Batman: Condenado #1
Análisis

Reseña de Batman: Condenado Libro 1- El polémico regreso del héroe

Por Jesús Delgado

Batman: Condenado es el trabajo que reúne nuevamente a Brian Azzarello y a Lee Bermejo para contar una nueva aventura del Caballero Oscuro. Los autores de Joker y Lex Luthor se adentran el terreno de lo oculto y sobrenatural de DC.

Hacía tiempo que no veíamos a Brian Azzarello (100 Balas, Wonder Woman) y Lee Bermejo (Batman: Noel) trabajar juntos. Desde los exitosos Joker y Lex Luthor, obras publicadas en la década pasada, no habíamos tenido el gusto de ver de forma habitual nada nacido de la colaboración del tándem Azzarello/Bermejo. Al menos, hasta ahora.

Ecc ediciones finalmente ha publicado Batman: Condenado (Batman: Damned, en el original), el primer titulo del sello deluxe de DC Comics: DC Black Label. Bajo este se publicarán trabajos como el próximo Superman: Year One, de Frank Miller y John Romita Jr. o el Batman: Three Jokers de Geoff Johns y Greg Capullo. 

Para los que os pille de nuevas, Batman: Condenado es el controvertido cómic que disparó la polémica por mostrar el Batpene, con uno de los pocos desnudos integrales de Bruce Wayne. Un detalle que, por cierto, se censuró el ediciones posteriores y que también se ha censurado en la versión española que manejamos para esta reseña. 

Encuentra aquí los mejores cómics de Batman

Más allá de esta controversia facilona, este cómic trasciende este morboso detalle y se centra en plantear un relato a matacaballo entre la novela negra, el terror gótico y el relato sobrenatural. La trama propone el asesinato del Jóker y un Batman que no recuerda cómo ha acabado postrado en la camilla de una ambulancia. Mientras lucha contra su amnesia y un posible daño cerebral, el Caballero Oscuro habrá de descubrir quién mató al Joker, cómo y por qué. Y, más importante aún, ¿está realmente muerto su archienemigo, o se trata de otra de sus bromas macabras?

Un Batman para Batmaniacos

Batman: Condenado es un título tremendamente cuidado a todos los niveles. Tanto argumental como visualmente. Esta orientado a lectores con cierto callo, que son algo exigentes con el nivel visual y con el argumento, pero también para "chiflados" de Batman. No en vano, DC ha puesto carne en el asador con esta primera colección de su sello Black Label, y, por tanto, no podíamos esperar tampoco menos del primer número de la colección. 

Este Batman: Condenado Libro 1 es un arranque fascinante, de una historia dividida en tres partes. Su planteamiento arranca con el recurso de in media res, en medio de la acción, con un Batman que tiene que reconstruir la escena del crimen y desandar su propio camino para entender lo que ha pasado. Esta premisa, junto a la adición de elementos sobrenaturales hace que tengamos un relato muy completo de Batman, con el que ir abriendo la boca. 

Entre las grandes virtudes de este arranque se encuentra la fórmula que Azzarello ha buscado. Batman es un icono heredero de la novela pulp y de la tradición literaria gótica. Esto implica que puede ser llevado perfectamente a una serie de escenarios a medio camino entre Seven, El Corazón del Ángel o el Drácula de Bram Stoker. Un terreno, por cierto, en el que se desenvuelve como murciélago en la noche.

Sin embargo, el cómic también se mueve en un terreno confortable para el lector, Brian Azarello es un maestro narrador que conoce al público casi como si él lo hubiera alumbrado. De ahí que sepa lo que quiere. En esta línea, el autor sigue las directrices de la editorial y plantea una serie de elementos de fanservice que culminan con la incorporación de John Constantine a la trama. Un cebo irresistible, vaya. 

Cabe decir que, además, el álbum y formato de la obra obedece también a la fascinación del mercado yankee por la BD (cómic francobelga). De ahí que cada entrega vaya a realizarse en tomos de 48 páginas, a imagen del álbum de cómic europeo más tradicional. En este sentido, la historia también trata de acercarse a los gustos del lector maduro, que habitualmente vira hacia las publicaciones europeas, en busca de un contenido más elaborado y de más profundidad respecto a lo que ofrece el cómic norteamericano de forma habitual. 

Por otro lado, ya hablando del aspecto visual del cómic, hemos de hablar de Lee Bermejo. Su trazo es grosero pero de tono hiperrealista. Bermejo no es un autor que se dedique a retratar la belleza en un sentido estricto de la palabra ni a un retrato realista pero hermoso de los superhéroes, como es el caso de (valga la comparación) Alex Ross. Su realismo es crudo y sucio. Muestra mundos oscuros y secuencias truculentas. Sus protagonistas tienen cierta deformidad propia y son, hasta cierto punto, grotescos. Pero dentro de esta "fealdad" se enmarca una siniestra beldad que cuaja y cuadra con lo que Batman y su mundo demandan.

Que, además, Bermejo sea un obsesivo de los detalles, que cuyo perfeccionismo se llega a entrever en las arrugas de los rostros y de los trajes de sus personajes. Si a esto añadimos una enorme riqueza en composición de planos, un uso de color para la creación de atmósferas y climas poco habitual en muchos cómics, tenemos una gran obra entre manos.

Si hemos de hablar de flaquezas, quizá el gran problema del cómic sea que ya no hay nada inventado y, a primera vista, poco puede sorprendernos más. Eso sí, habrá que ver la obra en su conjunto para poder realizar una valoración con mayor perspectiva. El otro talón de Aquiles es, tal vez, su formato. A ser una historia por entregas, el lector actual, acostumbrado a la inmediatez, puede encontrarse con que ha de ser paciente y esperar unos meses hasta la publicación del Libro 2. 

Batman: Condenado

Batman: Condenado Libro 1 ya puede adquirirse en tiendas especializadas y librerías de cómic. Su precio en España es de 10,95 euros. Este es el primero de una trilogía con el que DC Comics presenta su sello Black Label, destinado a obras de prestigio de su editorial. 

Valoración

Atractiva novela gráfica por entregas, que explora el origen de Batman y su presente, envolviendo el relato en un halo sobrenatural.

Hobby

85

Muy bueno

Lo mejor

Azarrello: Nunca defrauda. Lee Bermejo y su estilo se ajustan a las necesidades de Batman, como un bat-guante.

Lo peor

El formato por entregas no se adapta mucho al hábito consumidor actual. Su premisa no es precisamente fresca.

Y además