La Comic Con, en contra del acoso sexual a cosplayers

La organización de la Comic Con no tolerará acoso a cosplayers. Después de que un movimiento de Change.org pidiera la creación de políticas anti-acoso, la convención replica que ya existen estas normas dentro de su código de conducta general.

La San Diego Comic Con está en contra del acoso sexual a cosplayers. Aunque, eso sí, tampoco piensa aplicar nuevas políticas para luchar contra él. Así lo ha hecho saber la organización de la gran convención de cómic, cine y frikismo a través de su responsable de prensa, David Glanzer, después de que el movimiento Geeks for CONsent lanzara una petición a través de Change.org para solicitar que esta convención, al igual que otras estadounidenses, se creara una política en contra de estas prácticas.

"Stop sexual harassment at San Diego Comic Con, create a formal anti-harassment policy" (Detened el acoso sexual en la San Diego Comic Con, cread una política formal anti-acoso), que así se llama la petición que hasta la fecha ha reunido más de 2000 firmas, pretende acabar de una vez con todo con la incomoda y humillante situación de cossplayers que sufren acoso por parte de los asistentes. 

¿A qué tipo de acoso nos referimos? Desde tocamientos no consentidos, hasta que se les pida desnudos explícitos y públicos, pasando por palabras que van más allá del simple piropo o del elogio al disfraz, lo cual ocurre cuando alguien confunde "enseñar carne porque es así el personaje" con una "invitación para tocar de forma gratuíta".

Es muy posible, incluso que estas prácticas ya las hayáis presenciado durante vuestra asistencia a las convenciones de cómic españolas, en las que un escote picarón o un torso descubierto son tomados como simple carnaza.

Independientemente de lo que ocurra en nuestro país, en EEUU estas denigrantes actuaciones comienzan a ser tan habituales que la pasada Emerald City Comic tuvo que ser pionera en su lucha. Para denunciar el acoso y concienciar a los asistentes acerca del respeto a cosplayer,  esta otra convención colgó durante su celebración el siguiente póster, tratando de advertir que el cosplay no era una invitación al sexo ni al tocamiento no consentido. 

Por su parte, San Diego Comic Con y David Glanzer, director de marketing y relaciones públicas de la Comic-Con y otras convenciones norteamericanas,  han señalado que no se va a crear nuevas políticas específicas en contra del acoso sexual ya que la organización del evento está desde el principio en contra de que se moleste y acose a sus participantes. De hecho, Glanzer ha aducido que esta política que se pide ya existe  y que está integrada dentro del código de conducta de la convención. En dicho documento se espefica que: 

"Los asistentes debe respetar con sentido común las reglas para el comportamiento público, la interacción personal, la cortesía y el respeto a la propiedad privada. El acoso o las actitudes ofensivas no serán toleradas. Comic-Con se reserva el derecho a revocar, sin devolver el dinero, la membresía y las acreditaciones de cualquier asistente que no cumpla estas políticas. Las personas que se encuentren en situaciones en las que sientan que su seguridad corra riesgo o que sienta que otro asistente no cumple estas políticas, inmediatamente deberá contactar con un miembro de seguridad, o un miembro del staff, para que la cuestión sea gestionada de manera expeditiva".

Code of Conduct
Attendees must respect common sense rules for public behavior, personal interaction, common courtesy, and respect for private property. Harassing or offensive behavior will not be tolerated. Comic-Con reserves the right to revoke, without refund, the membership and badge of any attendee not in compliance with this policy. Persons finding themselves in a situation where they feel their safety is at risk or who become aware of an attendee not in compliance with this policy should immediately locate a member of security, or a staff member, so that the matter can be handled in an expeditious manner.

Además, David Glanzer ha aclarado que aunque efectivamente las políticas no están destinadas específicamente al trato con cosplayer, considera de sentido común tratar con el mismo respeto a la gente disfrazada que a la que asiste con ropa de calle. A pesar de ello, Glanzer sugirió que es posible que durante la próxima celebración de la San Diego Comic Con, se repartan panfletos informativos y que se pida la presencia policial en el evento a fin de evitar el acoso sexual a cosplayers.

Fuente: Comic Book Resources