Assassin's Creed III - Sigilo

El "ABC" de un asesino es el anonimato y el sigilo. Andar por unas tierras literalmente plagadas de enemigos exige que pases la mayor parte del tiempo sin llamar la atención.

  • En las ciudades usa los callejones para desplazarte, evitando en lo posible las calles principales.

  • No realices ciertos actos a la vista de las fuerzas inglesas: robos, asesinatos, ir con el arma desenfundada, subir a los tejados o acceder a zonas restringidas. El que les arrolles con el caballo tampoco les sienta muy bien.

  • Vigila tu nivel de anonimato y actúa en consecuencia en todo momento.
 

  • Si estás en busca o captura puedes hacer varias cosas para volverte anónimo de nuevo: dar esquinazo a tus perseguidores, esconderte en un pozo o montón de paja,  sobornar a los pregoneros o dueños de imprentas o arrancar los carteles con tu rostro que veas en las paredes.
 

  • El minimapa es fundamental pues en él se mostrará la disposición de tus enemigos y sus rutas.
 

Guía y trucos de Assassin's Creed III