Shadow Warrior 3

El análisis de Shadow Warrior 3 es tan salvaje como el propio juego... un "shooter" en primera persona en que alternamos disparos, katana y magia para aniquilar a un ejército De demonios. 

Shadow Warrior 3 es un juego sin complejos. Es ese "malote" de clase que se sentaba en la fila de atrás y hacía gamberradas cuando el profesor no miraba, o ese tipo duro de las películas de los 80 que entra en un bar buscando pelea... convertido en un "shooter" en primera persona. 

Flying Wild Hog, el estudio que está detrás de un juego tan atrevido (y cuyo logo, con un jabalí atado a un cohete ya es toda una declaración de intenciones) no se corta a la hora de mostrar sangre en sus juegos. Ya lo demostró con Shadow Warrior 2.

VIDEO

Shadow Warrior 3 Análisis de un FPS con grandes dosis de sangre y humor

Son también los desarrolladores de Evil West o el juego de samuráis Trek to Yomi. Pero siempre que muestran violencia en pantalla, el equipo polaco lo hace con estilo. Y en el caso de Shadow Warrior, con un sentido del humor grosero y a veces tontorrón, que le sienta de maravilla. 

Así que, como vamos a ver en el análisis de Shadow Warrior 3, ¿vamos a aniquilar centenares de yokais con nuestra katana? Por supuesto ¿Y tenemos a nuestra disposición ataques finales  y desmembramientos salvajes? Claro, eso ni se pregunta. ¿Y el destino del mundo está en juego? Por descontado... Pero todo con una sonrisa en los labios. 

Elite Controller para Xbox One

Elite Controller para Xbox One

Este mando con botones intercambiables y configurables se ha coronado como uno de los mejores, si no el mejor para Xbox One, tanto por prestaciones como por autonomía de batería.

Cómpralo al mejor precio

Shadow Warrior 3 trata de adaptar el estilo frenético de DOOM (2016) y DOOM Eternal a una historia mucho más "peregrina"... tanto que comienza con nuestro héroe Lo Wang en calzoncillos y jugando con muñequitos.

Tras los pasos de DOOM

Es su manera de explicarnos en qué punto lo dejamos al final del juego anterior; con un portal dimensional abierto y un gigantesco dragón arrasándolo todo. De modo que toca armarse hasta los dientes y salir a arreglar el desaguisado.

Antes hemos dicho que tiene un estilo frenético, pero es que la velocidad a la que sucede todo en el juego es extrema. El combate está basado en una combinación de armas de fuego, katana y poderes mágicos. Y como en DOOM, dependiendo de cómo acabamos con un enemigo, éste nos ofrece un tipo de recompensa. 

Shadow Warrior 3

Cuando golpeamos cuerpo a cuerpo obtenemos munición, si atacamos con un arma de fuego, recuperamos vida, y cada enemigo eliminado deja caer un orbe dorado que rellena nuestro medidor para ataques especiales.

Por si esto fuera poco, Lo Wang se mueve a velocidad de vértigo y cuenta con maniobras especiales, como deslizarse bajo los obstáculos, doble salto, correr por la pared y el inevitable garfio para balancearse en una serie de asideros, que en este caso son anillas de jade. 

Shadow Warrior 3

Esta combinación convierte un estilo de combate acrobático en un caos, en que no paramos de dar vueltas mientras los enemigos van apareciendo a nuestras espaldas. Es complicado trazar una estrategia, y la mayoría de las veces se impone la fuerza bruta y un poco de "chiripa". 

Shadow Warrior 3 también tiene un sistema de mejoras (tanto del personaje como de las armas) que resulta muy sencillo de aplicar. Se trata de coleccionar orbes (esta vez de color azul), que encontramos por el escenario o que obtenemos como recompensa por determinados logros. 

Shadow Warrior 3

No penséis que estos desafíos se separan del tema principal del juego: eliminar un número de enemigos, hacerlo con la katana o cuando nos queda poca vida, usar la curación... la idea es que se vayan desbloqueando a medida que jugamos, sin obligarnos a modificar demasiado nuestro estilo. 

Y hablando de estilo, volvamos sobre el protagonista; una auténtica estrella aunque se trate de un juego en primera persona. Controlamos a un ninja, que cuando no va en ropa interior, viste con zapatillas y cazadora de cuero.

Un ninja en calzoncillos

Lo Wang no se calla. Mientras dispara suelta perlas como que es "el Clint Eastwood asiático"  y canta a medida que aniquila demonios, con sus propias versiones de grandes éxitos como "Another one bites the dust" o "It´s raining demons".

La cuestión es que, en su torpeza, consigue ser un personaje bastante gracioso que recuerda a otros "patosos" como Starlord, de Guardians of the Galaxy o Travis Touchdown de No More Heroes. Es el tipo de persona que hablaría con un mapache y dispararía a unos conejitos (spoiler: lo hace).

Shadow Warrior 3

En cuanto a los aspectos técnicos, Shadow Warrior 3 es un juego irregular. Consigue mantener la tasa de frames, con la pantalla rebosante de enemigos y explosiones, pero los niveles no son demasiado grandes ni detallados. 

Es precisamente el diseño de las fases lo que menos nos ha gustado. Todos los niveles alternan una sucesión de zonas plataformeras, bastante entretenidas con pequeñas arenas de combate en que se repiten los mismos enemigos una y otra vez. Es una lástima, porque el juego si destaca en los (escasos) enfrentamientos contra jefes finales.

Después de haber jugado el anterior, esperábamos un planteamiento más ambicioso, pero nos quedamos con la sensación de que se ha simplificado.

Shadow Warrior 3

En lo artístico el juego si apuesta por una sucesión de templos y acantilados muy espectaculares y un catálogo de armas cuidado, con variaciones de los clásicos revólver, escopeta de cartuchos, ametralladora o lanzacohetes. 

La banda sonora, que lo mismo nos coloca temas de "hard rock" que melodías de inspiración tradicional asiática, funciona muy bien con el desarrollo del juego, y como ya hemos dicho, los comentarios (en inglés) le ponen la guinda a este apartado. 

Microsoft Xbox Wireless Headset

Microsoft Xbox Wireless Headset

Auriculares gaming para Xbox Series X|S, Xbox One, Windows y móvil. Con silencio automático, aislamiento de voz y Bluetooth. Pesan 312 gramos y tienen hasta 15 horas de autonomía.

Cómpralos al mejor precio

Shadow Warrior 3 es un juego tremendamente honesto. Desde el principio nos enseña a disparar primero, preguntar después, y nos ofrece 8 horas de acción acelerada y sin descanso. Es pura adrenalina y sabe reírse de si mismo. 

Es refrescante volver a un planteamiento de "shooter" clásico como este, y resulta bastante divertido. Además, la violencia tan exagerada y los chistes le sientan de maravilla. 

Pero echamos de menos más variedad en el diseño de niveles y ambientación, mayor número de enemigos o algún puzle (literalmente, el juego sólo tiene uno). De hecho, nos ha dejado la sensación de que ha perdido alguno de los mejores elementos de la entrega anterior. 

FlechaIcono de flecha

VALORACIÓN:

Shadow Warrior 3 es un juego valiente que rinde homenaje a los "shooter" de los años 90 con su acción desenfrenada, muestra un sentido del humor "tan malo que es bueno" y nos ha hecho pasarlo bomba con sus exageradas dosis de violencia. Sin embargo, hemos tenido la sensación de que todos los niveles eran demasiado similares entre sí.
FlechaIcono de flecha

LO MEJOR:

Un ritmo frenético, con sabor a FPS clásico y un geniall sentido del humor.
FlechaIcono de flecha

LO PEOR:

Poca variedad en el diseño de mapas y enemigos. A menudo se vuelve caótico.

Plataformas:

PC,

PS4,

Xbox One

Versión comentada: Xbox One

Hobby

75

Bueno

Y además

Shadow Warrior 3

Shadow Warrior 3 cartel

Plataformas:

PC, PS4, Xbox One

Lanzamiento: