Ir al contenido principal
Review de Jóvenes Ocultos, el cómic secuela de al película
Análisis

Review de Jóvenes Ocultos, el cómic secuela de al película

Jóvenes Ocultos (The Lost Boys) cuenta con un cómic secuela editado en EEUU por Vertigo, la línea adulta de DC Comics. Analizamos esta secuela de la peli de vampiros de los años 80.

Hay quien considera que Jóvenes Ocultos es una de las mejores películas de vampiros que existen. Otros no tanto, y la considera o una película de culto o una de las películas más emblemáticas de los ochenta. Hay quien incluso la defenestra y echa espuma por la boca al oírla nombra. Nosotros no iremos tan lejos en ninguna dirección. Lo que sí haremos es hablaros del cómic de Jóvenes Ocultos que edita Ecc ediciones y que desde finales de octubre ya está disponible.

El cómic que nos ocupa obvia los hechos de las secuelas de las películas de home-video Jóvenes Ocultos 2: Vampiros del surf Jóvenes Ocultos 3, así como del cómic Reign of the Frogs, y regresa a las esencias. Esto es a la película original de Jóvenes Ocultos. De esta manera, la acción arranca pocos meses después de que los hermanos Emerson y los Frog acabaran con la plaga vampírica de Santa Carla, la capital mundial del crimen.

Bajo la batuta del abuelo Emerson, los Frog comienzan un severo entrenamiento como cazadores de vampiros, en tanto Sam y Michael tratan de rehacer sus vidas, como si la terrible experiencia que vivieron nunca hubiera pasado.Sin embargo, nunca nada es tan sencillo. Y los malditos vampiros de Santa Carla no pretenden de dar tregua a nuestros protagonistas. Y es que si pensasteis que David y su peculiar "familia" era lo más peligroso de la ciudad, pensadlo dos veces de nuevo. 

Tim Seeley (Batman Eternal) es el guionista de esta secuela en cómic, que dibuja Scott Godlewski (Superman, CopperHead). En el siguiente análisis realizamos la biopsia de este cómic-secuela.

La nostalgia a veces no es suficiente...

Y algo así pasa con este cómic, que pretende auparse en los hombros de los nostálgicos, aunque el tiempo de la película haya pasado. Y es que Jóvenes Ocultos es una franquicia a la que se le pasó el arroz hace mucho tiempo, limitada por convenciones y reglas propias de la sociedad  y del cine de su época. De ahí que este cómic llegue unos treinta años tarde.

Ahora bien, hemos de decir una cosa a este respecto. Esto, que es un defecto inherente de su contenido, también es una de sus esencias y fortalezas, al tratar de ser un revival de aquellas historias y formas de ver el mundo, nacidas en época de Reagan. En este sentido, hemos de valorar muy positivamente el trabajo de Seeley y Godlewski, tratando de contar una secuela más o menos digna de la película original. Algo que, recordemos, su director Joel Schumacher intentó materializar sin éxito en los 90,

Dicho esto, también hay que señalar la que la cosa se queda en aguas de borrajas. Seeley, en líneas generales, trata de captar con bastante acierto el tono de la película original (más de comedia siniestra adolescente que de cinta de terror), pero araña la superficie. Si bien logra retratar con cierto acierto a los personajes y sus personalidades, incluso dignificando a Estrella (personaje florero de Jami Gertz), hay algo en la trama que huele a fanfict y que no acaba de de seguir la línea de la serie, optando por derroteros que tratan de ser épicos.

Esta misma orientación de la historia le lleva al autor adoptar premisas propias de otras historias de vampiros como Abierto hasta el Amanecer, a pesar de mantener la línea del patetismo de estos vampiros, que aún siendo poderosos, se ven limitados por los usos sociales actuales y por la propia carcasa de sus cuerpos, amén de sus taradeces como humanos.

Eso sí, hemos de reconocer algunos aciertos, como la evolución natural de los Frog o la reivindicación y restauración del rockero saxofonero encarnado por Tim Cappello en la película original, cuyo aceite bronceador es más poderoso en este cómic que una espada de plata empapada de agua bendita. 

Con todo, el trabajo de Scott Godlewski, un tipo competente en cómics de superhéroes, no es de lo más brillante en esta historia, en donde los parecidos razonables entre actores y retratos debería de ser uno de sus puntales. Sin embargo, y aunque hay cierto parecido razonable, no se detecta demasiado esfuerzo por conseguir este efecto, lo que empaña su lectura. 

En resumen. El cómic de Jóvenes Ocultos no es una de las grandes adaptaciones a cómic de obras de los 80, pero tampoco es desechable. Los fans de la película original serán los que mejor la sepan valorar y sacar partida. Tanto de sus puntos fuertes como débiles. 

Review de Jóvenes Ocultos, el cómic secuela de al película

Jóvenes Ocultos puede encontrarse en tiendas de cómic, librerías especializadas y tiendas on-line. Su precio de 13,50 euros recomendados.

Valoración

Cómic para nostálgicos y fans de la película original. Como complemento treinta años después da el pego. no le pidáis más.

Hobby

60

Aceptable

Lo mejor

El intento de retomar la mitología original, con ese tono canalla que le caracterizaba.

Lo peor

Se queda algo trasnochado. La ilustración no refleja del todo fielmente al elenco original. Se distancia de la historia de la película demasiado.

Y además