Review de Predicador volumen. 1: Rumbo a Texas
Análisis

Review de Predicador vol. 1: Rumbo a Texas, de Garth Ennis

Por Jesús Delgado Manzano

Predicador vol. 1: Rumbo a Texas es el primer tomo de la serie de Preacher de Garth Ennis y Steve Dillon. Analizamos este volumen de cara al resto de la serie.

Como bien sabéis, AMC se encarga de emitir la serie Preacher, basada en los cómics de Predicador de Garth Ennis y Steve Dillon para Vertigo (la línea adulta e independiente de DC Comics). Desde hará cosa de un año, HBO nos permite ver Preacher en su catálogo para España e incluso una review. Con estos antecedentes, hemos pensado que ya va siendo hora de que dejáramos de procastinarlo y nos pusiéramos a reseñar Predicador, una de las series de cómics más influyentes de los últimos veinte años. 

Pero vayamos por partes. Que es posible que ni hayáis visto la serie, ni tampoco hayáis leído el cómic. ¿De qué va esto de Predicador? Preacher  (lit. Predicador) es un cómic publicado en estados Unidos entre 1995 y 2000. Se trata de un viaje al corazón del Oeste America, siguiendo las peripecias del reverendo Jesse Custer, un predicador de Annville (Texas) que es poseído por una entidad conocida como Génesis, mitad ángel mitad demonio. Debido a esta experiencia, Custer descubre que Dios ha desaparecido y que se esconde en algún lugar del Sur de EEUU.

Acompañado de su ex-novia Tullip, una sicaria de gatillo fácil y con muy malas pulgas, y de Cassidy, un vampiro camorrista irlandés, Custer recorrerá Estados Unidos buscando a Dios, dispuesto a hacerle responder por el abandono de sus responsabilidades. Sin embargo, no lo tendrán fácil en su viaje. Cielo e Infierno se les opondrán, así como fuerzas terrenales, encarnadas por caciques locales, organizaciones secretas, un letal asesino inmortal y... Caraculo.

Por cierto, ¿leíste ya nuestra crítica de la temporada 1 de Preacher de AMC? Si no, aún estás a tiempo

Y dicho esto, podemos entra ya en faena a hablaros del primer tomo.

Estados Unidos de Ennis

En 1995, cuando se publicó por vez primera Predicador, Garth Ennis llevaba ya un tiempo trabajando en la industria del cómic. Había sido un guionista bastante influyente en Hellblazer durante su etapa como responsable del cómic y su serie Hitman había servido para mostrar las cloacas del Universo DC, lo que le había ganado cierta confianza dentro la editorial de Batman y Superman. Quizá el secreto fuera todo lo que había aprendido en años anteriores en otras publicaciones como 2000 AD (la revista de Juez Dredd) o simplemente fuera genio y figura. Sea como fuere, Ennis en 1995 era una estrella en alza en la editorial, que le consintió el gamberro proyecto de Preacher, considerado el tercer mejor cómic de Vertigo a día de hoy, tras The Sandman y La Cosa del Pantano de Alan Moore. 

Pero al acercarnos a este material, hemos de tener en cuenta una cosa: Es Garth Ennis en Estado Puro: zafio, grotesco, exagerado y descarnado. Si te puede plantar una amputación, te la plantará. Si puede buscar la expresión más malsonante, lo hará. Y si puede provocarte, ten por seguro que no se cortará. Es lo que busca y lo consigue. Y también parte del éxito de la serie, sustentada por personajes extremos. En este sentido, el guionista norirlandes trata de realizar un Western de finales del siglo XX y principios del XXI, adaptando patrones del cine de vaqueros más sórdido. Y para ello mezcla las connotaciones propias del cine americano como de las producciones de los años 60/70, conocidas como spaghetti western, en donde la franja moral era muy ambigua.

Hablando de spaghetti... estos son los mejores western de la historia

En este sentido, Ennis aprovechó este cómic para pulir su estilo, darle la forma que conocemos hoy, y nutrir sus ansias por el gore y la escatología. Pero, incluso aunque estos sean ingredientes que no son del gusto de todo el mundo, en esta historia están plenamente justificados, desde el principio hasta el final. Incluso el del retrato absurdo y facilón de Texas y de sus habitantes, especialmente caricaturesco y exagerado, favoreciendo distintos estereotipos, como el del paleto racista de gatillo fácil. Y es que, a pesar de su tono épicodecadente, con toques apocalípticos, Predicador es una hipérbole, con tintes de parodia del género de vaqueros y de la tradición bíblica, y debe leerse como tal. 

Más allá de esta consideración como historia, también hemos de tener presente que la serie no sería lo mismo sin las portadas de Glenn Fabry, colaborador habitual de Garth Ennis y también uno de los grandes portadistas del cómic de los últimos veinte años. Sus ilustraciones, tan grotescas como expresivas, son ideales al reflejar perfectamente el espíritu de la serie, advirtiendo y adelantando al lector acerca de lo que va a leer en las páginas interiores. 

También hemos de hablar del difunto y genial Steve Dillon, que se encargó de ilustrar el cómic. Dillon era un ilustrador con numerosos vicios. Expresiones, composiciones faciales, composición de viñetas, etc... pero también se trataba de un autor cuyo era en primera instancia fácilmente indentificable y poco imitable, a pesar de su aparente sencillez. Paralelamente, su trazo se prestaba perfectamente al guión de Ennis, gracias a ese buen entendimiento entre ambos autores. 

La narrativa en las páginas de Dillon fluye  como el agua (o como la sangre diluída, ya que estamos) haciendo que le lectura sea fácil, ágil, rápida y guarde a su vez un sentido entre viñeta y viñeta. Se trata de uno de esos autores clásicos, que sin tener un "dibujo bonito" resulta muy grato a la vista, debido a que su trabajo es en primer lugar muy limpio, pero también claro. Quizá gracias a ello Predicador haya sido un cómic que ha tenido tan buena acogida, incluso entre aquellos poco habituados a la lectura. 

En resumen, Predicador vol. 1: Rumbo a Texas es un buen arranque para las grandes colecciones de cómic de finales del siglo XX. Eso sí, no es para todos los públicos y es mejor leerla con un estómago fuerte. No digáis que no os avisamos con tiempo

Predicador vol. 1: Rumbo a Texas, de Garth Ennis

Predicador: Rumbo a Texas está editado en España por Ecc ediciones. Podéis encontrar este primer volumen en tiendas especializadas y grandes superficies al precio de 17,95 euros.

Si os gusta Garth Ennis no dejéis de leer nuestras reseñas de otras obras de este autor:

Valoración

Arranque de la serie icónica de Garth Ennis que lanzó al guionista al estrellato. Un western postmoderno y canalla, con tintes apocalípticos. Buen arranque para una serie de culto.

Hobby

82

Muy bueno

Lo mejor

El arranque in media res. La premisa de la "busqueda de Dios", el tono de Western.

Lo peor

El tiempo ha pasado y el impacto que tuvo se ha diluido. Te das cuenta de algunas flaquezas argumentales al paso de los años.

Lecturas recomendadas