Resumen y crítica de La casa del dragón 1x10 ”The Black Queen” (“La reina negra”)

La casa del dragón 1x10

Resumen y crítica de La casa del dragón 1x10 ”The Black Queen” (“La reina negra”), escrito por Ryan Condal y dirigido por Greg Yaitanes. Estreno el 24 de octubre.

Llegó el final de temporada de La casa de dragón, la precuela de Juego de tronos que nos ha dejado a las puertas de la Danza de dragones tras la escalada de violencia entre los bandos de los verdes y los negros derivada de la muerte del rey Viserys y el problema latente de su sucesión.

Si el episodio anterior de House of the Dragon se centraba exclusivamente en la facción liderada por los Hightower, que coronaban como rey a Aegon contraviniendo lo estipulado por el rey Viserys Targaryen antes de perecer, en este episodio final de temporada nos centramos totalmente en el de Rhaenyra y la respuesta que da a este hecho.

El final de La casa del dragón se ha estrenado en HBO Max el lunes 24 de octubre a las 3:00 de la madrugada después de que la plataforma de streaming haya tenido que hacer frente a una problemática filtración.

VIDEO

Tráiler de La casa del dragón 1x10, el esperado final de temporada llega a HBO Max

Resumen La casa del dragón 1x10

Rhaenyra habla con su hijo Lucerys. Él teme que la Serpiente Marina muera y no desea sucederle en Marcaderiva. Aún no saben lo que ha sucedido en Rocadragón.

Ser Lorent informa a Rhaneryra de que Rhaenys ha regresado y solicita audiencia con ella y Daemon. Les informa de que Viserys ha muerto y que Aegon ha sido coronado como su sucesor. Daemon sospecha que Viserys haya podido ser asesinado y Alicent haya usurpado el trono. Rhaenys les explica que salió viva porque escapó con Meleys en el último momento pero que no están a salvo.

Las noticias ponen de parto a Rhaenyra, será su sexto alumbramiento, pero es demasiado pronto, no ha salido de cuentas. Entre tanto Daemon ordena preparar la defensa de Marcaderiva ya que temen un ataque sorpresa.

Rhaenyra ordena que Lucerys y Jacersys vayan a verla. Les dice que que Viserys ha muerto, que Aegon se ha ceñido la corona y que Jacerys es su heredero sea cual sea su legado.

La casa del dragón 1x10

Daemon pide que se manden cuervos a las casas amigas: Darklyn, Masey y Bar Emmon e incluso se plantea asegurarse la lealtad de Lord Tully. Luego convoca a la Guardia Real y les pregunta si reconocen la línea sucesoria. Les da a elegir y les amenaza con su dragón: les hace jurar que reconocen a Rhaenyra y a su sucesor Jacaerys.

Rhaenyra alumbra sola a un bebé deforme y muerto al que embalsama ella misma después. Lo incineran.

Sir Errik Cargyll le lleva la corona a la que considera la legítima reina y se arrodilla para hacer el juramento de convertirse en el Guardia Real. Daemon la corona y todos se arrodillan ante ella a continuación a excepción de Rhaenys cuya lealtad dependerá de lo que decida Corlys.

La casa del dragón 1x10

A continuación se dirige a la sala donde establece su Consejo Real. Celtigar, Staunton, Massey, Darklyn y Bar Emmon son las casas que resultan afines a su causa. La madre de Rhaenyra era Arryn, así que creen que tendrán la fidelidad de Lord Grover. El Norte ha sido siempre ha sido fiel a la corona, así que creen que lo seguirán siendo. 

A continuación hacen recuento de dragones. Los verdes tienen tres adultos mientras que ellos cuentan con Syrax, Caraxes y Meleys. Los hijos de Rhaenyra cuentan con Vermax, Arrax y Tyraxes y Baela a Bailarina Lunar. Quedan por reclamar Bruma en Marcaderiva y Vermithor y Ala de Plata en Montedragón, sin jinetes y tres salvajes en Marcaderiva. 

En total los negros cuentan con 13 jinetes y los verdes con 4. Además de la nidada que Daemon está incubando en Montedragón.

La estrategia que propone Daemon pasa por albergar una hueste en Harrenhal bloqueando a los Lannister y rodearían Desembarco del Rey con dragones. Los planes quedan en alto cuando se avista un navío con bandera verde de camino hacia ellos. Daemon ordena vigilar los cielos temiendo un ataque.

La casa del dragón 1x10

Otto Hightower se presenta con un mensaje que solo puede entregar a la princesa. Ella se presenta a lomos de dragón y con la corona ceñida en la cabeza. Aunque él se empeña en llamarla princesa, ella le dice que ahora es reina.

Otto le ofrece un pacto para darle derecho sobre Rocadragón que pasará a Jacaerys y Lucerys se quedará con Marcaderiva. Al resto le ofrece un lugar en la corte con Aegon el menor como escudero del rey y Viserys escudero. Incluso perdonará a los que les han ofrecido fidelidad.

Daemon desprecia el pacto pero Otto insiste en que los Stark, los Tully y los Baratheon ya están sopesando generosas propuestas del rey. Rhaenyra le dice que es un traidor y arroja lejos la insignia de la Mano del Rey. Él le da a Rhaneyra una carta de Alicent y le pide que no derrame sangre, que pueden llegar a un acuerdo. Le dice que le dará una respuesta al día siguiente y se retira.

Rhaenyra está en un brete: sabe que si enfrenta a los dragones todo arderá y no desea gobernar sobre cenizas y huesos. Daemon considera que ya les han declarado la guerra y deben combatir. Ella sin embargo no desea el poder a cualquier precio. Le habla de la Canción de Hielo y Fuego y le dice que sus deberes van más allá de ambiciones personales.

La casa del dragón 1x10

Daemon casi asfixia a Rhaenyra y le recuerda que lo que les hizo reyes fueron los dragones. Ella se sorprende de que Viserys no le contara a su hermano nada sobre la amenaza del norte y el príncipe prometido.

Rhaenys está al pie de la cama de Corlys cuando despierta. Ella le reprocha su ausencia cuando más lo necesitaba, cuando perdieron a sus hijos. Le informa de que su hermano también ha muerto porque Daemon le cortó la cabeza por reclamar su puesto en la corte.

Corlys le da la razón a Rhaenys y de primeras le dice que no se significarán por ninguno de los dos bandos. Se retirarán a Marea Alta para vivir con sus nietos en paz. Pero saben que Jace, Luke y Joff son en último término aspirantes al trono y no estarán a salvo por ser una amenaza para Aegon. Rhaenys le dice que Rhaenyra es quien mantiene el reino unido y que se ha mantenido firme. 

Corlys le da el pésame a Rhaenyra por la muerte de su padre y tras varios baños de realidad le dice que contará con su flota y con su lealtad. Ella tiene claro que se va a preparar para una guerra pero no será quien dé el primer paso.

Corlys anuncia que la triarquía ha sido derrotada y que cuentan con el control del Mar Angosto. Rhaenys se ofrece a patrullar el Gaznate. Por su parte Jacaerys irá a Nido de Águilas a asegurarse la lealtad de lady Jeyne Arryn y luego a Invernalia a pedirle el apoyo del Norte a Cregan Stark.

 

Lucerys volará al sur a Bastión de Tormentas para hablar con Lord Borros Baratheon. La idea es recordarles sus juramentos y el precio de romperlo.

Rhaenyra les da a sus hijos cartas y les dice que van en calidad de mensajeros, se lo hace jurar por los Siete antes de partir porque no quiere que participen en ningún combate. Parten a lomos de sus dragones. Daemon por su parte trata de domar a los dragones salvajes.

Lucerys llega a Bastión de Tormentas y anuncia que lleva un mensaje de la reina para Lord Borros. Sin embargo, ya está allí Aemond cuando él llega y ha recibido la misiva del rey Aegon. Borros ha recibido una propuesta matrimonial de Aegon y se burla de sus pretensiones porque considera que tiene las manos vacías. Él ya está prometido y no tiene nada que ofrecer que se iguale.

Lucerys intenta irse, pero Aemond le dice que tendrá que arrancarse un ojo en pago por el suyo y que no puede recorrer el reino a su antojo para como mensajero. Borros ordena que lleven a Lucerys con su dragón y que no permitirá peleas bajo su techo. Lucerys va junto a Arrax para salir huyendo pero se ha desatado una gran tormenta y las condiciones para volar son pésimas.

El dragón de Aemond es muchísimo más grande y le ataca en el cielo. Lucerys aprovecha la ventaja del tamaño de su dragón para meterse en un desfiladero, le ataca por sorpresa y consigue desestabilizarlo pero Vhagar entonces escapa al control de Aemond y hace pedazos a Arrax y Lucerys. Daemon lleva las malas noticias a Rhaenyra que queda destrozada por la muerte de Lucerys.

La casa del dragón 1x10

Un final de temporada de altos vuelos

Vale, es solo un aperitivo, pero el final de temporada de La casa del dragón ya ha dejado las piezas colocadas para que todo el rencor, los celos y las rencillas se salden con una cruel guerra que dará pie a la práctica extinción de los dragones.

En su mayor parte, este episodio final es de contenido político, como sucedió con el anterior, solo que ahora tenemos un detonante para que todo se acelere: la cruel muerte del joven Lucerys en una de las secuencias más espectaculares de la temporada en la que hemos visto la naturaleza salvaje de los dragones.

Literalmente Vhagar ha atrapado con sus fauces a Arrax en pleno vuelo obedeciendo a su instinto y muy a pesar de Aemond que quería acosar a Lucerys pero no darle semejante fin. Por este hecho se le conocerá como Matasangre a partir de este momento y marcará un antes y un después en la medida en la que se consideró una declaración de guerra en toda regla.

Si había un resquicio mediante el cual habría sido posible alguna suerte de pacto para evitar la confrontación directa y el derramamiento de sangre, la muerte violenta de Lucerys lo dinamitó en el acto. Es un gran último episodio.

La casa del dragón 1x10

En verdad, toda la primera temporada de La casa del dragón es un preludio de la contienda en el seno de la casa Targaryen y se ha cocido a fuego extraordinariamente lento.

Solo en su segunda mitad ha conseguido alzarse como la deudora de la calidad de la precursora Juego de tronos aunque hay que decir que ha tenido su propio tono, más próximo a la narrativa medieval que a la fantasía ligada al género. Se ha echado de menos una mayor presencia de los dragones e incluso una mejor integración de los mismos tanto con los fondos como con sus jinetes.

De alguna forma "La reina negra" da un puñetazo sobre la mesa: es la reivindicación de que la serie sabe tanto explotar los vericuetos de las intrigas por el poder como dominar las batallas en el cielo y, por tanto, es una buena noticia de cara a la segunda temporada en la que seguiremos explorando el destino final de Rhaenyra Targaryen, de Aegon II y de los dos bandos en los que ambos militan.

VIDEO

¿Somos demasiado sensibles?

Si hasta ahora La casa del dragón nos ha ofrecido momentos que han hecho saltar la sensibilidad de los espectadores como el violento enfrentamiento que se saldó con la pérdida del ojo de Aemond u otros momentos de violencia sexual más retorcidos como el fetichismo de Larys Strong, lo que viene a continuación será sin duda mucho más desgarrador y desatado.

Ya no hay dónde esconderse, hemos repasado casa por casa las lealtades, se han expuesto los planes y hasta se ha hecho un minucioso recuento de los dragones que van a entrar el liza, así que la serie va a necesitar hacer una apuesta presupuestaria muy fuerte para estar a la altura de las circunstancias y saciar las expectativas de la audiencia con una guerra fratricida.

Todo esto va a exigir también mucha paciencia: por mucho que se hayan ido adelantando los planes, los procesos y tiempos de rodaje y postproducción van a ser muy complejos y largos para servir el espectáculo que nos anticipó "Sangre y fuego" en forma de crónica y que tan difícil es plasmar en imágenes. La promesa en el aire es ambiciosísima y desconocemos la fecha de estreno.

Dicen que los Targaryen están más próximos a los dioses que a los hombres: la serie también juega en una liga extraordinaria que aún tiene que ofrecernos muchos momentos espectaculares, pero apunta en la dirección correcta. Ya hemos superado todos los banderines rojos: de aquí en adelante se desatará una tormenta de un alcance que ni sus propios protagonistas alcanzan a comprender aún.

FlechaIcono de flecha

VALORACIÓN:

Broche de oro para una primera temporada que en verdad es un preludio de la guerra en el seno de los Targaryen y altísimas expectativas de cara a la exposición de conflicto en sí mismo.
FlechaIcono de flecha

LO MEJOR:

El tramo final, en el que se siente cómo se rompe cualquier esperanza de evitar la guerra. Desgarradora la batalla de dragones en el cielo.
FlechaIcono de flecha

LO PEOR:

El batiburrillo de nombres afines a la causa de Rhaenyra y las dificultades para situarlas en el mapa. Esa parte más "política" es mucho menos visual.
Hobby

93

Excelente

Y además

Juego de Tronos: La Casa del Dragón (Serie de TV)

Argumento:

HBO anunció Juego de Tronos: La Casa del Dragón como un nuevo spin-off de Juego de Tronos que profundizaría más en la historia de la Casa Targaryen y en el pasado de Poniente al basarse en la novela de George R.R. Martin titulada Fuego y Sangre. Este nuevo spin-off de Juego de Tronos estará centrado en la contienda entre dos facciones rivale...