Dead Space 2 - Clases de Ingeniería

La amenaza de los Necromorfos te pondrá a prueba hasta niveles insospechados. Aunque es posible que ya seas un experto en el arte de la aniquilación de estos seres, no está de más que prestes atención a los siguientes consejos:

- No hay juego en el que sea más cierto el consejo de que aprendas a usar tus armas. Cada enemigo, por resistencia, patrón de ataque o movilidad, ha de ser aniquilado con un arma determinada. Aprende y aprovecha.

- Tu principal preocupación será encontrar munición. Saquead todos los cadáveres que veas, registra todas las cajas verdes y examina cada rincón.

- Usa la cinética. No sólo para colocar baterías, sino para lanzar objetos a tus enemigos y atraer hacia ti distintos suministros.

- Las cargas de estabilización son imprescindibles del todo. Si crees que en una zona puedes ser atacado por necromorfos, espera a que se recargue tu nivel de carga.

- Usa los nodos de energía sabiamente. Al principio, céntrate en la resistencia del traje y el nivel de daño de tus dos armas principales.

- Busca siempre una pared o rincón al que pegarte. Tus enemigos suelen atacar desde varios lugares a la vez. Procura no dejarles tu espalda al descubierto.

- Tú oído es casi tan importante como la vista. En muchas ocasiones sabrás que tipo de necromorfo te espera y donde se esconde si escuchas con atención.

- Camina poco a poco. Al entrar en una estancia o corredor, hazlo lentamente, así evitarás que todos los necromorfos que te esperan salgan a la vez.

- Aprovecha las bombonas explosivas y los recipientes paralizadores en tu favor para acabar o detener a tus enemigos. Los ventanales que dan al espacio también son útiles si sabes usarlos a tu favor.

- Los enemigos “explosivos” son una excelente noticia si están junto a otro cualquier tipo. Dispara contra ellos y llévate por delante a los demás.

- No dejes ni un cadáver humano de una pieza. Nunca se sabe si se transformarán en necromorfos.

Guía y trucos de Dead Space 2