Ir al contenido principal
windfolk
Análisis

Windfolk Análisis del juego de PS Talents para PS4.

Versión comentada: PS4

En el análisis de Windfolk para PS4 descubrimos un prometedor desarrollo español, impulsado bajo el sello PlayStation Talents. El estudio Fractal Fall se estrena con un "shooter" aéreo lleno de buenas ideas y con una realización notable.

Fractal Fall puede ser un estudio pequeño en tamaño, pero no en ambición. En su primer título, Windfolk (un juego apadrinado por Gammera Nest y PlayStation Talents), no se "cortan un pelo" y nos ofrecen un desarrollo cargado de buenas ideas, bien ejecutado y de una estupenda dirección artística. 

Es un juego que vimos por primera vez como proyecto de fin de Master en U-Tad, en el curso 2018, y que ahora recibimos encantados como un juego "completo". Y la verdad es que ha evolucionado mucho desde aquella toma de contacto.

¿Y quiénes son los Windfolk? Esta "gente del viento" es una cultura que habita en el mundo de Eurian, formado por una serie de islas flotantes que recuerdan a las montañas Ayram en Avatar, y que vive en simbiosis con una sustancia, el Trydian, que les provee de energía (y les otorga algunos poderes). También son un pueblo oprimido por La Coalición, que está explotando este mineral para sus experimentos militares. 

La verdad es que no hace falta profundizar mucho más en la historia. La situación se vuelve insostenible y obliga a Esen, una joven muy prometedora (y nuestro personaje en el juego) a levantarse contra la Coalición y devolver las cosas a su curso natural. Sus armas son un fusil de energía, un jetpack y los consejos de Batrax, uno de los oficiales de la resistencia. 

windfolk

Así nos sumergimos en un "shooter" que apuesta por un estilo de juego en 360º, con desplazamiento libre en el aire. A priori, la posibilidad de volar, esquivar proyectiles y teleportarnos, podría complicar el control. Pero no es el caso, y en Windfolk se resuelve la navegación con el jetpack de un modo sencillo y bastante intuitivo.

windfolk

El diseño de los niveles alterna espacios abiertos, cuevas y desfiladeros, y nos permite explorar (brevemente) para conseguir piezas de archivo. Pero la "miga" del juego está en los combates, que surgen constantemente al paso. 

Combates en vuelo

El principal problema de Windfolk está en que estos enfrentamientos, que deberían ser la columna vertebral del juego, no están bien rematados. Mientras que el movimiento en el espacio es muy satisfactorio, el "gunplay" carece de profundidad. En primer lugar, nos encontramos con un área de impacto tan grande que casi no es necesario apuntar para derribar a nuestros objetivos

Tampoco hay diferencia en el daño que causan nuestros proyectiles en las diferentes partes del cuerpo, y las armas no tienen un "feedback" que sea distintivo; el retroceso en un juego que se desarrolla en el aire podía haber implicado mayor profundidad en el control, pero se ha obviado.

windfolk

Los enemigos son poco variados, y no combaten de un modo inteligente. Y con todo, estos enfrentamientos son bastante entretenidos, y resultan muy asequibles para todo tipo de jugadores. En particular, hemos disfrutado cuando el juego apuesta por nuevas mecánicas, como derribar o proteger naves, o escapar de una cueva antes de que se derrumbe sobre nuestras cabezas.

Una vez que hayamos terminado la historia, podemos regresar a los escenarios en el modo arcade, y poner a prueba las habilidades aprendidas en carreras contrarreloj, que le sacan el máximo partido a unos mapas intrincados y con un diseño muy llamativo.

windfolk

De hecho, la dirección artística y la recreación de niveles (con motor Unreal Engine) están a un buen nivel. Y aquí me permito hacer "patria" y comentar que en el apartado de animación 2D ha colaborado nuestra compañera Mariló Delgado, como parte de Cafelito Animation Studios.

windfolk

También resulta excelente la banda sonora, orquestal y dinámica (que contrasta con unos efectos de sonido un tanto pobres, y un doblaje al castellano "suficiente").

windfolk

Un desarrollo ambicioso al que le falta trabajo

Habíamos comenzado este texto diciendo que Windfolk es ambicioso -mucho para tratarse de un primer desarrollo- y en nuestra opinión ha conseguido lo más difícil; unas buenas mecánicas de vuelo en entornos atractivos y capaces de sorprendernos. Sin embargo, hay muchas ideas que se han quedado casi en el planteamiento. 

Le falta desarrollo a la historia de Eurian y a la relación entre Esen y Batrax (además de su archienemigo Russell). La exploración no se aprovecha demasiado, y los combates piden a gritos mayor profundidad en el tratamiento de las armas, variedad de enemigos y progreso de las habilidades. 

windfolk

Nos gusta mucho el personaje de Esen, sus poderes y el mundo que habita, y estamos seguros de que los próximos trabajos del equipo seguirán demostrando su buen hacer. 

Valoración

El estudio Fractal Fall nos brinda un "shooter" aéreo lleno de buenas ideas, que alcanza el notable en muchos aspectos, pero que tropieza con unas mecánicas de disparo demasiado simples. Destacan sus escenarios intrincados y muy coloridos, y el diseño de su protagonista, Esen.

Hobby

65

Aceptable

Lo mejor

Unos niveles exóticos e intrincados, que podemos recorrer con un sencillo sistema de vuelo. 

Lo peor

El "gunplay" no requiere mucha precisión, no marca la diferencia en el uso de las armas... y pierde emoción por la escasa IA de los enemigos.

Y además