gala de esa gran carencia de empatía que le caracteriza, así como de su cuadriculada forma de pensar y de no callarse. Esto, por supuesto, traerá más consecuencias a su familia que a él mismo. 

Un elenco equilibrado

El plantel principal de personajes es el usual en una comedia familiar. Unos padres que se quieren pero que tienen formas de ser muy diferentes. Un hermano duro, una hermana pasota y meticona, y, en este caso...Sheldon. En un principio nos podría recordar un poco a The Middle, aunque la fuerza de un personaje como Sheldon Cooper nos sacará de esa impresión rápidamente. 

Las interpretaciones de Zoe Perry como Mary Cooper y de Lance Barber como George Cooper Sr son variopintas. Un matrimonio con un hijo difícil de criar y de comprender que al mismo tiempo tienen que lidiar con otros dos hermanos que no ponen mucho de su parte. Ambos tratarán, a su manera, de encarrilar al joven Sheldon por un camino más social. Y ambos tendrán un momento fugaz y precioso de conexión con su hijo.

Young Sheldon

A pesar de que el rol de Raegan Revord como Missy Cooper, la hermana melliza de Sheldon, queda bastante relegado a un segundo plano durante el piloto, sí que podremos disfrutar de la actuación de Montana Jordan como George Cooper Jr, el hermano mayor de Sheldon que ve como su hermano pequeño asiste a la misma clase que él. Algo que comprensiblemente, no le sentará nada bien.

Pero, sin duda, si nos tenemos que centrar en alguien a la hora de hablar de las interpretaciones, es en el jovencísimo Iain Armitage encarnando a esta joven versión de Sheldon Cooper. Uno de los principales miedos que pueden tener los fans de Big Bang es que la actuación de Armitage no esté en sintonía con el genial papel que Jim Parsons ha desarrollado desde hace 10 años. Por lo que hemos podido degustar en este episodio piloto, el joven Armitage está a la altura de Parsons -figuradamente, claro-. Este joven crítico de teatro tiene bastante potencial.

Young Sheldon

Un episodio piloto no deja de ser eso, una muestra, pero no nos ha quedado mal sabor de boca después de comprobar como este joven Sheldon volvía locos a todos a su alrededor. La historia no es nueva, ni original, mezcla cosas que hemos visto en Big Bang y en otras sitcom, pero el conocer a un personaje desde hace diez años y ver como coge forma es algo que puede funcionar, aunque tendremos que esperar hasta noviembre para ver como continúan las aventuras de El joven Sheldon.

Valoración

Un buen episodio piloto que nos muestra los tiros por los que pretenden que vaya la serie sin irse por las ramas y presentando al elenco principal. Muchos guiños al Sheldon Cooper adulto y un sabor ochentero que nos encanta. Gran interpretación del joven Iain Armitage.

Hobby

80

Muy bueno

Lo mejor

Los guiños musicales ochenteros. Referencias a las manías de Sheldon Cooper vistas en su versión adulta. La intervención de Jim Parsons como narrador.

Lo peor

El papel de Raegan Revord como Missy, la hermana de Sheldon, queda bastante relegado durante este episodio piloto.

Lecturas recomendadas