The Legend of Zelda Spirit Tracks - Altar del Fuego

La litografía ya es tuya. Ahora disfruta de una secuencia de video y, cuando Radiel te envíe junto al tren, dile a Zelda que os dirigís a la Región de las Nieves. Súbete al tren y toma el camino que hay al este para llegar a la Región del Fuego. Una vez allí, ve al punto más al este de las vías: la Aldea Goron.

Sube por las dos escaleras que hay al oeste, y continúa en esa misma dirección hasta llegar a otra zona de la aldea. Avanza entre las rocas rodantes ocultándote en cada recoveco de la pared (3).


(3) Ten cuidado con las rocas

Sube las pequeñas escaleras y avanza de la misma forma entre la siguiente hilera de rocas. Acabarás llegando a una zona con una esfera, y unos salientes en la pared del oeste. Colócate lo suficientemente cerca del saliente como para llegar con el látigo, de manera que alcances también a darle a la esfera con el bumerán. Golpea primero la esfera, coge rápido el látigo, y avanza hacia el norte por los salientes de la pared para cruzar el puente antes de que acabe el efecto de la esfera. En cuanto cruces, avanza directo hacia el norte para llegar ante el Maestro Llavero. Vuelve luego a la estación y, tras obtener un furgón extra para tu tren, ve a la Región de las Nieves y visita la Aldea Niveosita.

DE HIÉLOSTON A ALDEA GORON
Una vez allí, habla con el niveosita que hay junto al pequeño lago del noroeste y ofrécete para llevarle. Vuelve al tren y pon rumbo al este: al Lago Hiéloston. Ve a hablar con el niveosita que, nada más llegar, ha ido corriendo al lago. Cuando te pida que te vayas, entra un momento en la caravana que hay al este, sal y vuelve a hablar con el niveosita. Cómprale los bloques de hielo y vuelve a la Aldea Goron.

Una vez en la Región del Fuego, gira al norte en la primera oportunidad que tengas y da un rodeo para llegar a la Aldea Goron, ya que si tomas el camino más corto, un tren diabólico saldrá de frente a por ti.

Nada más llegar a la aldea, ve al oeste a hablar con el Maestro Llavero. Luego ve a la casa más grande y más al norte de la aldea. Habla con el gorojefe de la goroaldea, que te dará paso al Altar del Fuego.

LA ESTATUA DE LA LUZ
Para superar la cueva, avanza hasta llegar a un interruptor que hay en el suelo. Písalo y cruza por los puentes que has desplegado para salir al exterior. Sigue avanzando hasta llegar a la zona de las antorchas, enciéndelas todas y cruza por el puente para llegar a la zona este del mapa… una zona llena de estatuas. Colócate entre la estatua del centro y la de su derecha y toca la melodía “Sonidos de la luz”.

Gracias a la estatua de la luz, la puerta se abrirá y podrás entrar a hablar con Calderón, el sabio protector de la Región del Fuego. Vuelve a hacer uso de tus habilidades musicales y acompaña a Calderón en la interpretación de la “Melodía del Fuego”. Cuando lo consigas, ve directo al Templo del Fuego por las nuevas vías que han aparecido.

A POR LAS TRES LLAVES
Para poder entrar en el templo, antes tendrás que derrotar a los monstruos que portan las tres llaves (4). Traza tu ruta de manera que te los vayas encontrando de cara. Cuando te estés enfrentando a uno de ellos, haz sonar el silbato con un toque corto y otro largo. El monstruo quedará completamente aturdido y podrás golpearle con una bala de cañón. Automáticamente la llave será tuya. Repite el mismo proceso con los otros dos y pon los pies en el templo antes de que vuelvan a por ti. Es cosa hecha.


(4) Acaba con ellos y recupera las tres llaves

Guía y trucos de The Legend of Zelda Spirit Tracks