Venenizados
Análisis

Reseña de Venenizados - Estirando el simbionte a más no poder

Por Jesús Delgado Manzano

En la reseña de Venenizados analizamos el capitulo final de la guerra entre Venenos y Ponzoñas, que se desarrolla en la Tiera 616, el Universo de los cómics Marvel. Así es el final de Universo Veneno, con los héroes Marvel como invitados.

Hace unos meses (el pasado año de hecho), analizamos para vosotros Universo Veneno (Venomverse), la réplica simbionte de  Universo Spider-man (Spider-verse). En esta trama, Eddie Brock y su simbionte se unían a otras versiones de Veneno pertenecientes al Multiverso: Un Lobezno Veneno, un Capitán América Venom, Masacre (Deadpool) Veneno, etc...

Tras esto, el guionista Cullen Bunn aprovechó para narrar en la serie La Patrulla-X: Azul el cruce entre Venom y los X-men, en un relato titulado Veneno-X, que servía de puente a la conclusión final de la trama, el tomo que nos disponemos a analizar: Venenizados (Venomized).

Esta mini-serie, editada en España bajo el sello Colección 100% de Marvel, viene a ser el colofón de estas guerras de simbiontes en la que Veneno ha intentado detener a los Ponzoñas, una raza de depredadores extradimensionales, decididos a consumir a todos los simbiontes del Multiverso. 

Hazte ya con los mejores cómics de Veneno

Su plan maestro, claro, les lleva hasta la Tierra 616, universo del Marvel de toda la vida. En él, Veneno y el resto de héroes Marvel deberán plantar cara una última vez, en una batalla que puede decidir el destino de la creación y de la raza de simbiontes conocida como los klyntar.

Cuando el simbionte no da más de sí

Venenizados es la prueba de lo que ocurre cuando se quiere explotar una franquicia o una idea más allá de sus propias posibilidades. Llegados a esta conclusión de la trama, el cómic evidencia un agotamiento total de la historia, teniendo que recurrir al "más difícil" y "más grande" todavía, tratando de hacer épico algo que bien podía haber quedado cerrado un par de episodios atrás.

No sabemos si hemos llegado a este punto debido al hype generado en torno a la película de Venom y al intento de Marvel Comics de rentabilizar su estreno a lo largo del pasado 2018 o de un elaborado pero malogrado plan de Cullen Bunn, uno de los valores en alza de Marvel durante la última década. Bunn, guionista responsable de distintas aventuras personajes cuestionables como Veneno o Masacre, parece haberse crecido y haber pecado de ambicioso. Su intento de que la criatura se codee de tú a tú con personajes de primera línea como los X-men o Los Vengadores no parece dar el resultado esperado.

El intento exagerado de hacer innecesariamente grandilocuente una historia fracasa, ya que de por sí revestía de interés suficiente en un primer momento, habiendo sido contenida y concluida. Sin embargo, ahora, al depender de otras colecciones (en particular de la La Patrulla-X: Azul), la cosa se complica y encontramos dependencia argumental en la trama principal. Esto nos obliga a comprar más cómics para enterarnos de lo que ha pasado entre el Universo Veneno original y la presente aventura. De ahí su devaluación como título.

Por otro lado, al querer hacer este final más épico aun, encontramos un carnaval innecesario de personajes que van más allá de los llamados "Clase A", como Spidey o el Capitán América. Esto es, mutantes menores, personajes de culto de reciente creación, etc... Estos añadidos obligan al lector menos avezado a tener que buscar material de referencia con el que ubicar a los rostros menos conocidos de este cómic. Un detalle que aumenta la dificultad de lectura y también encarece su valor, ya que, nuevamente, obliga a tener que leer más cómics ajenos al arco principal, para así poder entender el papel de cada personaje en la historia.

Todo lo que siempre quisiste saber sobre Venom y no te atreviste a preguntar

Dicho esto, hemos de señalar que no todo es catastrófico y un dislate en este cómic. La obra es honesta a más no poder y cumple con lo que promete: más héroes "Venenizados", llevando simbiontes. En este sentido, el cómic nos da lo que esperamos, un desfile de versiones de Venom, con los poderes y aspectos de otros héroes Marvel.

Esta premisa, por cierto, es puesta en escena con bastante atractivo visual, gracias principalmente a los lápices de Iban Coello, dibujante principal del cómic. Coello retrata a los distintos héroes y villanos vestidos con simbiontes de una forma que se adapta perfectamente a los canones actuales, haciendo "sexy" su propuesta visual para el público moderno. Tanto es así, que el espectáculo está garantizado gracias a su trabajo. 

En conjunto, pues, podemos concluir diciendo que Venenizados no es ninguna maravilla revolucionaria. De hecho, es un cómic muy templado y dudamos que pase a la historia. No obstante, también es una lectura entretenida, sobre todo si el lector no va con pretensiones ni con un listón muy alto. Como producto de consumo destinado a los fans de Venoms es un cómic sobradamente apto y por eso logra aprobar el examen. Aunque no con nota, ojo. 

Venenizados

Venenizados se puede encontrar ya en tiendas especializadas y grandes superficies. Su precio es de 12, 50 euros.

Valoración

Culminación del relato de Universo Veneno. Carece del impacto de la historia original, pero, al menos, cierra el arco argumental iniciado en estos cómics.

Hobby

60

Aceptable

Lo mejor

El cierre de la trama de los Ponzoñas. La opción de ver más héroes Venenizados y (Em)Ponzoñados.

Lo peor

Se nota un desgaste enorme de la premisa. Requiere estar al día del Marvel actual para disfrutarlo. Sus conexiones obligadas con otras colecciones.