Vikings 5x11
Análisis

Vikingos 5x11 - Análisis del capítulo "The Revelation"

Por Raquel Hernández Luján

Análisis del capítulo inaugural de la temporada 5B de Vikings titulado "The Revelation" y lanzado por TNT España el lunes 3 de diciembre de 2018 a las 22 horas.

El segundo tramo de la quinta temporada de Vikingos ha echado a rodar en TNT y lo ha hecho apenas cinco días después de que History Channel lanzara el episodio que nos ocupa, el 5x11 titulado "Revelations". La acción se desarrolla a continuación de lo visto en el 5x10 "Moments of Vision", que se saldó con numerosas bajas.

Consigue el cofre de las temporadas 1 a 4 de Vikings

Si necesitas un repaso para estar al día de los acontecimientos de la serie, te ofrecemos este video-resumen de la temporada 5A o, lo que es lo mismo, un repaso rápido por los acontecimientos más relevantes que tuvieron lugar entre los episodios 5x01 y 5x10 para que estés al tanto del punto en el que se quedó la acción:

¡CUIDADO, SPOILERS! A partir de este momento encontrarás tanto el resumen como la crítica del episodio 5x11 de Vikings así como el avance del siguiente capítulo. Lee solo si vas al día de las emisiones.

La sinopsis oficial del episodio 5x11 de Vikings, "Revelations", nos adelanta que Ivar es coronado a rey a tiempo para recibir a su tío Rollo. Björn, Lagertha y Ubbe deben confiar en una inesperada alianza para sobrevivir. Pero por supuesto, encontraréis todos los detalles en nuestro resumen del episodio a continuación.

Resumen de "Revelations"

La temporada 5B de Vikings arranca con Ivar entrando junto a sus guerreros en Kattegat: allí se presenta ante la multitud como el nuevo rey y junto a sus aliados Harald y Hvitserk celebra su victoria con un gran banquete. Su plan es atrapar a Lagertha, Ubbe y Björn, que se han fugado y matar a la que fuera reina.

Harald se muestra apesadumbrado porque dice que no tiene nada a pesar de haber conquistado medio mundo: ha matado a su hermano Halfdan y su esposa Astrid y el hijo que esperaba también están muertos. Ivar le invita a echar un vistazo y buscar una mujer hermosa entre el pueblo, cuando ve que precisamente Freydis le observa. Pide que traigan a la reina, que no es más que una cabra con corona, una burla hacia Lagertha.

En Islandia, Floki comunica a los colonos que se ofrece como sacrificio humano para calmar a los dioses, después de que el templo erigido en honor a Thor ardiera y se produjeran varios asesinatos en las dos familias más importantes de la comunidad. Hay que someterlo a voto: unos consideran que a pesar de todo Floki cuenta con el favor de los dioses y otros que les ha llevado a la ruina y merece por tanto la muerte como castigo. Se produce un empate y es el hijo de Eyvind quien tiene que decidir su destino. Su padre le conmina a votar lo mismo que su familia, pero él decide ir por libre y vota en contra del sacrificio.

Rollo llega a Kattegat como duque de Normandía y negocia con su sobrino un suculento tratado comercial y una alianza para defenderse mutuamente. Hvitserk le cuenta que Ubbe le perdonó la vida; Harald que mató a su hermano, algo que a Rollo le resulta familiar dado que intentó matar a Ragnar en el pasado y Ivar sigue obsesionado con honrar su promesa de matar a Lagertha.

Ella, Heahmund, Ubbe, Torvi y Björn y sus hijos están en el campamento que utilizaron como refugio cuando los puso en fuga Jarl Borg. Tienen a Margrethe en una porqueriza dado que está loca y no para de amenazar a Torvi por arrebatarle a su marido. El obispo propone viajar a Inglaterra bajo su protección para huir de Ivar y le dice a Lagertha que en su religión los clérigos deben ser célibes y que no podrá reconocer su relación con ella pero que por nada del mundo renunciará a ella, que es una mujer excepcional. Lagertha desconfía.

Entre tanto, en Wessex, Alfred empieza su mandato: en su primer consejo nombra a su hermano Aethelred comandante de las tropas encargadas de repeler los ataques de los escandinavos en los cursos fluviales, levantar torres vigía y murallas reforzadas en las costas y los puntos clave de los ríos y acercar la religión al pueblo como había prometido obligando a los sacerdotes a oficiar misa en sajón y a impartir clases para el pueblo en dicha lengua. Los clérigos se revuelven al principio pero el rey les dice que no lo tomen como un ataque personal: que ellos serán la máxima autoridad en cuestiones del alma pero han de seguir su dictado.

Rollo parte en secreto y va directo a su campamento: su propósito es proponerles un salvoconducto a Frankia y lo hace, según le dice a Lagertha porque siempre la ha amado y porque ambos saben que Björn es su hijo. Así se lo hace saber después a él, pero Björn considera que Rollo es un traidor y que yaciera con quien yaciera su madre, se considera hijo de Ragnar con quien compartía principios y a quien dice parecerse más. Rechaza su oferta de ir a Frankia y le dice que ya tomó partido posicionándose del lado de Ivar. En su enfado, está a punto de matarlo incluso. Finalmente Rollo se marcha diciendo que no volverán a verlo nunca más.

De regreso a Kattegat le dice a Ivar que le dará la posición de Lagertha a cambio de un buen botín anual (6000 libras de plata, 2000 monedas, 5000 libras en pieles, 1000 esclavos, 1000 ovillos de seda y 500 guerreros para su guardia personal) más el juramento de la protección mutua en caso de ataque. Después se separan y Ivar va tras lo pasos de Lagertha pero en el campamento solo encuentran a Margrethe.

En Kattegat, Hvitserk se hace cargo de ella, la desata y se la lleva. Ivar recibe la visita de Freydis que le dice que los dioses le han señalado y es especial y que daría su vida por él (Ivar la liberó en el pasado).

En Wessex Judith le advierte a Alfred de que debe tomar una esposa para perpetuarse en el trono creando una dinastía o de lo contrario estará en peligro. Le propone buscar ella misma a la mujer adecuada. Su hermano Athelred hace un buen trabajo repeliendo a los escandinavos en Winchester incendiando sus embarcaciones.

Cuando están llegando, Lagertha teme ser traicionada, pero Heahmund la tranquiliza. Aethelred está en posición con los arqueros pero Heahmund le habla y le dice que quiere ir ante el rey Aethelwulf. Le informa de su muerte y de que el nuevo monarca es Alfred. Pide audiencia con él y los paganos son llevados como presos entre el pueblo que les grita "asesinos".

Viento en popa, a toda vela

Vikings nos tiene acostumbrados a un ritmo endiablado: no es The Walking Dead, aquí las batallas se suceden y los movimientos estratégicos no se hacen esperar pero este primer episodio pisa el acelerador de tal manera que Frankia, Wessex y Kattegat parecen estar a tiro de piedra. Es más, el tiempo no parece transcurrir de igual manera para todos los personajes. Rollo aparece muy envejecido mientras que a Lagertha le blanquea el pelo pero no tiene ni media arruga en el rostro.

Por otra parte, el episodio sabe plantear muy bien los futuros escollos para unos y otros: Alfred a pesar de su voluntad unionista tiene un frente abierto con la iglesia y otro con el tema de su matrimonio. Respecto a Lagertha, no sabemos si conseguirá huir de Ivar por mucho tiempo, pues su sed de venganza es inmensa ni si Heahmund será fiel a su palabra o terminará por traicionarla.

Menos satisfactoria es la resolución de otros conflictos: el rechazo de Floki como sacrificio humano "por votación" está cogido por los pelos y la paternidad de Rollo, nos ha pillado por sorpresa. La revelación de semejante secreto quizás merecía un tratamiento más extenso para desarrollar mejor la relación entre él y Björn.

De cualquier manera y a pesar de este imperfecto arranque, la serie sigue cautivando nuestra imaginación y seguimos ávidos de nuevas informaciones sobre los nuevos episodios.

Lo que está por llegar

El avance del duodécimo episodio de Vikings, titulado "Murder Most Fool" nos hace presagiar que la serie seguirá elevando el nivel. La sinopsis nos adelanta que Björn, Ubbe y Lagertha se enfrentarán a un incierto destino cuando la lealtad de Heahmund es puesta a prueba; Floki luchará para entender el deseo de los dioses en Islansia y Ivar podría encontrar a su alma gemela en Kattegat (¿Freydis?).

Valoración

Vikingos regresa con mucho movimiento, pero con poca contundencia: los personajes se van reposicionando en el tablero de juego de cara a nuevos enfrentamientos.

Hobby

75

Bueno

Lo mejor

El diseño de producción, el partido que se le saca a los paisajes y la forma en la que cada cual busca sus propias estrategias

Lo peor

Los viajes en el tiempo: para algunos personajes para Rollo parece haber pasado una eternidad, para otros, como Lagertha las canas parecen prematuras.