Assassin's Creed 4: surcando el Caribe pirata

Ubisoft ha decidido situar Assassin´s Creed IV en la Edad de Oro de la Piratería. Pero, ¿qué sabemos exactamente acerca de esta época? ¿Cómo afectará este periodo histórico al desarrollo de Black Flag? ¿En qué lugares podremos izar nuestra bandera negra? Vamos a intentar arrojar un poco de tierra (a la vista) sobre el asunto.

Desde que fue anunciado oficialmente, son innumerables las ocasiones en las que hemos leído que Assassin´s Creed IV Black Flag estará ambientado en el Caribe de principios del siglo XVIII, justo en el final de la Época Dorada de la Piratería. Pero, ¿cuándo, dónde y por qué fue una Edad de Oro para los piratas y corsarios?

Aunque la piratería es casi tan antigua como la propia navegación y los asaltos marítimos han sido una constante a lo largo de la historia desde, al menos, el siglo V a.C, la edad dorada de la piratería se fija, aproximadamente, entre 1690 y 1720, periodo en el que el Caribe se transformó en un auténtico hervidero de refriegas navales debido a la confluencia de muchas de las rutas de comercio españolas, portuguesas, inglesas y holandesas, y que convirtieron a la zona en un auténtico "caramelo" para los piratas, ávidos de hacerse con los barcos europeos cargados con las riquezas procedentes de la colonización de América.

A este constante ir y venir de mercancía había que sumar la abundancia de pequeñas islas, muchas de ellas sin habitar ni cartografiar en esa época, por lo que los piratas encontraron una situación ideal para esconderse u organizar sus acciones delictivas, haciendo que el boca a boca de riqueza "fácil" desembocara en un crecimiento de masivo de piratas en islas como Nueva Providencia (Bahamas), donde se estima que a principios del siglo XVIII vivían más de 1000 piratas en sus costas.

Justo esa época (1715) y ese lugar (las Indias Occidentales) será el escenario elegido por Ubisoft para ambientar Assassin´s Creed IV Black Flag, en el que aseguran que habrá más de 50 localizaciones diferentes, entre las que podremos navegar a bordo de nuestro barco con total libertad, y de las que destacarán 3 grandes ciudades: La Habana, Kingston y Nassau.  Os las señalamos en un mapa actual, que el del siglo XVIII lo tenemos en el tinte.

La capital de Cuba ha sido descrita por los creadores del juego como la el escenario más "europeo" del juego, por lo que se espera que ofrezca las misiones más clásicas de Black Flag, con altas edificaciones y tejados a los que trepar. Según Ubi, recordará a la Florencia renacentista que visitamos en Assassin´s Creed 2 junto a Ezio Auditore.

Con un estilo similar al Boston de Connor Kenway en Assassin´s Creed 3, Kingston será la segunda de las grandes localizaciones que podremos visitar en Black Flag. Fundada en 1693 tras el terremoto que asoló Port Royal, la actual capital de Jamaica vivía una auténtica época de esplendor en el momento que Edward kenway la visita, siendo -en ese momento- la ciudad principal y centro neurálgico del comercio en Jamaica.

Por último, Nassau será el mayor exponente pirata del juego; la zona en la que los que juguemos con el parche en el ojo nos sentiremos como en nuestro camarote y donde acudiremos a echar un buen trago de grog en alguna de sus tarbernas. Con ciudadanos tan ilustres como el mítico Barbanegra, la ciudad llegó a ser proclamada como la "República de los Corsarios", por lo que es de esperar que sea la localización donde disfrutemos de la ambientación más "auténtica" y pirata del juego.

De todos modos, y dejando el grog de lado, Ubisoft ha querido dejar claro que Assassin´s Creed IV Black Flag huirá de los mitos y clichés piratas que han favorecido juegos The Secret of Monkey Island o películas como Piratas del Caribe, y que hará todo lo posible por reflejar la verdadera historia de los hombres y mujeres que luchaban por sobrevivir día tras día, sufriendo una fuerte precariedad y unas terribles condiciones de vida con la esperanza de una futuro mejor.

Y es que, al contrario de lo que proclama la popular canción, parece ser que en aquella época la vida pirata no era la vida mejor, pero -como la vamos a disfrutar desde casa y no nos va a tocar mojarnos ni los pies- sí que creemos que es una apasionante y rica elección para ambientar la nueva entrega de Assassin´s Creed. ¿No os parece?

Ir a la ficha Escribe tu análisis