Deadpool 2 - Miller sobre su salida de la dirección: "No os creáis lo que leéis"

Deadpool 2 proximamente

La salida de Tim Miller de la dirección de Deadpool 2 ha sido un buen varapalo para los seguidores de las aventuras del Mercenario Bocazas en la gran pantalla. Mucho se ha dicho acerca de las famosas "diferencias creativas" existentes entre el director y Ryan Reynolds, su principal protagonista y productor, e incluso el propio actor se ha pronunciado sobre la salida de Miller; pero la realidad parece esconder una serie de causas subrepticias si nos atenemos a sus primeras y últimas declaraciones al respecto.

Algunas de las razones de la disputa entre ambos pesos pesados en Deadpool y que más han corrido por los medios de comunicación fueron el interés de Miller en aumentar el presupuesto de Deadpool 2 hasta tres veces para nivelarse con el resto de películas del género, así como su predilección personal por Kyle Chandler para interpretar a Cable. Pues bien, en una ronda de preguntas y respuestas, Tim Miller ha explicado la situación de su salida de la dirección Deadpool 2.

Collider fue el portal que recogió esta ronda de preguntas y respuestas a Miller, y el director quiso aprovechar para limpiar un poco la situación —y, dicho sea de paso, barrer para casa—:

"Sólo quiero decir una cosa a nuestra audiencia friki de ahí fuera, porque para mi es importante lo que piensen, porque son mis hermanos y hermanas. Yo no quería hacer una película más estilizada que tuviese tres veces más presupuesto. (...) Quería hacer el mismo tipo de película que hicimos antes porque creo que esa es la película acorde al personaje. Así que no os creáis lo que leéis en Internet. Quería hacer lo mismo. Kyle Chandler no iba a ser Cable. Todas estas cosas que he podido leer me han matado un poco".

Las justificaciones de Miller llegan un poco tarde después de todo lo que se ha dicho en los medios, pero más curioso es todavía que no haya ofrecido ningún tipo de razón real para su salida más allá de negar aquellas a las que se le había achacado. A pesar de todo, y en un tono conciliador similar al que Ryan Reynolds tuvo hace algunos días, Miller dice haber disfrutado de la experiencia: "Aunque algunas personas digan que 'La película fue muy difícil de hacer", fue una gozada hacerla. Creo que se nota cuando se ve en la pantalla. Lo pasamos muy bien. Tuvimos algunas discusiones en la postproducción, pero nada fuera de lo común. (...) Ha sido la mejor experiencia de mi vida y le deseo [a todo el equipo] todo lo mejor. Adoro el personaje y a los actores y quiero verlos triunfando otra vez", concluye el exdirector de Deadpool.

Lecturas recomendadas