Resident Evil Code Veronica X - 09. La residencia privada

 

Después de visitar a fondo las instalaciones de entrenamiento, es hora de volver al palacete. Coloca en tu inventario las dos Lugers y ve hacia la puerta que hay en (11), al fondo, y que todavía no has podido abrir. En dicha puerta verás dos huecos donde colocar las dos pistolas que recibiste de Steve. Hazlo y se abrirá, pudiendo así pasar a (37). En este especie de despacho encontrarás un cargador y un memorando encima de la mesa que pone:

1º número: izquierda, derecha

2º número: izquierda

3º número: derecha

4º número: derecha, derecha, derecha.

A su lado hay un ordenador que debes encender para que, tras una pequeña intro, te pida un password y se encienda una luz en la caja de música que hay en la pared. No teclees todavía nada y examina el reloj para descubrir que tiene un par de botones y una “ventanita” en la que se muestra un número. Debes pulsar los botones izquierdo y derecho siguiendo las instrucciones que leíste en el memorando. Cada vez que completes un paso, apunta el número que sale en la ventana y obtendrás como resultado la cifra 1971.

Como ya habrás adivinado, esa cifra en la que debes introducir como password en el ordenador. Gracias a tu perspicacia, la caja de música se retirará y dejará al descubierto una puerta secreta por la que pasar a un pasillo secreto, además de hacer que recibas una inesperada visita de un “bracitos”. Cuando te libres de tan molesto invitado, pasa por la entrada secreta a (38) y camina por el pasillo que hay a continuación hasta que llegues a la Residencia Privada de los hermanos Ashford, a (39).


En esta ruinosa entrada te esperan dos especimenes de bandersnatch que puedes matar o esquivar para llegar hasta la escalera que lleva a las mismas puertas de la residencia. Coge la hierba roja que hay junto a la barandilla y disponte a entrar con el mechero en la mano.

Gracias a la tenue luz que te proporciona el mechero, los murciélagos que campan a sus anchas por (40) no se atreverán a morderte la yugular, aunque siempre puedes acabar con ellos si vas a tope de munición. Olvida de momento las escaleras y pasa por la puerta que hay a la izquierda de la misma, a (41). No preguntes y corre a la pared que hay a la derecha de la puerta, hacia el fondo. Apunta automáticamente y empieza disparar con la pistola a un bandersnatch que queda fuera de tu ángulo de visión. Cuando oigas su gruñido al morir, ve hacia el otro extremo de la sala y enciende la chimenea usando el mechero (algo que hay que hacer en todos los capítulos de la saga, ¿verdad?). Con toda habitación mejor iluminada, busca bien y encontrarás un cargador, unas flechas y unas cintas de tinta.

Ahora sal a (40) y sube las escaleras, siempre con el mechero en la mano, si no has despejado la zona de murciélagos. En el último piso encontrarás sobre una mesa un spray y un cargador.

Cruza ahora la puerta que hay al lado y en el pasillo podrás escuchar una conversación entre los diabólicos gemelos. Luego busca una hierba verde en ese pasillo y entra en (42). Examina la caja de música que hay en la habitación y observa las piedras preciosas que tiene incrustadas para luego cerrar la tapa. Esto provocará que unas escaleras que hay sobre la cama se eleven temporalmente y puedas coger la llave de plata que había debajo. Sal de nuevo al pasillo y ve hasta el otro extremo, cogiendo por el camino un cargador de encima de una mesa. Entra en (43) y busca en el tocador el documento “Mensaje”, reparando además en otra caja de música que, al igual que la otra te será inútil de momento.

Guía y trucos de Resident Evil Code Veronica X