Better Call Saul se situará antes, durante y después de Breaking Bad

El spin off de la popular serie de AMC tendrá una línea temporal flexible para permitir el regreso de Walter White, el personaje favorito de la aclamada serie. Se estrena en el 2015 y la segunda temporada ya fue confirmada.

Los seguidores de Breaking Bad ya pueden estar tranquilos. Según han confirmado los productores de Better Call Saul la serie tendrá una línea temporal flexible para facilitar el regreso del protagonista del original, el tímido profesor convertido en capo de la droga Walter White.

El anticipado spin off de la popular serie de AMC confirma así el posible retorno de Bryan Cranston así como el de otros personajes de la serie. Aunque inicialmente Better Call Saul se planteó como una precuela centrada en la trayectoria de Saul Goodman (Bob Odenkirk) antes de convertirse en el abogado de White, según explicó el productor ejecutivo de la serie Peter Gould a The New York Daily News, la serie utilizará tanto flashbacks como flashforwards, es decir, saltos temporales hacia el pasado y hacia el futuro, a lo largo de varias décadas, incluida la época en la que Walter White cocinaba y vendía metanfetaminas.

"Una de las mejores cosas de tener una línea temporal flexible es que algunos acontecimientos tendrán lugar antes de Breaking Bad, en Breaking Bad, y después Breaking Bad", afirmó Gould. “Esto nos permite recuperar personajes que murieron en Breaking Bad”, añadió.

No obstante, el productor ha querido señalar que, si bien le gustaría que Brian Cranston apareciera en el spin off o, al menos, fuera un actor invitado, Better Call Saul tendrá su propia esencia y contará su propia historia más allá del original.

El padre de Breaking Bad Vince Gilligan se ha encargado de la dirección del piloto y será co-showrunner junto a Gould, creador del personaje de Saul. La primera temporada de Better Call Saul contará con 10 episodios cuyo estreno está previsto para principios de 2015, pero la cadena debe estar encantada con el resultado porque ya ha renovado la serie por una segunda temporada de 13 capítulos.

Además de a Bryan Cranston, en la serie podremos volver a ver a Mike (Jonathan Banks). Entre las nuevas incorporaciones se encuentra Michael McKean (El ladrón de palabras) que dará vida al doctor Turber, un talentoso abogado que ve cómo su carrera se frena debido a una dolencia extraña.