Bulletstorm, censurado en Alemania

Estas noticias son siempre recurrentes cuando se habla del binomio formado por Alemania y esos juegos que gustan regar la pantalla con unos cuantos litros de sangre. Así que Bulletstorm, que nunca ha ocultado su cara más salvaje, tenía todas las papeletas para tener un +18 en su carátula y, de paso, ser censurado. Y así será.

Como mandan los cánones alemanes en esto de los juegos, nada de sangre roja, nada de salpicar la pantalla y nada de desmembrar a los enemigos. Por muy malos y deformes que sean. La ley es la ley y si Carmageddon (que Dios le tenga en su gloria) tuvo que cambiar la sangre roja por otra verde... ¡¡Bulletstorm no iba a ser menos!!

Así que ya sabéis, si os dais una vuelta por Alemania (últimammente son muchos los que van por allí), comprad esta versión limitada de Bulletstorm porque formará parte de vuestra colección de rarezas.