The Legend of Zelda Skyward Sword - 09.2. Cantar del Héroe

Tu siguiente objetivo es hablar con los dragones de cada una de las tres regiones para que te enseñen las distintas partes del Cantar del Héroe. Empieza por ir a la región del Bosque de Farone, donde lucharás contra El Durmiente. Repite las mismas técnicas de antes hasta que El Durmiente ¡se ponga a volar! Bombardéalo para que caiga. Luego Malton se quedará sin bombas y tendrás que subir por los chorros de aire hasta donde está, ¡y el proyectil serás tú! Malton te lanzará con la catapulta y te enviará encima de su cabeza, donde podrás clavarle la piedra del sello a espadazos. Luego cierra el sello desde abajo con el rayo celestial de tu espada.

A continuación Malton te enviará con su catapulta al Bosque de Farone, que está completamente inundado. Bucea hasta el fondo del gran árbol central para meterte por el camino que lleva a su interior, y asciende hasta toparte con la Dragona del agua. Te pedirá que superes un desafío: atrapa una especie de peces con forma de notas musicales bajo el agua, para formar la partitura de su parte del Cantar del Héroe. Antes de nada, sigue ascendiendo el árbol hasta que veas, tras unos enemigos, un borde hacia la derecha en el que hay unas sacraliposas revoloteando. Mira abajo y verás unas plantas flotando en el agua; lánzate de modo que caigas sobre la segunda que hay delante de ti y le darás la vuelta, dejando al descubierto la nota mejor oculta de las colocadas. El resto no son complicadas, sólo tienes que explorar bajo el agua hasta que las encuentres. Hay algunas individuales (como la que acabamos de comentar), pero también las hay en grupo y necesitarás cogerlas seguidas para retenerlas. El movimiento torbellino te será muy útil, ya que al realizarlo irán hacia ti las notas cercanas. Hay una escondida detrás de una roca, golpea con un ataque torbellino al enemigo explosivo que hay cerca para destruir las rocas. Cuando hayas cogido unas cuantas, el jefe Kuy te pedirá que vayas a hablar con él. A partir de entonces podrás utilizar la función de rastreo para atrapar las que te queden. Cuando las tengas todas, ve al lugar donde viste hace un rato a la Dragona del agua y te enseñará su parte del Cantar del Héroe.

Tu siguiente destino es el Volcán de Eldin. Cuando llegues, los enemigos te harán prisionero y te quitarán todos tus objetos. Intenta coger el barril que hay en la prisión y aparecerá un moguma que te dará tus guantes, con los que podrás meterte por el agujero y salir por la otra parte. Tendrás que avanzar sin que te vean los enemigos para ir recuperando tus objetos. A través de agujeros podrás llegar hasta el cofre en el que está el Ánfora de aire, y más adelante podrás recuperar las Zarpas. Úsalas para moverte a través de las plantas voladoras hasta una enredadera, súbete a una de las plataformas que se mueven por la lava y más adelante engánchate a otra enredadera. Coge una flor bomba para derribar la torre de vigilancia y podrás recuperar el Látigo. Úsalo para elevar una planta voladora detrás de las rejas y poder engancharte a ella para pasar. Luego coge flores bombas para destruir las rocas que te impiden el paso, y sube por la corriente de aire. Desciende hasta la zona donde está la entrada al Templo Terrenal, y podrás recuperar el Tirachinas (por el río de lava descendiente en el que se mueven plataformas; lanza una bomba a la torre de vigilancia) y el saco de bombas: usa el Tirachinas para aturdir a los enemigos, y tras encargarte del que hay subido en la torre métete en el agujero de al lado. Ahora ve a la cima del volcán y recuperarás la Espada Maestra

Luego ve a la zona de lava y móntate en una de las plataformas móviles. Sube por las escaleras y salta a la izquierda. Sigue el camino hasta que unas plantas, dale una estocada a una para retener la bola de agua y lánzala a la lava para formar una plataforma y alcanzar el cofre con el resto de tus objetos. Luego lanza una bomba para destruir las rocas y poder volver donde estabas antes, y vuelve a cruzar la lava en una plataforma móvil y a subir las escaleras. Esta vez sigue todo recto, corta los hilos del mecanismo del puente con la espada y con el Telescarabajo y conocerás al fin al Dragón del fuego, que te enseñará su parte del Cantar del Héroe.

Ahora dirígete a la región del Desierto de Lanayru y ve a las Cuevas de Lanayru, donde había un goron junto a un muro de piedras. Lanza una bomba rodando por el estrecho conducto para destruir las piedras y pasa a través del conducto. Así llegarás a una nueva zona: el Desfiladero de Lanayru. Sin embargo, te encontrarás con los huesos del cadáver del Dragón del trueno. ¿Qué hacer ahora? Para empezar, ve donde está la puerta con cerradura y sigue el camino hasta el borde. Lanza desde ahí el Telescarabajo para que recoja un objeto que verás brillar (una llave pequeña). Ahora podrás abrir la puerta y seguir el camino con las Zarpas hasta una vagoneta. Golpea la roca azul que contiene y sigue el camino a su lado. Tendrás que enfrentarte a numerosos enemigos en su recorrido, activar interruptores subiéndote por enredaderas, engancharte a dianas con las Zarpas, cruzar partes con el Látigo y subir corriendo un camino de arenas movedizas para activar un tirador. Finalmente, la vagoneta llegará donde están los huesos del Dragón del trueno y la influencia de la roca azul lo revivirá. Sin embargo, estará tan enfermo que no podrá ni cantarte su parte del Cantar del Héroe. Busca un puente cercano (hay un robot justo al lado) y síguelo. Corre por las arenas movedizas para llegar hasta la plataforma, despeja la arena con el Ánfora de aire y golpea la roca azul. Coge la semilla y dirígete al Templo del Presidio, donde deberás entrar por el portal del tiempo. Coloca la semilla en el pasado y luego atraviesa de nuevo el portal y verás que el árbol ha crecido. Corre y rueda contra él para que caiga el fruto, y llévaselo ante el Dragón del trueno para que recupere su salud y te enseñe su parte del Cantar del Héroe. Además, te dará la posibilidad de enfrentarte a experiencias que ya hayas vivido (juicios del espíritu y combates contra jefes).

Vuelve a Celéstea y ve al lugar donde está Narisha. Salta otra vez sobre su espalda: hablarás con él y aprenderás por fin el Cantar del Héroe. Además, te acompañarán los tres dragones. ¡Con ese fruto realmente salvaste la vida del Dragón del trueno, que ahora sigue vivo también en el presente y ya no es un montón de huesos!

Guía y trucos de The Legend of Zelda Skyward Sword